Como montar un belen – Manual para construir belenes

Como montar un belen


Manual para montar y construir belenes de todos tipos.

Como montar un belen

Como montar un belen

Empezaremos por planificar el montaje de nuestro Belén.

LA UBICACIÓN

Dependerá del tamaño de nuestro Belén. En el caso de decidirnos por un Belén de tamaño mediano o pequeño, elegiremos una habitación de las que solemos utilizar a diario, donde pueda ser el centro de una reunión familiar. Si por el contrario hemos decidido hacer un Belén de medidas considerables, será mas apropiado que le destinemos una habitación exclusiva, que nos permita también trabajar mas cómodamente.

Antes de continuar, es muy importante el tener plasmado en un papel lo que pretendemos realizar. En esta especie de plano de montaje, iremos situando el portal, el río, las montañas, el pueblo, etc. Resulta sorprendente ver que con los mismos elementos, podemos realizar un Belén completamente distinto cada año. Y si lo planificamos de antemano evitaremos muchos pensamientos como: "esto me hubiese quedado mucho mejor si en lugar de ponerlo aquí, lo coloco en este otro lugar, pero ahora ya no me da tiempo a cambiarlo."

Para su emplazamiento, podríamos situarlo encima de algún mueble, pero pienso que poco cuesta localizar un par de caballetes y un tablero, que siempre podremos adaptar a las dimensiones del Belén. Además, trabajaremos mas cómodos, no teniendo que preocuparnos de mancharlo de pintura, poderle clavar alguna chincheta, o agujerearlo para que pueda desaguar el río.

En caso de que las dimensiones sean bastante grandes, es conveniente separar el tablero en dos zonas, para permitir el paso entre ellas, facilitando así el montaje. Normalmente en la parte posterior, situaremos las zonas montañosas, con pueblos alejados, cuidando así de la perspectiva. En la parte delantera, donde estarán las figuras mas grandes, podemos tener en cuenta el subir ligeramente el terreno para tapar a la vista del espectador ese pasillo que hemos dejado.

 


La altura de nuestro Belén, está algo condicionada al tipo de montaje que elijamos; para un Belén como el del dibujo anterior estaría entre los 100 y 120 cm. mientras que para un diorama es mejor subir la altura entre los 110 y 130 cm. No olvidemos que si lo van a visitar muchos niños es mejor hacer algún tipo de escalón o tarima donde se puedan subir y verlo desde la misma altura que nosotros.

LA PERSPECTIVA

Para conseguir un efecto de profundidad tendremos que recurrir a trucos visuales, que consigan hacer parecer nuestro Belén mas grande de lo que es en realidad. Por lo que es importante mantener las proporciones y la perspectiva, y para ello veremos algunos consejos que pueden ayudarnos a conseguirlo:

a) Las cosas se ven mas pequeñas a medida que se alejan.

b) Los colores y perfiles, se difuminan también a medida que se alejan en el horizonte.

c) La luz que reciben los objetos o el paisaje, hace que veamos de distinto color las cosas.

d) Si queremos calcular las medidas proporcionales de los objetos con la medida de nuestras figuras, tendremos que aplicar alguna formula para calcularla. Podemos establecer esa proporción utilizando una regla de tres y debemos tener en cuenta que siempre tomaremos las medidas en la misma medida métrica, (por ejemplo en cm.)

Veamos un caso practico; pongamos que la altura de una persona es 170 cm. Y a partir de aquí calculamos las medidas de las piezas del Belén. Para ello veremos un par de ejemplos: Tenemos una figura en nuestro Belén que mide 15 cm., aplicando una regla de tres, una puerta que en la realidad normalmente mide 210 cm. tendríamos que hacerla de 18.5 cm.

Realidad                     Medida en nuestro Belén

Persona                                 170                                    15

Pieza a calcular                      210                                  X

X = ((210 x 15)/170) = 18,5

Veamos otro ejemplo: en este caso nuestra figura es de 10 cm. y queremos saber la medida de un escalón para esta figura, si la medida de un escalón aproximada es de 22 cm. nuestros cálculos serian ((20 x 10)/170)=1,2 cm.

e) Con la misma regla de tres que en caso anterior, ahora vamos a calcular la distancia entre dos figuras. para ello medimos la distancia de nuestra figura de 15 cm. hasta el fondo del Belén, y en nuestro ejemplo esa distancia supongamos que es de 140 cm., pues la figura de 10 cm. tendría que estar a unos 93 cm. del fondo.

X= ((10 x 140)/15) = 93,3.

O lo que es lo mismo: la figura de 10 cm. estará 46,7 cm. detrás de la de 15
cm.(140-93.3)=46,7

f) En cuanto a un diorama, los conceptos que se aplican son mas técnicos, pues recurrimos a la perspectiva geométrica para conseguir el efecto deseado. Al ser este un apartado algo complejo y extenso, solo hablaremos de unas pequeñas nociones a tener en cuenta.

Veremos un par de ejemplos en donde estamos en el interior de una casa.

En el primero, marcaremos una línea horizontal "LH" que como en todos los casos estará situada a la altura de nuestros ojos, en ella marcaremos dos puntos de fuga
"A" y "B" y desde ellos marcaremos unas líneas imaginarias, que son las que posteriormente marcaran los limites de nuestras paredes. Todo esto pasado a escala nos permitirá cortar las piezas para ir montando nuestra casa.

En el segundo caso, veremos la perspectiva de una habitación, donde solo tenemos un punto de fuga "A" y que nos dará como en el caso anterior las líneas para marcar las paredes y en este caso también el techo. Observamos también que la línea de horizonte, sitúa a nuestra vista a una altura superior a la de las figuras, aproximadamente parecería que estamos viéndola desde la altura de una lámpara.
(este ejemplo sería valido si quisiéramos destacar mas los detalles del suelo que del techo)

Solo nos queda por sacar la perspectiva desde el lateral del diorama para ver de que forma cortaremos las paredes de nuestra casa.

Para terminar solo hacer hincapié en algunos detalles:
1) El horizonte es una línea imaginaria que se encuentra a la altura de nuestros ojos.

2) Las líneas verticales y horizontales, se mantienen paralelas como están, mientras que las que se alejan, son las que tienden a converger en un punto imaginario del horizonte.

3) A medida que se alejan de nosotros, estas líneas horizontales y verticales, están cada vez mas juntas. Este sería el caso de las líneas verticales de las puertas y ventanas por ejemplo.

