Programa electorial de Obama del 2008

Programa electoral de Obama del 2008

Con que programa se presento obama a las elecciones del 2008?

Programa electoral de Obama del 2008

Alguien conoce los puntos básicos?¿?

GD Star Rating
a WordPress rating system
Programa electorial de Obama del 2008, 10.0 out of 10 based on 5 ratings
Compartelo con tus amigos!!!

Artículos relacionados:

2 comentarios
  1. Los temas de la campaña y que aparecían en su programa electoral fueron:
    – finalizar la guerra de Irak
    – fortalecer a EEUU en el extranjero
    – erradicar la corrupción en Washington
    – asegurar la independencia energética
    – cumplir con sus veteranos
    – crear un sistema de salud eficiente
    – mejorar sus escuelas
    – proteger su país contra el terrorismo y el odio que tiene como – – – – prejuicio creado por Bush
    – regular la inmigración y las fronteras
    – formalecer a las familias y comunidades
    – proteger el derecho al voto
    – conciliar la Fé y la política

  2. En la página web de Barack Obama contemplaba los siguientes aspectos:

    Fortalecer a los Estados Unidos en el extranjero
    “Es hora de una nueva alianza de las Américas. Después de ocho años de las erradas políticas del pasado, necesitamos un nuevo liderazgo para el futuro. Tras décadas de presionar por una reforma de arriba para abajo, necesitamos una agenda que avance la democracia, la seguridad y la igualdad de oportunidades. Mi política estará guiada por el principio sencillo de que lo que es bueno para el hemisferio es bueno para los Estados Unidos. Eso significa medir el éxito no sólo por los acuerdos que se logran entre gobiernos, sino también por el grado en que se realizan las esperanzas del niño de las favelas de Río, se logra la eficiencia de la policía en la Ciudad de México y se reduce la distancia entre Miami y La Habana.” -Barack Obama, discurso en Miami, Florida, el 23 de mayo de 2008
    El problema
    La política estadounidense hacia Latinoamérica ha fracasado
    La política de George Bush en las Américas ha sido negligente hacia nuestros amigos, ineficaz ante nuestros adversarios, desinteresada en los problemas que le importan a los latinoamericanos, e incapaz de avanzar nuestros intereses en la región.
    Ausencia de una visión clara
    La situación de las Américas ha cambiado, pero no hemos cambiado con ella. En vez de ofrecer una visión que compita con la de demagogos como Hugo Chávez, nos hemos cruzado de brazos.
    El plan de Barack Obama y Joe Biden
    Comenzar un nuevo capítulo de participación con Latinoamérica y el Caribe
    Barack Obama propone una diplomacia activa en Latinoamérica desde su primer día como presidente. Seguirá una agenda ambiciosa para extender la democracia, la seguridad y la igualdad de oportunidades por todo el hemisferio.
    Renovar la diplomacia estadounidense
    Como presidente, Barack Obama restablecerá los vínculos diplomáticos con Latinoamérica y el Caribe, vínculos que se han debilitado bajo el gobierno del presidente Bush. Obama está dispuesto a iniciar relaciones diplomáticas con los líderes de todos los países, tanto amigos como enemigos. Se harán con cuidado los preparativos que sean necesarios, pero mandará el mensaje de que Estados Unidos está listo para negociar y tomar la iniciativa.
    Promover la democracia en Cuba y en todo el hemisferio
    No hay mejores embajadores para la libertad de Cuba que los cubanoamericanos. Como presidente, Obama autorizará las remesas y los viajes familiares irrestrictos a la isla. Tomará medidas para liberalizar las relaciones con Cuba, y ofrecerá incentivos como la relajación del embargo comercial y la ayuda exterior para alentar el cambio en la Isla. Asimismo, utilizará una diplomacia bilateral, enérgica y de principios, y enviará un mensaje importante: si el gobierno que sucede a Fidel da pasos importantes hacia la democracia, empezando por la liberación de todos los presos políticos, los Estados Unidos dará pasos para normalizar las relaciones y relajar el embargo que ha regido las relaciones diplomáticas entre ambos países durante las últimas cinco décadas.
    Buscar la seguridad energética
    Barack Obama reunirá a los países de la región en una nueva Sociedad Energética de las Américas con el propósito de trazar una ruta hacia el crecimiento sostenible y la energía limpia. Obama aumentará las inversiones en recursos energéticos alternativos como la energía eólica y la solar, los biocombustibles y el carbón limpio en Latinoamérica. Permitirá a las industrias que emiten carbono en los Estados Unidos recuperar parte de sus costos bajo el sistema “cap-and-trade,” que impone límites y permite el canje, invirtiendo en proyectos energéticos de baja emisión. Obama compartirá tecnologías, aplicará normas ambientales en nuestros acuerdos comerciales y trabajará con instituciones como el Banco Mundial para apoyar este esfuerzo.
    Fomentar las oportunidades desde abajo
    Obama aumentará de manera sustancial la ayuda a Latinoamérica y adoptará un Objetivo de Desarrollo del Milenio para reducir la pobreza a la mitad para el año 2015, aumentando nuestra ayuda exterior unos 50,000 millones de dólares. También dará apoyo a los países más pobres del planeta para que construyan comunidades saludables y con un alto nivel de alfabetización, y al mismo tiempo para que disminuyan la pobreza, desarrollen sus mercados y generen riqueza.
    Una política comercial que funcione para todas las personas en todos los países
    Obama cree que el comercio exterior debe fortalecer la economía estadounidense y generar más empleos en los Estados Unidos. Se opondrá firmemente a los acuerdos que socaven nuestra seguridad económica y usará los convenios comerciales para ayudar a implantar normas laborales y ambientales por todo el mundo.
    Aumentar la seguridad en la región
    Barack Obama piensa que necesitamos una nueva iniciativa de seguridad con nuestros vecinos de Latinoamérica y el Caribe, una iniciativa que se extienda más allá de América Central. Esta iniciativa fomentará la cooperación regional con el fin de combatir las pandillas, el narcotráfico y la actividad delictiva violenta. Y aunará los recursos de los Estados Unidos para apoyar el desarrollo de instituciones policiales y judiciales independientes y capaces.
    Plan para finalizar la guerra en Irak
    “Esta es la verdad: librar una guerra sin fin no obligará a los iraquíes a asumir la responsabilidad de su propio futuro. Y librar una guerra sin fin no hará que el pueblo estadounidense esté más protegido. Así que el día que me convierta en Comandante en Jefe fijaré una meta nueva: pondré fin a esta guerra. No porque la política me obligue. No es porque nuestras fuerzas armadas no puedan resistir la carga, por pesada que sea. Esto es lo tenemos que hacer para garantizar nuestra seguridad nacional y porque es lo que en última instancia mejor nos protegerá del peligro”. —Barack Obama, Fayetteville, Carolina del Norte, 19 de marzo de 2008
    El problema
    Seguridad insuficiente y progreso político en Irak
    Desde que comenzó el aumento de fuerzas y otros recursos militares en Irak, el llamado “surge,” más de 1,000 soldados estadounidenses han perdido la vida, y aunque haya aumentado la seguridad, el gobierno iraquí aún no se ha volcado en el esfuerzo por lograr el acuerdo político entre las diferentes facciones, lo que justificó este aumento de fuerzas. Nuestras fuerzas armadas han ayudado a reducir las bajas civiles en Irak a los niveles que se registraban a principios del 2006. Esto es testimonio del arduo trabajo realizado por nuestros militares, de mejoras en sus tácticas de contrainsurgencia y del enorme sacrificio que han hecho ellos y sus familias. Es también consecuencia de la decisión de muchos sunitas de virarse contra Al Qaeda en Irak y de una pausa en las actividades de las milicias chiítas. Pero la ausencia de un acuerdo político genuino en Irak es consecuencia directa de que el presidente Bush no haya dado al gobierno iraquí la responsabilidad de lograr ese acuerdo.
