Ratios bursátiles. Como valorar la cotización de las acciones

Ratios bursátiles
En Bolsa se utilizan una serie de ratios bursátiles que permiten valorar si la cotización de la acción se encuentra alta, en un nivel medio o baja. A continuación vamos a ver aquellos ratios más utilizados:

Beneficio por acción
El beneficio por acción (BPA) calcula el beneficio que corresponde a cada acción:
BPA = Beneficio de la empresa / nº acciones
Ejemplo: una empresa obtiene un beneficio en el ejercicio de 500 millones de ptas. El número de acciones es de 1.000.000. Calcular el BPA
BPA = Bº / nº acciones = 500.000.000 / 1.000.000 = 500 ptas./acción
La cotización de una acción depende en gran medida de cómo se comporta el BPA: si éste presenta un buen crecimiento, su cotización tenderá a subir, y viceversa.
Para el inversionista es más significativo el crecimiento del BPA que el del beneficio de la empresa. ¿Por qué? porque el beneficio de la empresa puede crecer mucho, pero si resulta que el número de acciones también ha aumentado (ha habido ampliaciones de capital), la evolución del BPA puede no haber sido tan positiva.
Ejemplo: vamos a comparar el comportamiento de dos empresas:
Empresa A: en 1999 ha obtenido un beneficio de 1.000 millones de pesetas y en el año 2000 de 1.400 millones de pesetas. En el ejercicio 2000 el número de acciones no ha variado (sigue siendo de 1.000.000 de acciones).
Empresa B: en 1999 ha obtenido un beneficio de 1.000 millones de pesetas y en el año 2000 de 1.800 millones de pesetas. En el ejercicio 2000 ha realizado una ampliación de capital por lo que el número de acciones se ha incrementado de 1.000.000 (31/12/99) a 1.800.000 (31/12/00).
Calcular el crecimento del beneficio y del BPA,. ¿Qué empresa ha tenido un mejor comportamiento para el accionista?
Empresa A:
Crecimiento del beneficio: 1.400.000.000 / 1.000.000.000 = 20%
BPA de 1999: 1.000.000.000 / 1.000.000 = 1.000 Ptas. / acción
BPA de 2000: 1.400.000.000 / 1.000.000 = 1.400 Ptas. / acción
Crecimiento del BPA: 20%
Empresa B:
Crecimiento del beneficio: 1.800.000.000 / 1.000.000.000 = 40%
BPA de 1999: 1.000.000.000 / 1.000.000 = 1.000 Ptas. / acción
BPA de 2000: 1.800.000.000 / 1.800.000 = 1.000 Ptas. / acción
Crecimiento del BPA: 0%
Por tanto, para el accionista el comportamiento de la Empresa A ha sido superior, Su BPA se ha incrementado más, a pesar de que su beneficio ha crecido menos.
De hecho, cuando se realiza una ampliación de capital puede afectar negativamente al BPA (ya que se incrementa el número de acciones), lo que se traduce muchas veces en una caída en la cotización.

Yield
Es un ratio bursátil que mide la rentabilidad que obtiene el accionista por los dividendos recibidos:
Yield = Dividendos por acción / cotización de la acción
Por facilidad de cálculo se suele tomar la cotización de cierre de ejercicio, aunque sería más correcto tomar la cotización media del periodo.
Este ratio mide la rentabilidad que obtiene el accionista, sin considerar lo que pueda ganar (o perder) por el comportamiento de la cotización.
El yield se podría considerar como una renta fija que obtiene el inversor, ya que las empresas suelen mantener una política de dividendos más o menos estable de un ejercicio a otro.
Algunas empresas (por ejemplo, ciertas eléctricas) dan una rentabilidad por dividendo similar a la que se podría obtener en títulos de renta fija y, aparte, el inversor puede obtener un beneficio adicional por la revalorización de la acción.
Según el perfil del accionista le convendra invertir en títulos con mayor o menor yield:
Inversor conservador: debería seleccionar títulos con elevado yield, aunque la revalorización esperada de la cotización no sea muy alta.
Inversos agresivo: debería elegir títulos con elevadas expectativas de repreciación, aunque su yield no sea muy elevado.
En teoría hay una relación inversa entre yield y revalorización del título (aunque con matizaciones):
Un yiel elevado significa que la empresa reparte un porcentaje elevado de sus beneficios en forma de dividendo, por lo que retiene poco beneficio para invertir y crecer.
Un yield bajo significa que la empresa apenas reparte dividendos y retiene gran parte de su beneficio para poder invertir en nuevos proyectos, por lo que su potencial de crecimiento suele ser mayor.
—————————————–
PER
Es el ratio bursátil más utilizado, su calculo es:
PER = Cotización de la acción / BPA
El PER es el nº de veces que el precio de la acción es mayor que el beneficio por acción. También se puede interpretar como el número de años necesarios para que el beneficios acumulado sea igual al precio de la acción.
En principio, el PER tiene la siguiente lectura:
PER alto: el precio de la acción está caro.
PER bajo: el precio de la acción está barato.
Por tanto:
El inversionista debería comprar cuando el PER sea bajo y vender cuando el PER sea alto.
Esta afirmación la matizaremos más adelante.
Pero, ¿cuándo se puede considerar que el PER es bajo y cuándo es alto?
Un mismo nivel de PER puede ser bajo para una acción y alto para otra. No obstante, se pueden utilizar algunas referencias para valorar el nivel del PER:
a) Comparar con el PER histórico de la acción: si una acción ha presentado históricamente un PER entorno a 10 y su PER actual es de 20, quiere decir que la acción está cara.
Si, por el contrario, esta acción se ha movido históricamente con un PER de 30 y actualmente su PER es de 20, entonces la acción está barata.
b) Comparar con el PER medio del sector: si, por ejemplo, las empresas constructoras presentan un PER medio de 15, y una de ellas cotiza con un PER de 25, quiere decir que comparativamente esta acción está cara.
Otra comparación del PER es con el tipo de interés del mercado:
El inverso del PER (es decir, beneficios por acción / cotización) equivale a la rentabilidad teórica que ofrece la acción (decimos teórica, porque la rentabilidad real dependerá de como se comporte el precio de la acción).
Ejemplo: un PER de 20 equivale a una rentabilidad implicita de 5% (= 1 / 20). Podríamos comparar este 5% con el tipo de interés de la Deuda Pública (renta fija).
La renta variable, al implicar un mayor riesgo que la renta fija, debe ofrecer, en principio, un tipo de interés superior. El inversor debe evaluar si la diferencia que presenta sobre el rendimiento de la renta fija es lógica (la acción está bien valorada), es pequeña (la acción está barata), o es excesiva (la acción está cara).
Ejemplo: Supongamos que el tipo de interés de la Deuda Pública es actualmente del 4%. Si una acción cotiza con:
Un PER de 10: implica una rentabilidad implicita del 10% (= 1 / 10)
Un PER de 20: implica una rentabilidad implicita del 5% (= 1 / 20)
Un PER de 40: implica una rentabilidad implicita del 2,5% (= 1 / 40)
Para evaluar si estos niveles de rentabilidad implícita son lógicos en relación con el tipo de la Deuda Pública, el inversor podría analizar cual ha sido históricamente la diferencia de rentabilidad que ha venido ofreciendo la acción frente al tipo de interés de la Deuda Pública en cada momento.