EL CELAJE

Primero construiremos un bastidor de madera, que podemos hacerlo de diferentes formas, como si se tratase de un cuadro, haremos un bastidor con listones de madera, y luego sujetaremos un tablero con clavos o grapas. Una vez montado, lo pintaremos con pintura tipo temple, de color generalmente azul intenso, al que podemos añadir nubes, estrellas o cualquier otro efecto que nos parezca apropiado.

Una variante sería la de hacer el bastidor en forma semicircular, mucho mas utilizado cuando el Belén no es abierto. (tipo diorama) Esto nos delimita un poco el espacio en la parte posterior, pero da más sensación de realidad al no tener esquinas que son difíciles de disimular. En cuanto al material hemos comentado de hacerlo de tablero o chapa de madera, pero también se puede hacer de tela

 

o de papel

materiales mucho mas baratos, y con los que hay que tener especial cuidado en tensar para que no se vean arrugas. Si optamos por la tela y queremos pintarla, es
conveniente que la preparemos con una protección de agua y cola para que después no absorba toda la pintura.

CONSEJOS GENERALES

Hagamos las casas de medidas distintas, proporcionadas pero variadas de tamaño y forma, intentando conjuntar un pueblo, sin que las paredes nos queden excesivamente lisas y pulidas.


 

Pongamos las figuras armoniosamente, haciendo algunos grupos, no pongamos a toda la gente en la misma dirección, aunque esa sea la del portal. Y disimulemos las peanas aunque simplemente sea con tierra o arena.

MONTAÑAS

Para hacer nuestra montaña empezaremos por hacer una especie de bastidor o armazón, y para ello podemos utilizar cajas de distintos tamaños, reforzando después todo el conjunto con unos listones de madera. Cubriremos después este armazón con una tela metálica.

Esta tela metálica ha de tener una separación mínima del tejido de un centímetro, siendo tal vez la mas utilizada la llamada de gallinero o de conejera, con sus dibujos hexagonales. (por ser mas flexible que las normales de cuadraditos) Esta tela, nos va a permitir dar la forma deseada a nuestra montaña, y la iremos sujetando a la estructura de madera mediante unas grapas o alambres, a la vez que vamos dando forma a todo el armazón.

A continuación, prepararemos un recipiente con agua, al que añadimos un poco de cola blanca, y luego vamos añadiendo escayola hasta conseguir una masa lechosa lo suficiente cremosa para trabajar con ella. En esta lechada introduciremos trozos de tela de arpillera, que previamente tendremos cortados, y que una vez bien empapados, vamos forrando con ellos la estructura metálica. Cuando esta primera capa este lo suficientemente seca y endurecida, aplicaremos una segunda capa, en la cual ya podemos añadir efectos para formar las irregularidades propias del terreno. Estos efectos se pueden conseguir con ayuda de palitos, espátulas, incluso con bolitas de papel y piedrecillas.

Otra técnica con la escayola es la de mezclarla con agua y cola granulada, que es la que se utiliza para empapelar, y añadirle serrín, para darle un aspecto mas rugoso.

Si decidimos hacer una montaña con aspecto mas rocoso, es mejor recurrir al corcho blanco en lugar de la tela de arpillera. Iremos uniendo diferentes trozos de porexpan, que previamente habremos tallado, dándole la forma de las rocas y los uniremos de forma irregular a todo el conjunto. Posteriormente le daremos una capa de escayola aplicada a pincel, que nos tapara todas las grietas, y luego una capa mas gruesa de escayola con la que iremos consiguiendo el acabado final.

Una vez seco todo el conjunto, procedemos a pintarlo, primero con una capa de nogalina u otra pintura de base oscura. Utilizaremos preferentemente pinturas acrílicas o al agua para esta pintura base, pudiendo utilizar cualquier otra para el acabado final, no olvidándonos de ir dando manos, siempre cuando la anterior este seca y cada vez con tonos mas claros, procurando no aplicar el mismo color en toda la superficie, intentando buscar contrastes suaves. Para un acabado final se le puede dar lo que se denomina un "patinado", o técnica del pincel seco, que consisten en poner un poco de pintura en un pincel (normalmente de los planos) y secarla con un paño, de manera que no quede casi pintura en las cedras. Pintamos a continuación la superficie deseada haciendo una especie de barrido suave, siempre en la misma dirección.



ESCENAS

ESCENAS 1

Desposorios de Maria y José.

El matrimonio entre los israelitas comenzaba con los desposorios, donde reunidos los amigos y vecinos, se entregan entre otros presentes, la documentación donde figuraban escritos los nombres del varón y de la mujer. Estos amigos, servían de testigos de este compromiso que, en rigor, tenía toda la solidez jurídica de un verdadero matrimonio.

Se cuenta que mientras José estaba en el templo junto a los otros jefes de las 12 familias para encontrar esposo a María en profunda oración, la vara seca (bastón) que sostenía entre sus manos floreció y al mismo tiempo una paloma blanca descendió sobre su cabeza. Este acto, simboliza el deseo de Dios en que José fuera el esposo de María.

Situaremos esta escena, tal vez en un templo, o en el interior de una sinagoga, donde
José y Maria, rodeados de gente, asisten a su ceremonia.

 

La anunciación a Maria.

María convivía con José en la ciudad de Nazaret, sin consumar el matrimonio durante
el primer año, como era costumbre en Judea, y en ese tiempo recibió la visita del Arcángel S. Gabriel que le llevaba el mensaje de Dios, anunciándole que iba a tener un hijo. Después de un momento de incomprensión y duda de María por su virginidad y de la aclaración del Ángel, acepta la voluntad de Dios y en el mismo instante se produce la Encarnación, el embarazo; de hecho en algunas representaciones María aparece ya embarazada.
Esta escena se sitúa en el interior de una casa humilde propia de la época. Alguna puerta trasera que permita ver el paisaje, un hogar donde cocinar, una escalera que suba al piso superior, utensilios de cocina, alacenas y algún animal pequeño, como gallinas o conejos, podrían ser algunas de las cosas que acompañarían a esta escena.

El sueño de José.

José al conocer el estado de María y sabiendo que él no era el padre, y no queriendo exponerla al repudio y su posible condena a lapidación, decidió romper con ella en secreto. Pero apenas tomó esta resolución, se le apareció en sueños el ángel del Señor, que le dijo: "José, hijo de David, no tengas inconveniente en llevarte contigo a María, tu mujer, porque la criatura que lleva en su seno viene del Espíritu Santo."
(Mateo 1, 18-25)

Esto le hizo volver a casa con María, haciéndose cargo de la “Sagrada familia” y adoptando al Niño como propio. Esta condición de padre adoptivo (padre putativo) es la que se menciona tradicionalmente con las siglas de José P. P. motivo por el que se denomina Pepe a los que se llaman de nombre José.