    Presionar a los militares
    Más de 1.75 millones de soldados, hombres y mujeres, han prestado servicio en Irak o en Afganistán; más de 620,000 han cumplido múltiples turnos de servicio, una carga pesada para ellos y para sus familias. Además, el material bélico se desgasta nueve veces más rápido de lo normal en Irak tras años de uso constante en el duro medio de ese país. Como dijo en marzo el general George Casey, jefe de Estado Mayor estadounidense: “El ejército de hoy está desequilibrado. La demanda actual de nuestras fuerzas armadas en Irak y Afganistán excede la oferta sostenible y limita nuestra capacidad de desplegar fuerzas preparadas si surgen otras eventualidades”.
    Resurgimiento de Al Qaeda en Afganistán
    La decisión de invadir Irak desvió recursos de la guerra en Afganistán, dificultando la captura o eliminación de Osama Bin Laden y otros responsables de los ataques del 9/11. Casi siete años más tarde, el Talibán ha resurgido en el sur de Afganistán, mientras que Al Qaeda ha usado el espacio proporcionado por la guerra de Irak para reagruparse, entrenarse y planificar otro ataque contra Estados Unidos. El 2007 fue el año de mayor violencia en Afganistán desde la invasión en el 2001. La escala de nuestro despliegue en Irak frena nuestra capacidad para terminar la lucha en Afganistán y da lugar a riesgos estratégicos inaceptables.
    Se necesita una nueva estrategia
    La guerra de Irak ha durado más que la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Civil de los Estados Unidos. Más de 4,000 estadounidenses han muerto. Más de 60,000 han sido lesionados. Estados Unidos pude gastar $2.7 billones en esta guerra y sus secuelas, y sin embargo, disfrutamos de menos seguridad en el mundo y estamos más divididos en casa. Con tenaz ingenio y a un alto costo personal, las fuerzas armadas estadounidenses han hallado las tácticas adecuadas para contener la violencia en Irak, pero todavía seguimos una estrategia errónea que no ha logrado que los iraquíes asuman la responsabilidad que les corresponde ni ha restaurado la seguridad de los Estados Unidos y su posición en el mundo.
    El plan de Barack Obama y Joe Biden
    Liderazgo en el que podemos confiar
    En 2002, cuando la opinión en Washington se alineaba con el presidente Bush a favor de la guerra, Obama tuvo el criterio y el valor de oponerse y de advertir el peligro que conllevaba “una ocupación de duración indeterminada, costos indeterminados y consecuencias indeterminadas.” Obama se ha comprometido a poner fin a la guerra de Irak al llegar a la presidencia.
    Traslado responsable y paulatino
    Barack Obama cree que debemos ser tan cuidadosos al salir de Irak como fuimos descuidados al entrar. Inmediatamente después de asumir el cargo de presidente, Obama dará a su Secretario de Defensa y a los mandos militares una nueva misión en Irak: terminar la guerra. La extracción de nuestras fuerzas armadas se llevará a cabo de forma responsable y escalonada, bajo la dirección de comandantes sobre el terreno y en consulta con el gobierno iraquí. Expertos militares creen que podemos trasladar con seguridad nuestras brigadas de combate en Irak a razón de 1 ó 2 brigadas al mes, para terminar el proceso en 16 meses. Eso sucedería en el verano del 2010, más de 7 años después del comienzo de la guerra.
    De acuerdo con el plan de Obama, una fuerza residual permanecería en Irak y la región circundante para llevar a cabo misiones antiterroristas contra Al Qaeda en Irak y para proteger al personal diplomático y civil estadounidense. Obama no construirá bases permanentes en Irak pero seguirá entrenando y apoyando a las fuerzas de seguridad iraquíes para que los líderes iraquíes avancen hacia una reconciliación política y abandonen el sectarismo.
    Concertación política
    Barack Obama cree que EEUU debe presionar al gobierno iraquí para que avance hacia un acuerdo político genuino. No hay solución militar para las diferencias políticas en Irak, pero la política de carta blanca del gobierno de Bush no lleva a los líderes de Irak a asumir responsabilidad por el futuro de la nación, ni a invertir gran parte de los ingresos derivados del petróleo en su reconstrucción.
    El plan de Obama tiene la mayor probabilidad de darle estabilidad duradera a Irak. Una retirada escalonada animará a los iraquíes a asumir mayor responsabilidad por la seguridad de su país y concertar acuerdos políticos, y el ritmo responsable de extracción que propone Obama les da un plazo más que suficiente a los dirigentes iraquíes para que pongan su casa en orden. Mientras se produce otro despliegue de nuestras fuerzas, Obama se cerciorará de que involucremos a representantes de todos los niveles de la sociedad iraquí – dentro y fuera del gobierno – para llegar a acuerdos sobre la repartición de ingresos procedentes del petróleo, la prestación equitativa de servicios, el federalismo, el estatus de los territorios disputados, las elecciones, la ayuda a los iraquíes desplazados y la reforma de las fuerzas de seguridad iraquíes.
    Una nueva diplomacia
    Barack Obama emprenderá una enérgica campaña diplomática para llegar a un acuerdo integral respecto a la estabilidad de Irak y de la región. Esta iniciativa incorporará a todos los vecinos de Irak, incluso Irán y Siria, como recomienda el bipartidista Informe del Grupo de Estudio de Irak. El acuerdo tendrá el objetivo de asegurar las fronteras de Irak, impedir que países vecinos se inmiscuyan en el gobierno del país, aislar a Al Qaeda, apoyar la reconciliación de los grupos sectarios de Irak y prestar apoyo económico a la reconstrucción y el desarrollo de Irak.
    Prevención de una crisis humanitaria
    Barack Obama cree que la obligación moral y la responsabilidad de Estados Unidos hacia la seguridad de Irak exige que haga frente a la crisis humanitaria que éste vive: más de cinco millones de iraquíes se encuentran refugiados o desplazados dentro de su país. Obama formará un grupo de trabajo internacional para atender esa crisis. Invertirá un mínimo de $2,000 millones en aumentar los servicios que se presta a los refugiados iraquíes en los países vecinos y en asegurar que los iraquíes puedan encontrar santuario dentro de su propio país. Obama también colaborará con las autoridades de Irak y de la comunidad internacional para que los que hayan cometido crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad o genocidio rindan cuentas por sus acciones. Obama se reservará el derecho a intervenir militarmente, con la colaboración de nuestros socios internacionales, para reprimir toda violencia genocida que pueda surgir dentro de Irak.
    Acuerdo de permanencia temporal
    Obama cree que cualquier acuerdo que regule la presencia de fuerzas extranjeras en un territorio y todo acuerdo estratégico debe negociarse en el contexto de una garantía de parte de los Estados Unidos para que empiece a retirar sus fuerzas armadas y no mantenga bases permanentes en el territorio iraquí. Obama también cree que todo acuerdo de seguridad debe estar sujeto a la aprobación del Congreso. Es inaceptable que el gobierno de Irak solicite la aprobación de su Congreso para tal acuerdo, pero que el gobierno de Bush no la solicite del Congreso americano. El gobierno de Bush debe presentar el acuerdo al Congreso o permitir que la administración siguiente negocie un acuerdo que disfrute de apoyo bipartidista y deje claro que EEUU no mantendrá bases permanentes en Irak.
    Erradicar la corrupción en Washington
    El problema
    Los intereses especiales dan rumbo a la política nacional: Por ejemplo, el Grupo de Energía del vicepresidente Dick Cheney, integrado por representantes de la industria de hidrocarburos, se juntaron secretamente para diseñar la política energética de la administración.
    Acciones gubernamentales encubiertas: La administración de Bush ha ignorado las reglas que exigen la divulgación de información y ha echado mano a un procedimiento legal conocido como “secretos de estado” para que las cortes civiles rechacen los casos que pueden perjudicar a la administración.