No obstante, el PER tiene otra lectura:
PER alto: significa que los accionistas están dispuestos a pagar mucho por la acción porque esperan que los beneficios de la empresa crezcan sustancialmente en el futuro.
PER bajo: los accionistas pagan poco por la acción porque no esperan que los beneficios de la empresa crezcan demasiado.
Veamos un ejemplo:
La cotización de una acción es de 1.000 ptas. y el BPA es de 20 ptas., por lo que su PER es de 50 (= 1.000 / 20). Este PER es muy elevado, pero si el BPA estimado para el próximo año es de 40 ptas., el PER de esta inversión se reducirá (1.000 / 40 = 25).
En definitiva, se compra a un PER elevado, anticipando un fuerte crecimiento en beneficios que rebaje el PER futuro de la inversión.
¿Y por qué no esperar a comprar al próximo año cuando el PER se haya reducido? Porque, probablemente, si los beneficios siguen creciendo, la cotización de la acción ya no sea de 1.000 ptas., sino sustancialmente más elevada.
Por tanto, un PER alto es típico de empresas con fuertes crecimientos de beneficios, mientras que un PER bajo es típico de empresas con beneficios estancados.
Ejemplo: hay una empresa que cotiza en la Bolsa de Madrid, Zeltia, que experimentó una fuerte subida, llegando a cotizar con un PER de 50, el más alto de todo el mercado.
Si se hubiera seguido el principio de que un PER alto indica que la acción está cara y que, por lo tanto, hay que vender, se debería haber vendido esta acción.
Resulta que el PER era muy alto porque el mercado preveía un fuerte crecimiento de sus beneficios. De hecho, esta acción continuó subiendo, llegando a revalorizarse un 200% adicional.

Precio / valor contable
Es otro indicador que se utiliza y que se calcula dividiendo la cotización de la acción por su valor contable.
El valor contable, como ya vimos en la lección anterior, se calcula dividiendo el patrimonio neto de la empresa entre el número de acciones.
Ejemplo: una empresa tiene un Activo de 1.000 millones de ptas. y un Pasivo (exigible) de 400 millones de ptas. El número de acciones es de 1.000.000. Calcular el valor contable de esta acción:
Valor contable de la acción = Patrimonio neto / nº de acciones
Valor contable de la acción = (1.000.000.000 – 600.000.000 ) / 1.000.000
Por tanto, el valor contable de esta acción es de 600 ptas.
Ahora, comparamos su cotización con este valor contable. Supongamos que la acción cotiza a 1.200 ptas.
Precio / Valor contable = 1.200 / 600 = 2
Es decir, se estaría pagando en bolsa dos veces el valor contable de la acción. Cuanto mayor sea este ratio más caro está el valor de la acción. De todos modos, ya vimos en la lección anterior que el valor contable de la empresa es poco representativo de cuál es el verdadero valor de la empresa.

¿ Los distintos ratios son siempre coincidentes en señalar si la acción está cara o barata ?
No necesariamente, de hecho puede ocurrir, por ejemplo, que el PER sea elevado, mientras que el Precio / Valor contable sea bajo, o que el PER suba mientras que el BPA baje.
¿Cómo actuar en estas circunstancias? El ratio más representativo y al que hay que darle mayor relevancia es al PER.
De todos modos, la información que facilitan los ratios bursátiles hay que tomarla a título indicativo (no son leyes matemáticas: un PER alto no necesariamente indica que la acción está cara).
Hay que tratar de conocer el por qué de los valores de estos ratios, a qué responden: ¿está la empresa en fase de expansión?, ¿ha experimentado la acción una fuerte subida porque se esté especulando?, ¿hay algún inversor que esté acumulando títulos con vistas a una posible fusión?, etc.

GD Star Rating
loading...
Compartelo con tus amigos!!!

Están buscando...

Artículos relacionados:

1 comentario
  1. gracias esta informacion me ayudo a entender perfectamente los ratios bursatiles y como puedo manejarlos

Comentar