Esta escena como en la Anunciación, la situaremos en el interior de una casa humilde, tal vez en esta ocasión con un taller de carpintero, o tal vez cuando se quedo dormido mientras cuidaba de su mula en el establo. Las herramientas típicas en cada caso, y un gran ventanal que permita ver el exterior, serian unos elementos a tener en cuenta en esta ocasión.

Visitación de Maria a Isabel.


Luego que María escuchó al ángel Gabriel decirle: "Mira, también Isabel tu pariente ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquélla que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios" (L. 1, 36) sintióse iluminada por el Espíritu Santo y comprendió que debería ir a visitar a aquélla familia y ayudarles y llevarles las gracias y bendiciones del Hijo de Dios que se había encarnado en Ella.

María visitó a su prima Isabel, esposa del sacerdote Zacarías, perteneciente por tanto a una clase acomodada y respetada.


Por lo que para esta escena podríamos poner a Sta. Isabel, recibiendo en la puerta de su casa quizás con un jardín, con un porche por donde trepa una parra, un pozo y algunos animales domésticos. O en el centro de una calle, con niños correteando por el fondo, un pequeño alcantarillado, alguna tienda. Son ideas que talvez sirvan para ambientar esta escena.

ESCENAS 2

El edicto.

Estando José y Maria en la ciudad de Nazaret, se proclamó un edicto por orden de Octavio Augusto, primer emperador de Roma, en el que promulgó el Decreto de empadronamiento de todos los habitantes de sus dilatados dominios. Esta orden de
censar a todos los pueblos de su imperio por razones de impuestos y alistamientos, obligo a José a llevarse a su familia a Belén, su ciudad natal.

Soldados romanos subidos a caballo o una cuadriga, en la que un pregonero anuncia el edicto de César, mientras que la gente expectante escucha alrededor. Todo ello lo podemos situar en una plaza de Nazaret, Con unas arcadas, una fuente e incluso algunos puestos de vendedores ambulantes.

El empadronamiento.

Llegó el momento para S. José y María de partir hacia Belén para empadronarse. Esto vino en muy difícil momento ya que ella estaba en cinta.

José subió a Maria, a la que veremos en avanzado estado de gestación, en una mula y emprendió el camino, y al llegar a Belén, tal vez encontró una larga cola de gente que espera su turno ante una mesa donde un escribano va apuntando a los ciudadanos. Junto al escribano veremos algún soldado romano vigilando.

Pero otra versión nos emplaza al empadronamiento posterior al nacimiento, pues al llegar, después de buscar posada y por fin dar a luz, es cuando transcurridos unos días fueron a inscribirse. "…..él inscribió su nombre ante el escriba así: José, hijo de David, con María, su esposa, y Jesús, su hijo, de la tribu de Judá."



Pidiendo posada.

Como es sabido, estaba tan llena la ciudad de Belén por los visitantes que acudían a cumplir la orden del emperador Augusto de empadronamiento, que las posadas sólo daban albergue a los que tenían dinero.

Un posadero niega a José la entrada a su posada, mientras María espera en segundo plano, cansada y apunto de dar a luz.

Hasta que un posadero al ver a María embarazada, se apiada de ella y les deja quedarse gratis en un establo (hay que recordar que, incluso en el Siglo de Oro, se cobraba por dejar dormir en el establo).

El Nacimiento.

«Dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre». El relato de San Lucas nos presenta la descripción del acontecimiento del parto. Narrado de forma sencilla, presenta a María junto a su hijo Jesús, bajo la atenta mirada de José, en un modesto y tranquilo lugar, donde descansaban los animales.

Los establos en aquella época, estaban separados de las casas y solían estar pegados a alguna pared rocosa.

En la parte trasera encontramos un buey, junto a la mula de José, e incluso podemos ver a una partera trayéndole agua a la Virgen, o tal vez a esa partera lavando en el riachuelo cercano los pañales del niño.


ESCENAS 3
Anunciación de los pastores.

«¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!. No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo, que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto os servirá de señal: hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.»
El mensaje que el ángel dirige a los pastores, es una invitación a la que los pastores responden con entusiasmo y prontitud: «Vayamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y el Señor nos ha manifestado».
Fueron pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.
La escena la representaremos en el campo, al aire libre o refugiados en una cueva o en una casa abandonada, y arropados por el calor de una hoguera. El ángel, en un plano superior, estará bien iluminado destacando del conjunto.

Adoración de los pastores.

 

Jesús es acogido por los pastores, hombres rudos y no muy bien considerados, pero elegidos por Dios para ser los primeros destinatarios de la buena nueva del nacimiento del Salvador.

Los pastores al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. Se volvieron glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.

Todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían. Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.


Adoración de los Reyes.

No se sabe bien si fueron Reyes, magos, o astrólogos. Pero cierto es que unos hombres sabios, se fueron a Belén guiados por una estrella.

Y encontraron al Divino Niño Jesús junto a la Virgen María y San José; lo adoraron y
le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra. Regalos muy apreciados en aquella época.

Por motivos de la distancia entre ciudades y los medios de transporte, podemos situar esta escena bien en el momento del nacimiento, o posteriormente, encontrándose con un niño mas crecido, aunque no demasiado, pues sería antes de los 3 años cuando salieron hacia Egipto.

Herodes.

Nos cuenta el evangelio de San Mateo, que Heródes se asustó cuando unos Magos llegaron a Jerusalén preguntando dónde había nacido el futuro rey de Israel que iba a gobernar el mundo entero.

Heródes era tan terriblemente celoso contra cualquiera que quisiera reemplazarlo en el puesto de gobernante del país, que había asesinado a dos de sus esposas y asesinó también a varios de sus hijos, porque tenía el temor de que pudieran tratar de reemplazarlo por otro. Heródes se propuso averiguar dónde estaba el niño, para mandar matarlo.

Y fingiendo todo lo contrario, les dijo a los Magos: "Vayan y se informan bien acerca de ese niño, y cuando lo encuentren vienen y me informan, para ir yo también a adorarlo".