    Un gasto público fuera de control: La actual administración abusó de su poder premiando a los amigos de la administración con contratos. Estos abusos le cuestan al contribuyente miles de millones de dólares al año.
    El plan de Barack Obama y Joe Biden
    Bajo la lupa: los intereses especiales en Washington
    • Proveer información centralizada sobre los intereses especiales: Obama y Biden crearán una banco de datos para que el contribuyente se mantenga al corriente de las actividades de los intereses especiales, sus expedientes éticos y las diferentes contribuciones que hacen a los partidos políticos. Toda la información estará disponible en Internet.
    • Monitoreo independiente reglamentos éticos y leyes para regular los intereses especiales:Obama y Biden aprovecharán el poder de la presidencia para crear una agencia independiente para monitorear las violaciones éticas y para que el público tenga confianza de que estas violaciones serán investigadas.
    Bajo la lupa: los contratos federales, los créditos fiscales, los dineros federales
    • Crear un banco de datos de “contratos e influencias”: Como presidente, Obama creará un banco de datos para evaluar el nivel de contribuciones de los contratistas federales, los contratos que obtienen y el cumplimiento de estos contratos.
    • Exponer los créditos fiscales de los intereses especiales al escrutinio público: Los créditos fiscales dados a las grandes corporaciones deberán divulgarse por Internet en un formato de alta compatibilidad.
    • Poner fin al abuso de los contratos sin concurso: Todos los contrato que excedan un valor de $25,000 dólares tendrán que competir públicamente.
    Antes de firmar la ley, revelar lo que dice:
    Muchas iniciativas de ley son firmadas por el presidente antes de que el público tenga tiempo de revisarlas. Como presidente, Obama no firmará ninguna iniciativa que no sea de emergencia sin que los estadounidenses tengan primero la oportunidad de revisar la iniciativa durante un periodo de cinco días en la página de Internet de la Casa Blanca.
    Bajo la lupa: los dineros federales y el gasto en proyectos especiales:
    La Ley para la Transparencia y la Integridad del Gasto Público del Senador Obama pondrá bajo la lupa todos los dineros destinados a proyectos especiales junto con el nombre del legislador y una justificación por escrito 72 horas antes de que la iniciativa puede ser aprobada por el Senado.
    Asegurar la independencia energética
    El plan Obama-Biden de energía para los Estados Unidos
    • Ofrecer asistencia al corto plazo a las familias que pagan mucho por la gasolina.
    • Crear cinco millones de trabajos “verdes” invirtiendo $150 billones en los próximos 10 años.
    • En 10 años ahorrar el equivalente de las importaciones anuales de hidrocarburos provenientes de Oriente Medio y Venezuela.
    • Un millón de autos híbridos en las carreteras para el 2015 fabricados en los Estados Unidos –autos que corran 150 millas por galón.
    • Generar un 10 por ciento de nuestra electricidad utilizando recursos renovables para el 2012, y 25 por ciento para el 2025.
    • Implementar un programa general de “cap-and-trade” para reducir las emisiones un 80 por ciento para el 2050.
    Repaso del plan energético
    Proveer alivio al corto plazo a las familias estadounidenses
    • Proponer un impuesto por beneficios inesperados para ofrecer un rembolso de $1,000 de emergencia a las familias estadounidenses.
    • Prohibir la especulación en materia de energía.
    • Liberar petróleo de la reserva especial para rebajar el costo de los combustibles.
    Eliminar las importaciones de Oriente Medio y Venezuela en menos de 10 años
    • Elevar los estándares de eficiencia en autos nuevos.
    • Un millón de autos híbridos-eléctricos en las carreteras para el 2015.
    • Un nuevo crédito fiscal de 7,000 dólares por la compra de vehículos híbridos-eléctricos.
    • Establecer un estándar nacional para reducir las emisiones de carbono.
    • Un enfoque pragmático con respeto a los contratos de riesgo.
    • Promover una producción doméstica de hidrocarburos responsable.
    Crear millones de trabajos verdes
    • Asegurarnos de que un 10 por ciento de nuestra electricidad provenga de recursos renovables para el 2012, y un 25 por ciento para el 2025.
    • Promover la eficiencia energética.
    • Desarrollar e implementar tecnologías de carbón limpio.
    • Dar prioridad a la construcción del oleoducto en Alaska.
    Reducir las emisiones de carbono un 80 por ciento para el 2050
    • Implementar un programa “cap-and-trade” para reducir las emisiones un 80 por ciento para el 2050.
    • Hacer de los Estados Unidos un líder en materia de cambio climático.
    Cumplirles a nuestros veteranos
    “Tenemos la obligación de proteger la Seguridad Social y garantizar que constituya una red de seguridad con la que el pueblo estadounidense pueda contar hoy, mañana y siempre. La Seguridad Social es la piedra angular del contrato social de este país… No será fácil unirnos frente a este desafío… Hará falta restaurar un sentido de propósito común en Washington y en todo el país. Pero si depositan su confianza en mí -si me dan ‘la mano y el corazón’- entonces eso es exactamente lo que pienso hacer cuando sea su próximo presidente”. –Barack Obama, discurso en Des Moines, Iowa, el 27 de octubre de 2007
    El problema
    El ahorro para la jubilación
    Los ahorros para la jubilación se acercan al nivel más bajo de la historia y 75 millones de estadounidenses carecen de planes de jubilación ofrecidos por sus empleadores. Demasiadas empresas han abandonado sus obligaciones respecto a las pensiones, dejando a los trabajadores en la estacada. En 2004, el 41 por ciento de los latinos de edad avanzada confiaban solamente en los beneficios de la Seguridad Social para su jubilación, frente a sólo el 22 por ciento de la población de edad en general.
    Seguridad de los ingresos
    Con el alza disparada de los costos de la atención médica, la energía y la vivienda, y el riesgo de ser estafado por las compañías de seguros, demasiadas personas mayores no cuentan con los recursos necesarios para vivir con desahogo.
    El plan de Barack Obama y Joe Biden
    Proteger el Seguro Social
    Obama se ha comprometido a garantizar que el Seguro Social se mantenga solvente y viable, ahora y en el futuro. El Seguro Social es especialmente importante para los latinos de la tercera edad. Casi cuatro de cada cinco latinos mayores de 65 años dependen del Seguro Social para la mitad o más de sus ingresos. Obama será franco con el pueblo estadounidense respecto a la solvencia a largo plazo del Seguro Social y las formas en que podemos resolver el déficit. Obama protegerá las prestaciones del Seguro Social para los beneficiarios actuales y futuros. Y no cree que elevar la edad de la jubilación sea necesario o justo con las personas mayores que han trabajado tanto. Obama se opone firmemente a la privatización del Seguro Social.
    Barack Obama considera que lo primero que hay que examinar para fortalecer el Seguro Social es el sistema de impuestos sobre la nómina. Obama cree que una buena opción consiste en incrementar la cantidad máxima de los ingresos personales que pagan impuesto para el Seguro Social, elevando el tope sólo en el caso de ingresos superiores a $250,000.
    Aumentar los ahorros para la jubilación
    Los latinos son el segmento demográfico en edad de jubilación que crece más rápidamente. El censo proyecta que el número de latinos en edad de jubilación, o cerca de ella, aumentará de 1.7 millones en 2000 a 15.2 millones en 2050. Como porcentaje de la población en edad de jubilación, ese aumento equivale a un salto del 4.9 por ciento en 2000 al 17.5 por ciento en 2050.
    Reformar las leyes de bancarrota corporativa para proteger a los trabajadores y jubilados
    Las actuales leyes de bancarrota protegen a los bancos más que a los trabajadores. Obama protegerá las pensiones dando prioridad a los trabajadores, garantizando que los tribunales de bancarrota no exijan más sacrificios a los trabajadores que a los ejecutivos, diciendo a las empresas que no podrán conceder bonos a los ejecutivos a la vez que reducen las pensiones de los empleados, aumentando los salarios sin pagar los beneficios que los trabajadores pueden reclamar en los tribunales, y limitando las circunstancias bajo las cuales se pueden reducir los beneficios de los jubilados.
