Exposición en fotografía

Exposición en fotografía


Exposición en fotografía

Todo lo hasta ahora comentado en los capítulos precedentes ha hecho referencia a la cámara y algunos de sus accesorios, así como a nuestra particular aportación a la composición de la foto.

Exposición en fotografía

Exposición en fotografía

Llega ahora el momento de ocuparnos del agente externo que probablemente tenga más importancia: la luz. 
Sin luz (natural o artificial) no hay foto, pero en la correcta interpretación de la iluminación se basa un elevado porcentaje de posibilidades del éxito final de la fotografía.

¿Qué es la exposición?
Hablamos de exposición cuando nos referimos a la cantidad de luz que llega a los sensores de nuestra cámara (o a la película, en la fotografía tradicional), cantidad que puede ser controlada por medio de la abertura o de la velocidad de obturación del diafragma.

Una mayor o menor abertura regula la intensidad de la luz que alcanza los sensores.

Una más o menos rápida velocidad de obturación determina el tiempo que dura la exposición a dicha luz

Nuestra cámara dispone de un sistema de medición (técnicamente, un exposímetro) que informa en todo momento del ajuste correcto a realizar. Un mismo valor de exposición podrá conseguirse mediante diferentes combinaciones de abertura y velocidad, y la decisión de cuál de las opciones nos conviene más estará condicionada por:

que deseemos utilizar una velocidad de obturación rápida a fin "paralizar" la imagen lo más posible.



que la deseemos lenta para obtener una imagen deliberadamente borrosa.

que nos interese una abertura pequeña porque necesitemos una gran profundidad de campo.

que necesitemos abrir mucho el diafragma porque queramos enfocar de forma selectiva, despreciando la nitidez del resto de la foto.

Es fácil comprender que la correcta exposición es una de las claves para obtener una buena fotografía. En modo automático, las cámaras pueden decidir por sí solas la combinación entre abertura y velocidad aunque, eso sí, sin tener en absoluto en cuenta los cuatro condicionantes antes indicados. Sin embargo, la imagen final puede no salir como se esperaba, puesto que la cámara mide de forma estándar y, por ejemplo, no considera la posibilidad de que el objeto a fotografiar se esté moviendo con rapidez.
Cuando la exposición no es correcta, pueden producirse fallos que a todos nos han sucedido en alguna ocasión. Así, si la cámara deja entrar demasiada luz se presentará un fenómeno de sobreexposición, perdiéndose los detalles de las zonas más brillantes y observándose en cambio con nitidez las zonas que en teoría debían aparecer en sombra en la fotografía.
Por el contrario, si la luz que alcanza los sensores es insuficiente se presentará un fenómeno de subexposición, en el que las zonas más brillantes pierden detalle y las sombras quedan mucho más oscuras.

GD Star Rating
loading...
Exposición en fotografía, 9.3 out of 10 based on 4 ratings





Compartelo con tus amigos!!!

Artículos relacionados:

Comentar


Ashley Madison - Have an affair. Married Dating, Affairs, Married Women, Extramarital Affair