Pero sucedió que regresaron a sus países por otros caminos, y Heródes se quedó sin saber dónde estaba el recién nacido. Esto lo enfureció hasta el extremo, que mandó a sus soldados a que mataran a todos los niñitos menores de los dos años, en la ciudad de Belén y en sus alrededores.


ESCENAS 4

Huida a Egipto.

Después de la visita de los magos de Oriente, Herodes el tirano, lleno de envidia y obsesionado con su poder, quiso matar al niño. San José escuchó el mensaje de Dios transmitido por un ángel: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estate allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle.» Mateo 2:13.

San José obedeció y tomo responsabilidad por la familia que Dios le había confiado. Tuvieron que vivir unos años en el exilio de Egipto. Hasta que José, una vez mas por medio del ángel del Señor, supo de la muerte de Herodes: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño.»

Jesús en el templo.

Cumplidos los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, el cual le había sido puesto por el ángel antes que fuera concebido.

Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la Ley de Moisés, lo trajeron a Jerusalén para presentarlo al Señor (como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón que abra la matriz será llamado santo al Señor), y para ofrecer conforme a lo que se dice en la Ley del Señor: Un par de tórtolas o dos palominos.

 

En esta escena, dentro de un templo, podemos encontrar a Simeón, recogiendo en brazos a Jesús para presentarlo ante el Señor, mientras José lleva en una pequeña jaula a las 2 tórtolas.


Jesús entre los doctores.

«Cuando Jesús tuvo doce años, fueron como de costumbre todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua. Al regresar, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo advirtiesen sus padres, los cuales le buscaron entre los parientes y los conocidos.

Y ocurrió que, al cabo de tres días, lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los doctores, escuchándoles y preguntándoles».

Y todos los que lo oían se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas.

El taller de Nazaret.

Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la Ley del Señor, volvieron a
Galilea, a su ciudad de Nazaret.

Y a partir de esa fecha poco mas sabemos de la vida de Jesús.

Dios quiso que este santo varón nos diera ejemplo de humildad en la vida escondida de su sagrada familia y su taller de carpintería.

El taller esta vez contará con la presencia de Jesús, intentando aprender el oficio de su padre, y de Maria que les acompaña en una escena con mucho carácter familiar.

EDIFICIOS

Edificaciones y elementos de construcción sin olvidar las dimensiones y cantidad para mantener las proporciones del Belén.


EL PORTAL

Como elemento principal entre todos los edificios, lógicamente encontraremos el
Portal.

Dicen las escrituras; «Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le
acostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada» (Lucas 2, 6-7). El albergue o posada, no era otra cosa que el caravasar:


Un espacio a cielo descubierto, rodeado de un muro bastante alto, para repeler los ataques de ladrones. Dentro, en torno al patio, corría un pórtico que ofrecía refugio y estaba cerrado en algunos tramos por un murete. Así, se creaban una especie de pequeños habitáculos, reservados para quienes podían permitirse pagar por tener una intimidad mayor. Según el abad Ricciotti, es difícil imaginar que en el caravasar o en toda Belén no hubiera un rincón en el que acoger a los dos esposos. Sin embargo, ese «para ellos» podría indicar que en aquellos días y en aquellas circunstancias, con el abarrotamiento y la absoluta promiscuidad que se vivía en los lugares públicos, lo que María no encontraba era un lugar donde vivir el nacimiento de Jesús con reserva y discreción, donde lograr un poco de intimidad. La otra parte del texto habla de un pesebre; y el pesebre supone un establo que en la pobre ciudad de David, eran pequeñas grutas excavadas en la roca en los alrededores de las casas o en las colinas que rodeaban Belén.

A partir de estos datos, situaremos el Portal, como centro de atención, a primera vista, destacando del resto del montaje de nuestro Belén; intentando llevar un orden cronológico con el resto de las escenas; es decir, si queremos montar diversas representaciones, como por ejemplo, la Anunciación a Maria, la Natividad y la Huida a Egipto; tendremos que poner la Natividad en el centro de las tres escenas, porque así es como sucedió en el tiempo entre los tres hechos.

Una vez situada nuestra escena principal, no debemos olvidar que tanto las figuras como los enseres y las edificaciones, deberán ser proporcionales al tamaño del Portal.

En cuanto a los materiales para su realización, podemos resumirlos en los tres mas utilizados tal vez:

Con corcho natural

Primero realizaremos un pequeño esqueleto con listones de madera de 4×4 cm. de grosor, y luego forraremos la gruta, tanto el interior como el exterior, con diversos trozos de corcho, de diferentes espesores y medidas; que uniremos a la estructura de madera mediante unos tornillos suficientemente largos, o pegamento (bien cola o silicona térmica) y que luego disimularemos con musgo, al igual que se disimula las juntas entre las diversas piezas.


Con escayola

Primero haremos el esqueleto de madera como en el caso anterior y lo recubriremos con tela metálica. Después, iremos poniendo trozos de tela de arpillera, impregnados de escayola e iremos forrando con ellos la estructura metálica. Posteriormente se pinta todo el conjunto y añadimos los detalles finales.
Si deseas hacerlo con más detalles en el apartado anterior ESTRUCTURA, en la sección MONTAÑAS se detalla todo este procedimiento.

Con porexpan o corcho blanco

Este material es fácil de encontrar, sobre todo en los embalajes de juguetes, electrodomésticos, muebles o aparatos informáticos. Por supuesto se puede comprar también en tiendas tipo de construcción, o manualidades, donde además encontraremos de diferentes espesores y distintas densidades.

En este caso puede que no sea necesario realizar una estructura previa, pues la dureza del material es suficiente para ir dando forma al conjunto. Podemos ir pegando los trozos de corcho blanco con cola de contacto especial para porexpan o con cola blanca, y cuidado de no utilizar ningún producto que tenga disolvente. Cuando tengamos hecha la estructura, la iremos tallando para darle la forma deseada. Para este tallado podemos utilizar un soldador eléctrico, con el que iremos quemando el porexpan, y no olvidando que cuando mas irregular, mas sensación de realidad nos dará. Luego podemos repasar las rebabas que deja el soldador con una lija, y ya le podemos dar con una lechada de escayola aplicada a brocha, para tapar todos los poros y grietas. Si vemos que es necesario le iremos aplicando capas, y cuando la ultima empiece a endurecer, le pasaremos una brocha de cedras duras para eliminar la superficie lisa de la escayola y dar apariencia rugosa. Luego la pintaremos y terminaremos, como lo explicado en el capitulo anterior.