    Exigir la divulgación de las inversiones de las empresas con fondos de las pensiones
    El 16 por ciento de los latinos mayores dependen de las pensiones. Sin embargo, aun cuando las compañías costean sus pensiones, muchas no revelan en qué han invertido el dinero de las pensiones de los empleados. Obama garantizará que todos los empleados que tengan pensiones de sus empresas reciban un informe anual que detalle las inversiones que se han hecho con los fondos, lo que dará a los jubilados recursos importantes para lograr que su fondo de pensiones sea más seguro.
    Eliminar los impuestos sobre la renta de las personas de edad que ganen menos de $50,000
    Obama eliminará todos los impuestos sobre los ingresos de las personas mayores que ganen menos de $50,000 al año, lo que resultará en una reducción inmediata de impuestos –en un promedio de $1,400– para 7 millones de personas de edad y eximirá a millones de la necesidad de presentar declaraciones de impuestos.
    Incentivar el ahorro para la jubilación
    Obama garantizará que los incentivos para el ahorro sean justos con todos los trabajadores, instituyendo una generosa contribución a los ahorros de los estadounidenses de ingresos bajos y medios. Los latinos tienen menos probabilidades de ahorrar para la jubilación que los estadounidenses blancos no latinos. Según una encuesta, el 43 por ciento de los trabajadores latinos describieron su conocimiento personal de la inversión y el ahorro para la jubilación como “no sé nada”, frente a un 12 por ciento de los trabajadores en general. El plan de Obama igualará el 50 por ciento de los primeros $1,000 de ahorros de las familias que ganen menos de $75,000. La contribución a los ahorros se depositará automáticamente en la cuenta personal que el ahorrador designe. Se calcula que más del 80 por ciento de esos incentivos al ahorro irán a personas que ahorran por primera vez.
    Crear pensiones automáticas en el trabajo
    El plan de Obama de seguridad para la jubilación inscribirá automáticamente a los trabajadores en un plan de pensión en su trabajo. Más de la mitad de los hogares de latinos entre los 55 y los 59 años de edad tienen cero activos acumulados en un plan 401(k) o en un IRA. Sólo una cuarta parte de los trabajadores latinos participaron en un plan de pensiones proporcionado por el empleador en 2001, frente a la mitad de la fuerza laboral general. Bajo el plan de Obama, se exigirá que los empleadores que actualmente no ofrecen un plan de jubilación inscriban a sus empleados en una cuenta IRA de depósito directo que sea compatible con el actual sistema de pago de nómina que utilizan. Los empleados no tendrían que inscribirse en el plan si no quieren. Los expertos calculan que este programa incrementará el índice de participación en planes de ahorro de los trabajadores de ingresos bajos y medios del actual 15 por ciento a un 80 por ciento.
    Evitar la discriminación debido a la edad
    Obama combatirá la discriminación laboral de los empleados mayores fortaleciendo la Ley contra la Discriminación por Edad en el Empleo y habilitando la Comisión de Igualdad de Oportunidades en los Empleos para evitar toda forma de discriminación.
    ATENCIÓN MÉDICA ASEQUIBLE PARA LAS PERSONAS MAYORES
    Reducir el costo de las medicinas recetadas
    Nuestras personas mayores pagan los precios más altos del mundo por las medicinas de marca. Para bajar los costos de las medicinas, Obama permitirá que el gobierno federal negocie precios más bajos de los fármacos para el programa del Medicare, al igual que lo hace para reducir los precios que pagan nuestros veteranos. Obama también apoya que se permita a las personas mayores importar medicinas de otros países e impedirá que las empresas farmacéuticas obstaculicen la entrada en el mercado de medicinas genéricas baratas y seguras.
    Proteger y fortalecer el Medicare
    Obama se ha comprometido a fortalecer el programa de Medicare. Reducirá el desperdicio y el despilfarro en el sistema del Medicare, incluso eliminado los subsidios al programa de seguros privados Medicare Advantage, y acometerá una reforma fundamental del cuidado de la salud para mejorar la calidad y la eficiencia del sistema. Obama apoya eliminar la franja de gastos que el programa Medicare Part D no cubre.
    Exigir la transparencia en los planes de medicinas recetadas del Medicare
    Muchas personas mayores están inscritas en planes de medicinas por receta del Medicare Part D que en realidad les resultan más costosos que otros planes que pudieran utilizar. Obama exigirá a las compañías que envíen a los beneficiarios del Medicare una lista completa de las medicinas y los cargos que pagaron el año anterior, para ayudar a las personas mayores a decidir qué plan les conviene más.
    Aumentar las opciones de cuidados prolongados
    Como presidente, Obama trabajará para dar a las personas mayores opciones sobre su cuidado, de acuerdo con sus necesidades y no con parcialidad hacia el cuidado en instituciones. Se esforzará para reformar el financiamiento de la atención prolongada (long-term care) para proteger a las personas mayores y sus familias. Se empeñará en mejorar la calidad de la atención que reciben los ancianos, incluso capacitando a más enfermeras y trabajadores de la salud.
    PROTEGER Y HONRAR A LAS PERSONAS MAYORES
    Garantizar la ayuda con la calefacción
    Obama aumentará los fondos para el Programa de Ayuda Energética en el Hogar para Personas de Bajos Ingresos (LIHEAP, por sus silgas en inglés), que ayuda a los ciudadanos de bajos ingresos, muchos de ellos personas de edad avanzada, a pagar sus cuentas de calefacción en el invierno y de aire acondicionado en el verano.
    Apoyar los esfuerzos de voluntarios de edad
    Los estadounidenses jubilados tienen una gran variedad de destrezas y conocimientos para contribuir al servicio público en el ámbito local y en el nacional. Obama involucrará a más personas mayores en el servicio público, ampliando y mejorando programas como el Senior Corps, para facilitar a las personas de edad oportunidades de trabajo voluntario de calidad.
    Mejorar nuestras escuelas
    “Cuando sea presidente, daré a nuestros hijos todo lo que necesitan para tener posibilidades de competir… Reconstruyamos nuestras escuelas y reclutemos a un ejército de maestros, porque lo que más impacto tiene en la educación de un niño es la persona que está al frente del aula. Y también tenemos que garantizar que todo niño que quiera aprender inglés disponga de los recursos para aprender inglés. Y que todo niño que venga aquí y estudie aquí y rinda bien en la escuela tenga las mismas oportunidades de asistir a una universidad pública que cualquier otro.” –Barack Obama, discurso en Los Ángeles, el 20 de octubre de 2007
    El problema
    La Ley No Child Left Behind dejó el dinero atrás:
    La meta de la Ley No Child Left Behind (que ningún niño se quede atrás) era correcta, pero las promesas de financiamiento quedaron incumplidas, la manera inadecuada en que el Departamento de Educación ha implementado sus disposiciones y los defectos en el mismo diseño de la ley han limitado su eficacia y socavado el apoyo que pudiera haber recibido. En consecuencia, la ley no ha logrado colocar maestros de primera en todas las aulas y no les ha apoyado y pagado a éstos como corresponde.
    Aumentan las desigualdades en el rendimiento escolar:
    Los latinos son el grupo demográfico de crecimiento más rápido en los Estados Unidos y es una población muy joven. Sin embargo, estudios realizados en la última década muestran que los logros educativos de los latinos no igualan los de los estudiantes no latinos. La participación de los latinos en todos los niveles de la enseñanza sigue siendo baja, mientras que siguen elevadas las tasas de repetición de grados y de deserción escolar.
