Mercado de bienes

Mercado de bienes
El mercado de bienes es aquel en el que se compran y venden bienes y servicios. Este mercado nos va a permitir analizar como se determina en una economía el nivel de producción de equilibrio en el corto plazo.

En este corto plazo supondremos que el nivel de producción de equilibrio viene determinado por la demanda: es decir, las empresas producirán todo aquellos que les sean demandado (es la hipótesis que utiliza una de las principales escuelas de economía, la escuela Keynesiana).
La demanda agregada (equivalente al PIB) se define:
Y = C + I + G + MN
Vamos a analizar ahora cómo se comportan los distintos componentes:
1. Consumo
El consumo depende de diferentes factores, pero su dependencia principal es con el nivel de renta:
Si la renta aumenta el consumo aumenta y si la renta baja el consumo baja. Parece lógico que si las personas tienen más dinero para gastar, consuman más, y si tienen menos consuman menos (¿a quién no le ocurre esto?).

A partir de esta relación podemos expresar la función de consumo que es la que determina el volumen de consumo para cada nivel de renta disponible:
C = Co + a * Y
Donde:
“C” es el consumo realizado.
“Co” es el consumo autónomo, aquel que se realiza aunque no haya ingresos: es el consumo de supervivencia (algo hay que comer, alguna ropa hay que tener…) que se financia con ahorros o con ayudas.
“a” es la pendiente de la curva. Se le denomina propensión marginal a consumir (PMC) e indica el porcentaje que se destina al consumo cuando aumenta la renta.
“a” toma valores entre 0 y 1: cuando aumenta la renta, una parte se destina a consumo y otra parte al ahorro.
“a” sería igual a 0 si cualquier incremento de renta se destinara en su totalidad al ahorro, y tomaría valor 1 si dicho incremento se destinara en su totalidad al consumo.
“Y” es la demanda agregada o renta disponible

2. Inversión
La inversión incluye tanto la compra de nuevos elementos para incorporar a la estructura productiva de las empresa (maquinarias, ordenadores, automóviles, instalaciones…), como los incrementos de las existencias en el almacén (inversión en stock).
La inversión está relacionada fundamentalmente con dos variables:
El nivel de renta. Si aumenta la renta aumenta la inversión (se dispone de mayor capacidad para financiar nuevos proyectos) y si disminuye la renta también disminuye la inversión.
El tipo de interés. La relación es inversa: si aumentan los tipos disminuye la inversión (resulta más caro financiar los nuevos proyectos, por lo que se descartarán los que ofrezcan menores rentabilidades); es decir, disminuirá el número de proyectos de inversión cuya rentabilidad sea lo suficientemente atractiva como para llevarlos a cabo. Y si disminuyen los tipos aumenta la inversión (es más barato endeudarse para acometer nuevos proyectos).
También influye en gran medida un factor de carácter psicológico, las expectativas empresariales, aunque es difícilmente cuantificable.

La curva tiene pendiente negativa (relación inversa entre inversión y tipos de interés). Vamos a analizar ahora como funciona esta curva:
Variaciones del tipo de interés producen movimientos a lo largo de la curva.
Mientras que variaciones en el nivel de renta originan desplazamientos de la curva:
Si aumenta la renta la curva se desplaza hacia la derecha: para un tipo de interés determinado la inversión será mayor.





Si disminuye la renta la curva se desplaza hacia la izquierda: para un tipo de interés determinado la inversión será menor.

3. Gasto público y comercio exterior neto (exportaciones – importaciones)
A efectos de simplificación (que falta nos hace) vamos a considerar ambos términos fijos. No obstante en el caso del gasto público existe una relación directa con el nivel de renta.
Si aumenta la renta aumentan los impuestos, por lo que el Estado recauda más y puede gastar más.

Equilibrio en el mercado de bienes
Una vez analizados los distintos componentes de la demanda de bienes y servicios vamos a dibujar su curva. En ella se relaciona la demanda de bienes con la producción ofrecida por las empresas.

La pendiente es positiva ya que hemos visto que varios de sus componentes (consumo, inversión y gasto público) están relacionados positivamente con el nivel de renta.
Se ha dibujado una línea que parte del origen y que tiene un ángulo de 45%: los puntos de esa línea cumplen la condición que habíamos fijado de que la oferta fuese igual que la demanda).
Si la cantidad demandada es de 1.000 millones de euros (eje vertical), la producción ofrecida será también de 1.000 millones de euros (eje horizontal), ni uno más, ni uno menos.
El punto en el que se cruzan ambas líneas (“A”) es el punto de equilibrio de la economía:
La cantidad demandada es igual a la cantidad ofertada: no queda nada por comprar, ni nada por vender.
Si la economía se encontrara en un punto (“B”) en el que la cantidad demandada fuera mayor que la ofertada, habría demanda insatisfecha (gente que no podría comprar aquello que desea) lo que llevaría a las empresas a aumentar su producción hasta que OA = DA

Si, por el contrario, la cantidad demandada fuera menor que la ofertada (punto “C”), habría productos que se quedarían sin vender lo que llevaría a las empresas a reducir su producción hasta que nuevamente OA = DA

GD Star Rating
a WordPress rating system
Mercado de bienes, 2.0 out of 10 based on 1 rating


Compartelo con tus amigos!!!

Están buscando...

Artículos relacionados:

2 comentarios
  1. ta bien explicado ; yo quisiera ver el crecimiento economico peuano año tras año asta el 2009

  2. esta bien eh!
    sigue asi

Comentar