Si lo que tienes es un gran trozo de porexpan y deseas rebajarlo en su interior, para hacerle la concavidad aparte de un soldador, puedes utilizar un tornillo tirafondo de cabeza redonda (tipo chincheta) cuanto mas largo mejor (mínimo 15 cm.), y lo unes a un mango de madera (no de plástico) tipo el de una lima. Calientas la cabeza del tornillo en un soplete o directamente en el fuego de la cocina (según en la habitación que lo quieras hacer) y aplicas ese tornillo caliente al porexpan produciendo un efecto mas redondeado y rápido que el del soldador. Si lo que queremos es dejar entrantes y salientes, utilizaremos quita pinturas, disolvente o pegamento, cuando esté a nuestro gusto, lo metemos en la ducha y pararemos el proceso de deterioro. No olvidar que la gran cantidad de porexpan destruida es toxica, y es conveniente el uso de mascarillas y hacerlo en habitaciones muy ventiladas.

Detalles finales

Solo nos queda cubrir el suelo con arena fina, musgo triturado o serrín, y poner
algunos detalles de vegetación.

Acordarse antes de cerrar nuestra gruta, de la instalación eléctrica, ocultando los cables y las bombillas, y teniendo en cuenta que el calor de la bombilla, no perjudique ningún material.

Respetemos como siempre las proporciones de las figuras y del entorno. Y taparemos las peanas de las figuras, dejando solo visibles los pies.

Podemos añadir algún altillo, sitios destinados a la leña o la paja, abrevaderos, útiles de labranza de aquella época, vasijas, ánforas, alforjas, alguna escalera, ropa, etc. pero con cuidado de no sobrecargar la escena.

Podemos mezclar en nuestra gruta, las paredes de piedra de la montaña con alguna columna o pared de contención, realizada imitando ladrillos.

VEGETACIÓN

En esta parte tan gratificante del montaje de nuestro Belén, es donde más realismo adquiere todo el conjunto, potenciando la perspectiva general.

LA VEGETACIÓN NATURAL

Si hablamos de plantas naturales, hay que tener en cuenta el tamaño de su tronco y de sus hojas, para situarlas adecuadamente.
En cuanto a su color tener en cuenta que las mas verdes se situaran mas cercanas que las oscuras, así como las de hojas mas grandes también estarán mas cercanas que las de pequeñas hojas.
A la mayoría de las plantas es conveniente secarlas para mantener la rigidez y el color. Para el secado, colgaremos la planta cabeza abajo en una habitación lo mas oscura posible, hasta que esté seca al tacto. Con este procedimiento, podremos utilizar la planta en varias ocasiones. Así mismo podemos colorearlas introduciéndolas en anilina del color elegido durante un día y secándolas posteriormente. También podemos ayudarnos de laca del pelo para fijar las hojas y que no caigan con facilidad.
Un ejemplo de plantas que podemos emplear sería:

 

 

 

 

 

 

 

                           El Romero             o           el Tomillo

Y sobre todo no olvidar que muchas de las plantas de nuestros bosques están protegidas, por lo que nos tendremos que asegurar de que en nuestra zona no tenemos prohibiciones. Por ultimo recordar que cortaremos siempre las plantas, dejando como mínimo sus raíces y algo de tronco para que puedan reproducirse.


EL MUSGO

Tal vez sea la planta mas utilizada en nuestro Belén. Tengamos en cuenta que es una planta protegida en muchos países y no se puede coger. El que solemos comprar es de importación y lo podemos encontrar en floristerías y tiendas navideñas.

 

Al estar protegido es conveniente guardarlo de un año para otro, para ello una vez limpio, lo envolveremos en papel de periódico. Cuando tengamos que volver a utilizarlo podremos recuperar su color rociándolo con agua y unas gotas de vinagre.

Últimamente se esta introduciendo también el liquen polar o musgo escandinavo,

por su pequeño tamaño resulta muy apropiado para imitar arbustos y hojas de los árboles, aguanta muy bien la calefacción y no suele secarse. Normalmente lo venden en color blanco pero es muy fácil de teñir, sencillamente lavándolo con un poco de pintura plástica.

El musgo se utiliza para :

- Simular praderas.
– Tapar las juntas o coqueras del corcho cuando hacemos montañas o cuevas.
– Ideal para poner pastando a las ovejas.
– Pequeñas plantas con el musgo mas corto.
– Arbustos y matojos con el musgo mas largo.
– Cipreses con musgo picado y pegado a un palito que hará de tronco.
– Triturado con una picadora eléctrica, se consigue un polvo verde ideal para tapar peanas y mezclas diversas con tierras o serrín.

LAS PALMERAS

La palmera por ser el árbol mas representativo en cualquier Belén, es el que a los aficionados a este mundo, mas nos apetece poner en nuestro Belén.
Suele ponerse agrupado en dos o tres piezas, de diferente tamaño y forma, que
pegaremos a una base de madera o porexpan.
Para confeccionar el tronco podemos emplear diferentes métodos.
Con porexpan, dibujando la forma deseada y utilizando una plantilla, recortaremos con una cuchilla tantas piezas como necesitemos para darle el grosor deseado. Pegaremos estas piezas con cola blanca y cuando esté todo seco procedemos a su redondeado, bien utilizando el método del soldador o con cuchilla o con una pequeña lima.
Después podríamos recubrir el porexpan con una tela de arpillera bañada en lechada de escayola no muy gruesa, permitiéndonos arrugarla en una especie de capas circulares que nos daría la forma parecida de las escamas.
A todo el conjunto le daremos una capa fina de escayola para tapar los poros y permitir pintarla mejor.



Para trocos lejanos y pequeños podemos utilizar ramas de pino.

Para distancias intermedias quedan mejor las confeccionas con cuerda.

Utilizando alguna ramita o algún tubo como base, se enrolla alrededor una cuerda. Para el tubo podríamos utilizar el de macarrón utilizado por los electricistas para pasar cables dentro de las paredes, o el de P.V.C. que utilizan los fontaneros.
En el caso de la cuerda utilizaremos de esparto. La bañaremos en una mezcla de cola blanca con escayola muy aguada y una vez enrollada y seca la pintaremos de marrón oscuro.

Para disimular la cuerda podemos utilizar serrín, pintándolo de marrón mas oscuro y espolvoreándolo alrededor de la cuerda, intentando imitar los pelillos que vemos salir de las palmeras.