    Alumnos que se quedan atrás:
    Seis millones de alumnos de escuela intermedia y secundaria leen muy por debajo de su nivel. Una tercera parte de los graduados de secundaria no entran inmediatamente en la universidad. Los estudiantes estadounidenses de 15 años ocupan el puesto número 28 entre los estudiantes de 40 países en matemáticas, y el 19 en ciencias. Casi el 30 por ciento de los estudiantes de primer año de la universidad tienen que tomar clases de enseñanza compensatoria en ciencias y matemáticas porque no están preparados.
    Alta tasa de deserción escolar:
    Los Estados Unidos tienen una de las tasas más altas de deserción escolar del mundo industrializado. Sólo el 70 por ciento de los estudiantes de secundaria en los Estados Unidos se gradúan con diploma. Los estudiantes afroamericanos y latinos tienen muchas menos probabilidades de graduarse que los estudiantes blancos no latinos. En 2005, la tasa de deserción escolar de los estudiantes latinos en Nuevo México fue más de seis veces mayor que la tasa de deserción escolar de los estudiantes blancos no latinos.
    La retención de maestros es un problema:
    El 30 por ciento de los maestros nuevos dejan su trabajo en los primeros cinco años.
    Incremento vertiginoso de los costos universitarios:
    El costo de los estudios universitarios ha aumentado casi un 40 por ciento en los últimos cinco años. Un 70 por ciento de los latinos que se gradúan de la universidad aún tienen que pagar los préstamos que les permitieron pagar la matrícula. El graduado latino promedio sale de la universidad con una deuda de $11,500. Y entre 2001 y 2010, 2 millones de estudiantes con las calificaciones académicas necesarias no asistirán a la universidad porque no pueden costearla. Por último, nuestro complicado laberinto de solicitudes y créditos fiscales impide que muchos estudiantes se enteren de la ayuda financiera que tienen a su disposición.
    El plan de Barack Obama y Joe Biden
    EDUCACIÓN EN LA PRIMERA INFANCIA
    Zero To Five Plan (Plan de Cero a Cinco)
    El plan integral “De Cero a Cinco” de Obama dará un apoyo decisivo a los niños pequeños y a sus padres. A diferencia de otros planes de educación en la primera infancia, el plan de Obama pone énfasis fundamental en el cuidado y la educación de los niños pequeños, que es esencial para que éstos se preparen para entrar al kindergarten.
    Obama creará subvenciones para fomentar las iniciativas tipo “De Cero a Cinco” en los estados y ayudará a todos los estados a avanzar hacia un sistema preescolar universal voluntario.
    Ampliar los programas Early Head Start y Head Start
    Obama cuadruplicará el programa Early Head Start, incrementará los fondos de Head Start y mejorará la calidad de ambos programas.
    Cuidado de niños costeable y de alta calidad
    Obama también ayudará a las familias trabajadoras a obtener cuidado infantil de costo asequible y alta calidad.
    EDUCACIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA
    Reformar la ley No Child Left Behind (que ningún niño se quede atrás)
    Obama cree que no se debe forzar a los maestros a pasar el curso escolar preparando a los alumnos para llenar casillas en exámenes estandarizados. Obama perfeccionará los medios de evaluar el progreso de los estudiantes para determinar su grado de preparación para la universidad y el trabajo, y hará que se preste ayuda oportuna e individualizada a los que la necesiten. Obama también cambiará la manera en que, dentro de No Child Left Behind, se relaciona al rendimiento de las escuelas, de modo que se preste apoyo a las escuelas deficientes en vez de castigarlas.
    La ley DREAM – dar a los hijos de inmigrantes la oportunidad de asistir a la universidad
    Según las leyes actuales, los estudiantes que entraron en los Estados Unidos como inmigrantes indocumentados, aún si fue hace años, y aún si han sobresalido en la escuela y fuera de ella, no tienen esperanzas de asistir a una universidad estatal pagando la misma matrícula que pagan los otros residentes del estado donde viven. Barack Obama apoya desde hace mucho tiempo la ley DREAM (Ley de Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros), que permitiría a los estados cobrar esa misma matrícula módica a los estudiantes indocumentados que se criaron en los Estados Unidos. También concedería a los estudiantes que siguen en la escuela o en las fuerzas armadas la posibilidad de obtener la residencia legal permanente. Barack Obama es uno de los patrocinadores de la ley DREAM y quiere que se apruebe para que todo niño tenga acceso a una educación de costo asequible y de calidad.
    Conceder a la enseñanza de matemáticas y ciencias prioridad nacional
    Obama reclutará para la profesión de maestro a graduados con especialidad en matemáticas o ciencias, y hará posible que aprendan de otros profesionales del sector. También se esforzará por garantizar que todos los niños cuenten con un sólido currículo de ciencias en todos los grados.
    Abordar la crisis de la deserción escolar
    La tasa de deserción de secundaria de los estudiantes latinos es 21 por ciento, más del doble del promedio nacional. Entre los jóvenes afroamericanos y latinos, la tasa de graduación fluctúa entre el 50 y el 55 por ciento. Obama abordará la crisis de la deserción escolar luchando para que se apruebe su proyecto de ley, conocido como Success in the Middle Act, que suministra fondos a los distritos escolares para que invierten en estrategias de intervención en la escuela intermedia, estrategias como planes académicos personales, equipos de enseñanza, participación de los padres, tutoría, instrucción intensiva en matemáticas y lectura y horas de clase adicionales.
    Ampliar los programas post-escolares de calidad
    Obama duplicará los fondos del programa federal llamado 21st Century Learning Centers (Centros de Aprendizaje del Siglo XXI), que apoya las clases que se imparten después del horario escolar, de modo que un millón más de niños puedan asistir.
    Aumentar los programas de verano
    El plan STEP UP de Obama aborda las diferencias en el rendimiento escolar apoyando la oportunidad de asistir a clases de verano para los hijos de familias de bajos recursos, mediante asociaciones entre escuelas locales y organizaciones comunitarias.
    Apoyar programas de estímulo a las asistencia universitaria
    Obama apoya programas de ayuda como GEAR UP, TRIO y Upward Bound que animan a los jóvenes provenientes de familias de bajos ingresos a considerar y prepararse para asistir a la universidad.
    Apoyar a los estudiantes que aprenden inglés
    Obama apoya la educación bilingüe de transición y ayudará a avanzar a los estudiantes que aún no dominan completamente el inglés responsabilizando a las escuelas de que estos estudiantes se gradúen. Apoyará el desarrollo de evaluaciones apropiadas para los alumnos que estudian inglés, y de programas que supervisen el progreso de estos estudiantes, a la vez que dará a las escuelas la responsabilidad de que éstos se gradúen.
    Promover programas de enseñanza para los hijos de trabajadores migratorios
    Obama apoya el otorgamiento de fondos federales a programas de enseñanza de los hijos de trabajadores migratorios, como Migrant and Seasonal Head Start, para que todos los estudiantes en estas familias alcancen alto rendimiento escolar y se gradúen de secundaria preparados para continuar con sus estudios y desempeñarse en un empleo productivo.
    RECLUTAR, PREPARAR, RETENER Y RECOMPENSAR A LOS MAESTROS
    Reclutar maestros
    Obama creará Becas de Servicio de Maestros que cubrirán cuatro años de estudios de pedagogía o dos años de estudios de postgrado en pedagogía, lo que incluye programas alternativos de alta calidad para profesionales que quieran ser maestros, pagándoles los estudios a cambio de que pasen al menos cuatro años enseñando materias o en lugares donde hay gran necesidad.
    Preparar maestros
    Obama exigirá que todas las escuelas de pedagogía estén acreditadas. También creará un sistema de evaluación de competencia en la enseñanza, al que los maestros podrán someterse voluntariamente. Este sistema contribuiría a garantizar que todo maestro nuevo esté capacitado y listo para entrar en el aula y enseñar con eficacia. Obama también creará Programas de Pasantía de Maestros que enviarán a 30,000 maestros excepcionalmente bien preparados a escuelas donde haya gran necesidad.