 

Para las palmeras mas cercanas el tronco lo podemos realizar como en el caso anterior con algún tubo o conjunto de alambres para dar la forma y para recubrirlo en este caso utilizaremos piñas, a ser posible de pino piñonero por su forma. Intentaremos coger las mas pequeñas y una vez desgranadas utilizaremos sus hojitas, recortándolas incluso en algunas ocasiones, para ir pegándolas en forma circular alrededor del tronco. Para pegarlas podemos utilizar cualquier pegamento fuerte de secado rápido de estos utilizados en maquetas o cola de contacto.
Si crees conveniente y para su mejor conservación podríamos pintarlas con una fina capa de barniz incoloro, mate por supuesto, e incluso con un pequeño color caoba que la oscurecería, para las utilizadas en la lejanía.
Si eres mas manitas podrías intentar hacer el tronco de arcilla recubriendo un eje central de alambre al que daremos forma para después hacerle unas incisiones con
un cuter alrededor de toda la arcilla.

En el caso de las hojas podemos también hablar de varias formas de hacerlas. En todos los casos es conveniente realizar varias plantillas en cartulina dura, teniendo en cuenta hacer de varios tamaños. Grandes para la parte inferior, medianas para el centro y algunas algo mas pequeñas para la parte superior.
Una forma de hacer las hojas seria, recortar con la plantilla dos hojas iguales bien sea en papel grueso tipo de estraza, o en cartulina o papel ya coloreado en verde.

Una vez recortadas las pegamos una a otra poniendo en el centro y en medio un fino alambre para conseguir mayor resistencia y poder moldearla y darle forma a la hoja. Dejaremos un pequeño trozo de alambre saliente para después unirlas.
Cuando tengamos unidas las dos partes, procedemos a efectuar unos cortes oblicuos hacia el nervio central, lo mas juntos posibles.

 

Otra forma de confeccionar estas hojas es parecida a la anterior con la modificación de que pegamos los dos trozos primero y luego ayudados de la plantilla recortamos la forma de la hoja.

Esta forma parece ser mas rápida que la anterior pues el alambre siempre logramos dejarlo en el centro de la hoja, recortamos el anverso y reverso a la vez y no tenemos que estar intentando cuadrar las dos partes.

También hay algunos que utilizan cinta de papel de la que usan los pintores para hacer las hojas con el método anterior.

Una vez realizadas las hojas y en caso necesario las pintamos de verde, con algunos toques de marrón o de beige para darle aspecto de algunas hojas secas, pero sin pasarse de coloridos.
Cuando tengamos todas las hojas las iremos uniendo en un ramillete al que daremos la forma deseada e introduciremos en el tronco, pegándolo al extremo superior.
Como detalle final, le pondremos unos ramilletes de dátiles que podemos confeccionar con unos granos de arroz pegados a un hilo y pintados con tonos anaranjados.

LOS ÁRBOLES

Lo mas importante antes de empezar nuestro árbol es tener claro el tamaño para que resulte proporcionado con el resto de los elementos.
Suponiendo que no tenemos la suerte de tener unos bonsáis, veremos como podemos realizar un árbol, intentando imitar a la naturaleza en sus formas.
Para el tronco podemos utilizar alguna rama seca, como las de jara, tomillo, lavanda, encina, una cepa, o cualquier otro arbusto leñoso que nos pueda servir de tronco.

En caso de no encontrar el tronco deseado podríamos recurrir a confeccionarlo con porexpan o arcilla.
Si nos decidimos por el porexpan, uniremos una piezas que previamente habremos
dibujado y recortado, dándole la forma deseada.
A continuación las tallaremos y recortaremos dándole la forma redondeada del tronco, utilizando una cuchilla y una pequeña lima. Si queremos podemos realizar unas pequeñas incisiones en el tronco bien con la misma cuchilla o con el soldador, para darle aspecto de leñoso. Este tronco lo pegaremos sobre una base de madera para que quede firme, y lo recubriremos con una fina capa de escayola, para tapar todas las pequeñas grietas del porexpan.

Una vez seco el conjunto procedemos a repasar la escayola para crear unos falsos nudos, e incluso si es preciso nos podemos ayudar con una fina tela de arpillera que nos ayudara en el moldeado.

Con esta misma técnica podemos realizar las raíces superficiales y las ramas con las que sujetaremos la copa del árbol.
Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image002 0006 Como montar un belen   Manual para construir belenes
Para finalizar, lo pintaremos, dando una base de nogalina primero, y luego con pintura acrílica en la gama de marrones, negros y grises, con algún retoque de verde para dar sensación de musgo.

Para la copa de nuestro árbol podemos utilizar un conjunto de ramitas, que uniremos en cantidad y tamaño proporcional al tronco que hemos confeccionado.
Las zonas de unión de las ramas las podemos disimular con la misma técnica con la que hemos realizado las ramas superiores del tronco, así utilizando los mismos colores quedara todo el conjunto disimulado.
Si las ramas utilizadas no son lo suficiente frondosas podemos utilizar para conseguir el volumen deseado; bolas de musgo artificial o de esponja tintada de verde.

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image004 0005 Como montar un belen   Manual para construir belenes

 

También se consigue un efecto sorprendente bañando esas ramitas en una mezcla de cola blanca y agua, y después rebozándolas en orégano del que usamos para cocinar o en serrín tintado.

EL CIPRÉS

Tradicionalmente el ciprés es un árbol arraigado a la tradición en los paisajes bíblicos, pues se solía plantar en las entradas de las casas en señal de bienvenida.
El ciprés lo podemos realizar pegando varias capas de porexpan, recortándolas con un cuter, dándole la forma de lanza característica.
Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image002 0007 Como montar un belen   Manual para construir belenes

Para darle forma irregular podemos pasarle un soldador para hacerle pequeñas cavidades. Una vez terminado, lo pintaremos todo con cola blanca y lo rebozaremos por arena de río o con serrín, según la apariencia que queramos conseguir con sus hojas. Una vez seco todo, lo pintaremos primero con una base de verdes oscuros, aclarándolo después con verdes mas claros según la lejanía en que situemos el ciprés en nuestro Belén.

Para terminar, en la base inferior colocaremos un pequeño trozo de rama seca para simular el tronco. Podemos realizar las hojas también partiendo de un conjunto de ramitas de ciprés o de abeto, el cual bañaremos en cola blanca mezclada con agua.