    Retener maestros
    Para apoyar a nuestros maestros, el plan de Obama ampliará los programas de tutoría que emparejen a maestros experimentados con novatos en el magisterio. También incentivará – con tiempo pagado – la planificación conjunta, que permita a los maestros colaborar y compartir sus mejores métodos.
    Recompensar a los maestros
    Obama promoverá medios nuevos e innovadores de incrementar los salarios de los maestros que se elaboren conjuntamente con ellos, no que se les impongan. Algunos distritos escolares podrían crear programas que recompensen con aumentos de sueldo a los educadores competentes que trabajen como mentores de maestros nuevos. Otros distritos podrían recompensar a los maestros que trabajen en localidades necesitadas, como las zonas rurales y los barrios marginales. Y también se debe valorar y recompensar el trabajo de los maestros que constantemente se destacan en el aula.
    LA ENSEÑANZA SUPERIOR
    Promover un crédito fiscal por la oportunidad
    Sólo el 11 por ciento de los latinos se gradúan de la universidad, y el 63 por ciento de los estudiantes universitarios latinos reciben algún tipo de ayuda económica. Obama pondrá la universidad al alcance económico de todos los estadounidenses mediante el American Opportunity Tax Credit. Este crédito fiscal – universal y totalmente reembolsable – garantizará que los primeros $4,000 de la carrera universitaria resulten completamente gratis para la mayoría de los estadounidenses, cubrirá las dos terceras partes del costo de la matrícula en la universidad estatal promedio, y hará que la matrícula en una universidad pública de dos años resulte completamente gratis para la mayoría de los estudiantes. Obama también garantizará que el crédito fiscal esté a disposición de las familias en el momento en que el estudiante se matricule, utilizando la declaración de impuestos del año anterior.
    Simplificar el proceso de solicitud de ayuda económica
    Las familias latinas suelen estar menos informadas que otras sobre la ayuda económica disponible y tienen más probabilidades de sobrestimar el costo de la matrícula y subestimar la ayuda que se puede obtener. Obama agilizará el proceso de otorgamiento de ayuda económica eliminando la actual solicitud de ayuda federal y permitiendo que las familias sencillamente marquen una casilla en su formulario de impuestos que autoriza el uso de su información tributaria para este fin, eliminando así la necesidad de presentar una solicitud por separado.
    Apoyar a las instituciones que más servicios prestan a los latinos
    Las llamadas “Hispanic-Serving Institutions” (HSI, por sus siglas en inglés) inscriben a más del 51 por ciento de los latinos que estudian una carrera universitaria. Obama se ha comprometido a fortalecer y ampliar las HSI calificadas, con vistas a incrementar su capacidad de atender a los estudiantes latinos.
    Crear un sistema de salud eficiente
    “Es un problema estadounidense cuando los latinos son los que más probabilidades tienen de no estar asegurados, aun cuando constituyen una parte desproporcionada de la fuerza laboral. Es un problema estadounidense cuando uno de cada cuatro latinos no puede comunicarse bien con su médico o llenar formularios médicos porque hay barreras de idioma que nos negamos a derribar. Es un problema estadounidense que nuestro sistema de atención médica esté quebrantado y ya es hora de reformarlo de una vez por todas… Tengo un plan de seguro médico universal que cubrirá a todos los estadounidenses y que reducirá el costo de las primas de una familia típica un máximo de $2,500 al año.” –Barack Obama, discurso en la Convención del Consejo Nacional de La Raza, el 22 de julio de 2007
    El problema
    Millones de latinos no tienen seguro o tienen un seguro deficiente debido al aumento de los costos médicos
    Cuarenta y siete millones de estadounidenses –entre ellos casi 15 millones de latinos – carecen de seguro médico y no hay señales de que esta tendencia vaya a disminuir. Casi una tercera parte de los latinos carecen de cobertura, el mayor grupo de personas sin seguro en los Estados Unidos. Datos del censo muestran que más latinos carecían de seguro médico el año pasado que el año anterior, incluyendo un 38 por ciento de los latinos de Colorado, 39 por ciento de los de la Florida, y 35 por ciento de los de Nevada.
    Los costos de la atención médica se disparan
    Las primas de los seguros médicos han subido cuatro veces más rápido que los salarios en los últimos seis años.
    No se gasta lo suficiente en la prevención y la salud pública
    La nación afronta epidemias de obesidad y enfermedades crónicas, así como nuevas amenazas de gripe pandémica y bioterrorismo. Pero a pesar de todo esto, menos de 4 centavos de cada dólar destinado al cuidado de la salud se invierte en la prevención y la salud pública.
    Los latinos sufren desproporcionadamente de problemas médicos
    Con las tasas de cobertura médica más bajas del país, los latinos tienen los índices más altos de enfermedades crónicas, como la obesidad, el asma y la diabetes.
    El plan de Barack Obama y Joe Biden

    Cobertura de calidad, asequible y portátil para todos
    (1) El plan de Barack Obama para cubrir a los estadounidenses sin seguro: Obama pondrá un nuevo plan nacional de salud a disposición de todos los estadounidenses -incluso a los que trabajan por cuenta propia y a las pequeñas empresas- que les permitirá comprar cobertura médica de costo razonable, un plan similar al que disfrutan los miembros del Congreso.
    El plan de Obama tiene los siguientes elementos
    • Derecho garantizado el seguro. Ningún estadounidense será rechazado por ningún plan de seguros debido a una enfermedad o condición preexistente.
    • Beneficios completos. El paquete de beneficios será similar al ofrecido a través del Programa de Beneficios de Salud para los Empleados Federales, el plan que disfrutan los miembros del Congreso. El plan cubrirá todos los servicios médicos esenciales, incluso los servicios preventivos, la maternidad y la salud mental.
    • Primas, copagos y deducibles al alcance de todos.
    • Subsidios. Los individuos y las familias que no cumplan con los requisitos para recibir Medicaid o SCHIP pero que necesiten ayuda económica recibirán un subsidio federal -en proporción a sus ingresos- para comprar el nuevo plan público o un seguro de salud privado.
    • Trámites simplificados y control de costos.
    • Facilidad de inscripción. Será fácil inscribirse en el nuevo plan público y acceder a los servicios que cubre.
    • Portabilidad y opciones. Los participantes en el nuevo plan público y en la Bolsa Nacional de Seguros de Salud –ver más abajo – podrán cambiar de trabajo sin cambiar ni poner en peligro su cobertura médica.
    • Calidad y eficiencia. Las compañías de seguros que participen en el nuevo plan público tendrán que facilitar información que indique si cumplen ciertas normas de calidad, uso de tecnología y administración.
    (2) Bolsa Nacional de Seguros de Salud: El plan de Obama creará una Bolsa Nacional de Seguros de Salud para ayudar a las personas que quieran comprar un seguro privado. La Bolsa actuará como un organismo de control y ayudará a reformar el mercado de los seguros privados, elaborando regulaciones y normas para los planes de seguro que participen, con vistas a garantizar la equidad, la economía y la accesibilidad. Las aseguradoras tendrán que emitir una póliza a todo el que lo solicite y cobrar primas justas y estables que no dependan del estado de salud del asegurado. La Bolsa exigirá que todos los planes ofrecidos sean por lo menos tan generosos como el nuevo plan público y se ajusten a las mismas normas de calidad y eficiencia. La Bolsa evaluará los planes y divulgará las diferencias entre los planes, incluso el costo de los servicios.
    (3) Contribución de los empleadores: A los empleadores que no ofrezcan un seguro médico de calidad a sus empleados, o que no hagan una contribución importante al costo del mismo, se les exigirá que aporten un porcentaje de la nómina al costo del plan nacional. Los pequeños empleadores que no lleguen a ciertos niveles de ingresos estarán exentos.
    (4) Cobertura obligatoria para los niños: Obama exigirá que todos los niños tengan seguro médico.