Posteriormente lo rebozamos en serrín y se deja secar. Repetimos este paso varias veces, hasta que el conjunto se asemeje a las hojas del ciprés, y procedemos a pintarlo como en el caso anterior. Para los cipreses lejanos también podemos utilizar musgo prensado pegado sobre un palillo o una ramita.

LOS JUNCOS

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image004 0006 Como montar un belen   Manual para construir belenes   Ríos, charcas, o lagos, son sitios ideales para que crezcan los juncos. Para confeccionarlos, utilizaremos agujas de pino, a ser posible piñonero, por su forma mas fina y redondeada.
Debidamente atadas por su parte inferior las pintaremos de un verde intenso y las pegamos a una base de arcilla.
Para imitar las eneas, podemos añadir a algunos de ellos y por la parte superior, un pequeño cilindro de plastelina, o de arcilla, o simplemente un trocito de plástico de un cable eléctrico. Trocito que pintaremos en marrón claro u oscuro.

PITAS Y CHUMBERAS

Las chumberas las podemos realizar con bolitas de arcilla aplastadas simulando las hojas.
Otro método seria utilizando pipas de calabaza o de aullama, dejándolas secar previamente.
También se pueden imitar con laminas de corcho rebajadas por los cantos.
Todos estos métodos podremos unirlos unos a otros utilizando trozos de palillos o pedacitos de alambre y cola.
Para los higos utilizaremos bolitas de arcilla, arroz, o cabezas de cerillas.
Todo el conjunto lo pegaremos a una base de arcilla. Pintándolo en tonalidades verde grisáceos y los higos en rojizo anaranjado.

Las pitas se confeccionan con arcilla, haciendo rodillos que luego aplastaremos, y juntaremos por la parte inferior en ramilletes de ocho o diez hojas de diferente tamaño.
Cuando seque la arcilla, la pintaremos de color verde grisáceo.

Tanto las pitas como las chumberas tendremos en cuenta que se crían en ambientes secos, por lo que trataremos de alejarlas de ríos y zonas húmedas.

SEMBRADOS NATURALES

En una bandeja de porexpan, como las que encontramos en fruterías o con la carne, podemos plantar algunas semillas que cuando crezcan podrían dar un toque muy especial a nuestro Belén.
Tapamos las semillas con un poco de tierra vegetal y las humedecemos bastante. Para darle tiempo a crecer, todo esto lo tendremos que realizar unos veinte días antes de que tenga que estar montado nuestro Belén.
Podemos poner varias bandejas juntas con distintos sembrados, e incluso alguna valla o cercado, para darle mas realismo.
Las semillas mas usadas para estos sembrados suelen ser las de crecido frondoso, rápido y no muy elevado, como por ejemplo el alpiste, el mijo, el césped, o el trigo o la lenteja.
Por supuesto una vez mas tendremos en cuenta las proporciones con las figuras y edificios para poder mantener un conjunto agradable a la vista.

HERRAMIENTAS Y UTENSILIOS

Podemos realizar algunas herramientas y utensilios partiendo también de las plantas.

 

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image006 0004 Como montar un belen   Manual para construir belenes

En el caso de las horcas, las confeccionaríamos a partir de ramas tiernas de olivo, para ello cogemos una ramita en forma de cruz, la pelamos, quitándole la corteza con cuidado de no romper las ramas, unimos tres de sus lados con una cuerda, luego dejamos que se seque y para finalizar cortaremos los extremos sacándoles algo de punta para que nos quede en la forma deseada.

El olivo también resulta apropiado para los mangos de las herramientas como palas, rastrillos, hachas, azadas, escobas, etc

- Con cuerda de esparto se pueden hacer cestas, a las que un poco de cola liquida daría la rigidez adecuada.
– Para rellenar estas cestas podemos recoger bayas de algunos jardines, que son como lentejas redondas y coloradas. Estas bayas las podemos secar colgadas del rabito en un lugar seco, oscuro y algo aireado.
– Tenemos mas ejemplos para rellenar estas cestas como las pipas de manzana o pera que imitan higos.
– Las semillas de mijo, pintadas y pegadas a una cuerda de cáñamo pueden parecerse al maíz.
– Los huesos de aceitunas los podemos convertir en melones con un poco de pintura.
– Si queremos ceñirnos a la realidad, sobre todo en los belenes históricos, tendremos que tener cuidado en no poner especies o frutos como tomates o patatas, que llegaron mucho mas tarde oriundas de América.

No nos olvidemos de la paja, para poner en los tejados junto con un poco de barro, cortada para los animales o para poner alrededor de la cuna, o pesebre.

EL AGUA

Es otro de los elementos mas vistosos de nuestro Belén, y también de los que más realismo da a todo el conjunto.

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image008 0003 Como montar un belen   Manual para construir belenes

PAPEL CELOFÁN

Podemos emplear el papel celofán aparte de en los ríos, para cascadas o para chorros de las fuentes o para abrevaderos de ganado. Destinado para los mas pequeños de la casa.

PAPEL DE ALUMINIO

Este papel siempre se ha utilizado para simular las cascadas y el agua del río. Lo que hoy es fácil de encontrar en cualquier cocina no fue tan fácil hace unos años que se empleaban envoltorios de chocolate. Su colocación es muy fácil, se pone el papel simulando el río y se cubre las orillas con serrín y con piedrecitas y musgo.
ESPEJO Y CRISTAL

Seguiremos el mismo método que con el papel de aluminio. Es más aconsejable para imitar el agua en la lejanía. Por ejemplo oasis y lagos, teniendo cuidado de los reflejos de los cables y lámparas. No tan indicado para los mas pequeños de la casa. En el caso del cristal consultar la sección de RIOS en el apartado IMITACIONES.

PEGAMENTO Y COLA

En el caso de recipientes pequeños, como cubos, se puede utilizar el pegamento transparente. También la cola de empapelar da buen resultado para estas ocasiones sí como en abrevaderos, pozos, fuentes y pequeños estanques. Dentro de este apartado podríamos incluir las resinas transparentes y el vidrio soluble o agua de vidrio. Todos ellos en su versión transparente hacen una buena imitación del agua.

FUENTES POZO Y NORIA

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image002 0008 Como montar un belen   Manual para construir belenes  Las fuentes más sencillas de construir que los ríos, y de parecido efecto, se pueden construir utilizando la misma como recipiente para meter la bomba de agua y usando el pilón para ocultarla. Hay que tener en cuenta que es necesario tener acceso a la bomba para manipularla.