    Obama aumentará las opciones abiertas a los adultos jóvenes, lo que incluye permitir que los menores de 25 años de edad permanezcan en los planes de sus padres.
    (5) Expansión de Medicaid y SCHIP: Obama ampliará el derecho a los programas de Medicaid y SCHIP y garantizará que esos programas sigan constituyendo una red de seguridad vital.
    (6) Flexibilidad en cuento a los planes estatales: Debido a la inacción federal, algunos estados han tomado la iniciativa en la reforma de la atención médica. El plan de Obama complementa esos esfuerzos y no reemplaza lo que hacen los estados. Los estados podrán seguir experimentando, siempre que cumplan con las normas mínimas del plan nacional.
    Bajar los costos modernizando el sistema de atención médica de los Estados Unidos
    (1) Reducir el costo de las enfermedades para las empresas y sus empleados. Los gastos relacionados con las enfermedades catastróficas constituyen un porcentaje elevado de los gastos médicos de las aseguradoras privadas. El plan de Obama reembolsaría a los planes de salud de los empleadores una porción de los gastos catastróficos en que incurran, por encima de un nivel, si esos ahorros se usan para reducir las primas que pagan los trabajadores.
    (2) Reducir los costos asegurando que los pacientes reciban y que los proveedores proporcionen atención de alta calidad.
    Ayuda a los pacientes
    Apoyar programas de manejo de enfermedades: El 75 por ciento del total de los gastos médicos se emplean en el tratamiento de pacientes con una o más enfermedades crónicas, como la diabetes, las enfermedad cardíacas y la presión arterial elevada. Obama exigiría que los proveedores que participen en el nuevo plan público, Medicare o el Programa de Beneficios de Salud para Empleados Federales (FEHBP) utilicen programas de control de enfermedades que tengan eficacia probada. Esto mejorará la calidad de la atención médica, dará a los médicos mejor información y bajará los costos.
    Coordinar e integrar la atención médica: Más de 133 millones de estadounidenses padecen al menos una enfermedad crónica, y éstas cuestan la asombrosa cifra de $1,700 billones al año. Obama mejorará la coordinación y la integración del cuidado de las personas con condiciones crónicas, insistiendo en que los programas se pongan en plena marcha y apoyando el uso de equipos de profesionales.
    Exigir transparencia y calidad respecto a los costos: Obama exigirá que los hospitales y otros proveedores recopilen y divulguen al público los costos y la calidad de la atención médica que prestan, incluso información sobre los errores médicos que pudieran haberse evitado, el número de pacientes por enfermera, las infecciones contraídas en los hospitales mismos y las desigualdades en la atención prestada. También exigirá que los planes de salud revelen el porcentaje de las primas de seguro que se destinan al cuidado de los pacientes en comparación con la parte que absorben los costos administrativos.
    Garantizar que los proveedores presten atención de calidad
    Abordar las desigualdades en la atención médica: Los latinos sufren desproporcionadamente de enfermedades como la tuberculosis, la diabetes, los problemas cardiovasculares, el cáncer del seno y el cáncer cervical. Su índice de diabetes es casi el doble el de los blancos no latinos. Los latinos, sin embargo, tienen menos probabilidad que otros grupos étnicos de recibir exámenes para detectar los cánceres de la próstata, cervical, del seno y colorrectal; de recibir atención que cumpla con normas aceptadas; y de someterse a procedimientos de alta tecnología, como la angioplastia y la cateterización cardíaca.
    Obama combatirá las causas de las desigualdades en la atención médica abordando las diferencias en el acceso a los seguros de salud y promoviendo la prevención y la salud pública, factores que desempeñan un papel importante en la solución de las disparidades. También retará al sistema médico a eliminar las desigualdades en el cuidado de la salud mediante la medición y divulgación de la calidad de la atención, la adopción de intervenciones eficaces como los programas que ayudan a los pacientes a navegar el sistema de salud y la diversificación de la fuerza laboral en el sector médico.
    Incrementar la competencia cultural de los trabajadores del sector de salud: Sólo el 3.3 por ciento de los médicos del país y el 2 por ciento de los enfermeros titulados son latinos. El 33 por ciento de los latinos, frente al 16 por ciento de los blancos no latinos, admiten problemas de comunicación con su médico. Cuando era senador estatal, Barack Obama contribuyó a la aprobación de una ley que garantiza la asistencia lingüística en los centros de salud de Illinois. Obama apoya los esfuerzos por lograr que más personas se dediquen a la profesión médica, aumentar la capacidad lingüística y cultural de los hospitales, y ayudar a los hospitales rurales -mediante mecanismos como las líneas telefónicas bilingües- a atender a los pacientes que no hablan inglés.
    Promover la seguridad del paciente: Obama exigirá que los proveedores informen de errores médicos que pudieran haberse evitado y apoyará las medidas que tomen los hospitales y los médicos para evitar tales errores.
    Proporcionar incentivos para la excelencia: Tanto las aseguradoras públicas como las privadas suelen pagar a los proveedores por el volumen de servicios prestados y no por la calidad o la eficacia de la atención. Los proveedores que traten a pacientes inscritos en el nuevo plan público, la Bolsa Nacional de Seguros de Salud, el Medicare y el FEHBP, serán recompensados según la eficacia de su tratamiento de los pacientes.
    Comparaciones de eficacia: Obama establecerá un instituto independiente que fomente estudios e investigaciones que comparen la eficacia de los tratamientos, de manera que los estadounidenses y sus médicos puedan contar con la información correcta y objetiva que necesitan para tomar decisiones sobre su salud y bienestar.
    Reformar el sistema de manejo de la negligencia médica: Obama fortalecerá las leyes antimonopolio para evitar que las aseguradoras cobren excesivamente a los médicos por el seguro contra la negligencia y promoverá nuevos modelos para abordar los errores, modelos que aumenten la seguridad del paciente, fortalezcan la relación médico – paciente y reduzcan la necesidad de entablar pleitos para compensar por la negligencia.
    (3) Reducir los costos mediante la inversión en sistemas electrónicos de información médica:
    La mayoría de los archivos médicos aún se guardan en papel, lo cual dificulta la coordinación de la atención, la medición de la calidad y la reducción de los errores médicos, y cuesta el doble que mantener archivos electrónicos. Obama invertirá $10,000 millones anuales durante los próximos cinco años en lograr que el sistema de salud de los Estados Unidos avance hacia la adopción de sistemas electrónicos de información médica, incluyendo historiales médicos computarizados, e introducirá por fases los requisitos que llevarán a la conversión total a un sistema de información electrónico. Obama concederá prioridad absoluta a la protección de la privacidad de los pacientes.
    (4) Reducir los costos incrementando la competencia en los mercados de seguros y fármacos:
    Incrementar la competencia cultural: El negocio de los seguros está dominado actualmente por un pequeño grupo de grandes empresas que devoran a sus rivales. Más de 400 fusiones de empresas se han llevado a cabo en el sector de los seguros médicos en los últimos 10 años, y tan solo dos compañías controlan la tercera parte del mercado nacional. Se decía que estos cambios aumentarían la eficiencia del sector, pero lo que ha ocurrido es que las primas de seguro han aumentado más de un 87 por ciento.
    Barack Obama impedirá que las empresas abusen de su poder monopólico subiendo los precios sin justificación. Su plan obligará a las aseguradoras a desembolsar una parte razonable de sus primas para el cuidado de los pacientes en vez de quedarse con sumas exorbitantes para las utilidades y para la administración. Su nueva Bolsa Nacional de la Salud aumentará la competencia entre las aseguradoras.
    Reducir el costo de las medicinas recetadas: El segundo tipo de gasto médico que crece rápidamente es el de las medicinas que sólo se obtienen con receta. Las empresas farmacéuticas venden exactamente las mismas medicinas en Europa, Canadá y Estados Unidos, pero en este país cobran el doble por ellas. Obama permitirá que los estadounidenses compren sus medicinas en otros países desarrollados si éstas son de seguridad probada y cuestan menos. Obama también revocará la medida que impide al gobierno negociar con empresas farmacéuticas, lo que podría generar ahorros de hasta $30,000 millones. Por último, Obama se esforzará por aumentar el uso de medicinas genéricas en el Medicare, el Medicaid y el FEHBP, y prohibirá que las grandes empresas farmacéuticas impidan que las medicinas genéricas ingresen al mercado
    Proteger a nuestro país
    El problema
    Casi siete años después del 9/11 nuestro país todavía no está preparado para un ataque terrorista. Las recomendaciones de la Comisión del 9/11 –que van desde una mejor protección de nuestras plantas químicas y sistemas de tránsito hasta mejoras en los sistemas de revisión en nuestros aeropuertos y puertos marítimos – han sido ignoradas y su financiamiento ha sido insuficiente. Obama pertenece al Comité de Seguridad y Asuntos Gubernamentales del Senado y ha dado su apoyo a iniciativas para financiar los proyectos de seguridad nacional siempre y cuando exista un riesgo real y no solo un interés político local. Obama también ha promovido iniciativas para asegurara nuestras plantas químicas y potabilizadoras para estar mejor preparados en caso de un desastre. Como presidente, Obama trabajará con los estados, los municipios y el sector privado para que estemos preparados para enfrentar y dar respuesta a cualquier tipo de desastre natural o ataque terrorista.
    Proteger nuestras fábricas químicas
    Las fábricas químicas están en peligro de un ataque terrorista porque están cerca de las ciudades, están relativamente desprotegidas y porque guardan toneladas de químicos tóxicos. Aunque varias plantas han dado pasos para protegerse, todavía queda mucho por hacer, y el gobierno federal todavía no ha establecido un reglamento de seguridad para estas fábricas. Obama trabajó con el Senador Frank Lautenberg, demócrata de Nueva Jersey, para introducir legislación que establecería un reglamento federal para estas fábricas. De aprobarse esta iniciativa, las fábricas tendrían que mejorar las medidas de seguridad, construir más barreras de contención, ofrecer entrenamientos de seguridad, y donde sea posible, adoptar tecnologías eficientes y evitar el uso de químicos tóxicos.
    Supervisar el almacenamiento de residuos nucleares
    Hay 103 plantas nucleares en el país que anualmente producen 2,000 toneladas métricas de residuos nucleares que permanecen altamente radioactivos por muchos años. Un reporte de la Oficina de la Contraloría (Government Accountability Office) concluyó que no se supervisaba de manera adecuada la transportación y el almacenamiento de estos residuos. Plantas nucleares en Connecticut, Vermont y California han reportado pérdidas de residuos nucleares en los últimos cinco años. Obama introdujo una medida para establecer pautas supervisar la transportación, el control y el almacenamiento de los residuos nucleares de estas fábricas.
    Evacuar a los ciudadanos con necesidades especiales en caso de emergencia
    Uno de los aspectos más devastadores del Huracán Katrina fue que muchas de sus víctimas fueron las personas más vulnerables –las familias de bajos ingresos, las personas de la tercera edad, los estadounidenses con discapacidades y las personas que viven en la calle. Muchas ciudades y estados no contaban con planes adecuados para auxiliar a estos grupos. Obama introdujo una medida para que todas las ciudades y los estados cuenten con planes de evacuación de sus ciudadanos con necesidades especiales.
    Reunificar a las familias después de una emergencia
    Después del huracán Katrina, miles de personas trataron de contactar a sus amigos y familiares para que los evacuaran. Los evacuados tuvieron que revisar docenas de bancos de datos para encontrar a sus familiares. Obama introdujo una medida para establecer una banco de datos federal para que los individuos puedan encontrar a sus familias, llamarlos por teléfono o localizarlos dejando un mensaje en un boletín virtual. Los familiares y la policía tendrían acceso a este sistema para revisar el estatus de sus seres queridos.
    Agua potable
    Hay más de 170,000 sistemas potabilizadores en los Estados Unidos. Un ataque que ponga en la mira estos sistemas de agua podría contaminar o interrumpir el suministro de agua, impactar la salud pública y comprometer actividades de seguridad pública. Obama introdujo una medida para proveer $37.5 millones a los sistemas potabilizadores que quieren mejorar sus medidas de seguridad en los próximos 5 años.
    Proteger al público de los escapes radioactivos
    Tras varios reportajes donde se alegaba que las plantas radioactivas de Illinois no notificaban a las comunidades locales que el tritio –un isótopo generado por el proceso nuclear – había contaminado el agua en el subsuelo, Obama introdujo una medida para que las plantas nucleares informaran a las autoridades locales y estatales en caso de un escape radioactivo no intencionado. La exposición a un nivel alto de tritio puede aumentar el riesgo de cáncer, causar daños genéticos o malformaciones congénitas.
    Inmigración y fronteras
    “Este es el momento de arreglar nuestro averiado sistema de inmigración…Necesitamos una aplicación más estricta de la ley en la frontera y en los centros de trabajo…Pero para que la reforma funcione, también tenemos que responder a lo que impulsa a las personas a venir a los Estados Unidos…Donde podamos reunificar familias, debemos hacerlo. Donde podamos traer más trabajadores extranjeros con las habilidades que nuestra economía necesita, debemos hacerlo.” –Barack Obama, declaración en el Senado de los Estados Unidos, 23 de mayo de 2007
    El problema
    La población indocumentada se dispara
    La cantidad de inmigrantes indocumentados en el país ha aumentado más del 40 por ciento desde 2000. Cada año, más de medio millón de personas entran ilegalmente, o se quedan ilegalmente después que se vencen sus visas.
    La burocracia de inmigración está quebrantada
    La burocracia de inmigración está quebrantada y abrumada, lo que obliga a los inmigrantes legales a esperar años para que se tramiten sus solicitudes.
    Las redadas contra los inmigrantes son ineficaces
    A pesar de haberse multiplicado por diez en los últimos años, las redadas contra los inmigrantes sólo produjeron 4,600 arrestos en 2007 y han colocado la carga de un sistema quebrantado sobre los hombros de las familias inmigrantes.
    El plan de Barack Obama y Joe Biden
    Asegurar las fronteras
    Obama quiere preservar la integridad de nuestras fronteras. Apoya colocar más personal, infraestructura y tecnología en la frontera y en nuestros puertos de entrada.
    Mejorar nuestro sistema de inmigración
    Obama cree que debemos reparar la burocracia disfuncional e incrementar la admisión de inmigrantes legales para mantener unidas a las familias y resolver el problema de los puestos de trabajo que los empleadores no pueden llenar.
    Eliminar incentivos a la entrada ilegal
    Obama eliminará los incentivos a la entrada ilegal a EEUU tomando medidas enérgicas contra los empleadores que contraten a inmigrantes indocumentados.
    Sacar a los indocumentados de las sombras
    Obama respalda un sistema que permita a los inmigrantes indocumentados que cumplan con sus obligaciones, pagar una multa, aprender inglés, y ponerse al final de la fila en espera de la oportunidad de hacerse ciudadanos. Obama también aumentará las oportunidades de aprender inglés y de tomar clases de educación cívica para ayudar a los inmigrantes a asumir todos los derechos y las responsabilidades de la ciudadanía.
    Colaborar con México
    Obama cree que necesitamos hacer más para promover el desarrollo económico en México, con el fin de reducir la inmigración ilegal.
    Fortalecer a las familias y comunidades
    El problema
    Después de toda una vida de trabajo y dedicación muchas familias latinas descubren que no ganan la suficiente para vivir bien. La clase media trabajadora enfrenta muchos obstáculos y nuestras redes de protección social ya no son lo que eran. Muchos padres de familia se sienten preocupados porque no saben cómo van a cubrir los gastos de salud, los costos

Comentar