En el pozo si lo situamos en primer plano para que puedan asomarse, podemos colocar en el fondo una cartulina negra para dar efecto de profundidad. Y podemos ponerle un pequeño recipiente con agua, pegamento o cola, teniendo en cuenta que el nivel tiene que estar a ras del suelo para no caer en algo irreal.

Referente a las norias decir que los motores que se necesitan tienen que ir a pocas revoluciones, como los de microondas y asadores de pollos, y en el caso de utilizar efectos de luz día y noche, recordar que las norias por la noche continúan girando, y en sentido de la corriente del río.

LOS RÍOS

El agua siempre es muy atractiva en los Belenes, y mas si la vemos correr por el lecho de un río.

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image004 0007 Como montar un belen   Manual para construir belenes
IMITACIONES

Existen varias formas de realizar un río para nuestro Belén.

Los hay sin lecho, construidos con papel celofán, estaño, espejos, etc. todos ellos sin peligro para los más pequeños.
Para este tipo de ríos se pueden ver mas detalles en el apartado anterior,

 

EL AGUA.

CON AGUA

Si os decidís por un río de agua natural, también hay varias formas de construirlo:
plástico, pintura de techos, alquitrán, pintura tapa-poros, cloro-caucho, resinas, etc.

Y tengo que decir que la mayoría parece que recomienden la más fácil y segura que parece ser la del plástico.

Tenemos dos formas de hacerlo:

La primera seria empotrándolo dentro del terreno para que no se vean dos montañitas alrededor del cauce. Es algo complicada y el tablero no suele servir de un año para otro, pero el rió queda a nivel y resulta muy bonito.

Realizamos el cauce recortándolo sobre el tablero donde coloquemos el Belén, dándole la forma mas apropiada, y con suficiente desnivel para que el agua fluya, evitando grandes inclinaciones que harían que el agua corriese a gran velocidad; dándole formas sinuosas para que se ajuste a la orografía de nuestro Belén.

También podemos realizar el cauce elevándolo sobre el Belén con unos listones; pero, tenemos que tener cuidado y que no parezca un canal, ya que este método puede hacer que el cauce del río quede muy elevado sobre el terreno, cosa bastante antinatural.

De todas formas y en los dos casos, tendremos que cubrir el cauce con un plástico lo suficientemente fuerte, de una sola pieza desde el principio hasta el final, sin fisuras ni agujeros y procurando, que si hay pliegues no actúen de sifón y nos desocupen el río cuando este fluya. Ni que decir tiene que el cauce del río, el plástico, lo disimularemos adecuadamente.

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image006 0005 Como montar un belen   Manual para construir belenes

El lecho del río, a ser posible después de realizar una pequeña prueba, se puede cubrir bien directamente con piedras y arena, o con una capa gruesa de masa preparada con cemento arena y agua, intentando obtener un acabado muy rugoso con altos y bajos, entrantes y salientes, incrustando en el cemento pequeñas piedras y cantos rodados para dar mas realismo. Podemos hacer también pequeñas presas, amontonando piedras por ejemplo, con el fin de conseguir que se embalse el agua.

Para pintar el lecho utilizaremos una vez seco el cemento, pinturas plásticas en colores tierras, grises y tonalidades del verde, y azul verdoso oscureciéndolo en el fondo.

Los bordes lo cubriremos con corcho, musgo o hierbas, teniendo en cuenta que el musgo que esté en contacto con el agua, no toque al de la orilla, ya que por capilaridad nos sacaría agua fuera del cauce.

No usar en este tipo de ríos la escayola pues al estar en contacto con el agua, pasa lo mismo que hemos comentado antes con el musgo, absorbiendo agua y humedeciendo todo el contorno.

Es mejor esconder el nacimiento y el final del cauce tras algún elemento de construcción grande: una montaña, una edificación, un grupo de rocas, etc. Es muy espectacular si el nacimiento lo realizamos con una pequeña cascada y en este caso si que dejaremos que se vea.

En la desembocadura del río, haremos un estrechamiento introduciendo una parte del plástico en el deposito de agua, evitando así hacer desagüe, sitio común por donde suele perderse agua.

En el depósito, donde introduciremos la bomba de agua, tendrá que ser con capacidad suficiente para que, funcionando el río, la bomba quede cubierta de agua, y tendremos también en cuenta las posibles evaporaciones que nos podrían dejar sin suficiente agua en el circuito. Podemos utilizar una pequeña bomba ( o varias ) de las que se denominan de inmersión y que son utilizadas en los acuarios, o en los humidificadores de hogares, para hacer recircular el agua hasta la zona del nacimiento utilizaremos una manguera y allí regulamos el fluir con un grifo con el que le damos mayor o menor caudal, cerrando el circuito de agua.
También podemos regular el caudal de agua poniendo una T con una llave de paso, devolviendo el agua sobrante al depósito y evitando el calentamiento de la bomba. Otra causa de calentamiento de la bomba podría ser la altura a la que la bomba eleva el agua, a mas altura el agua no llegara y la bomba se calentara. En cuanto al tema de mantenimiento, resaltar que si la bomba no tiene filtro será conveniente ponerle por lo menos una tela de mosquitera delante que evite que se introduzcan objetos que la taponen y también tendremos en cuenta el añadir algunas gotas de lejía, en caso de que el agua esté demasiado tiempo y así evitaremos posibles olores

Otra buena idea que he visto es la de terminar el río en una pequeña charca o lago donde se introduce la bomba, y desde allí por encima del plástico se lleva la manguera hasta el nacimiento. De esta manera todo el circuito del agua se quedaría en la superficie por encima del plástico aislante.

CON POLIÉSTER

Para una gran extensión de agua, para su imitación, podemos utilizar lo que se conoce como fibra o resina de poliéster mezclada con un endurecedor o catalizador y actuando siempre según las instrucciones del fabricante, sobre todo a la hora de las proporciones de mezcla de los productos y tiempo de endurecimiento.

Este producto se puede adquirir en droguerías o tiendas de pintura; siendo importante pedir que sea transparente ya que no todas las resinas lo son. La mejor resina para crear efecto de agua, parece ser la llamada resina colada, del tipo llamado, " claro como el vidrio "

Para crear una relativa profundidad en un río aplicaremos capas de resina de unos 5 mm. de espesor esperando que estas vayan endureciendo antes de aplicar las siguientes.
Aplicaremos la base a brocha y así en sucesivas capas hasta conseguir el grosor deseado. Un resultado final de ondas sobre el agua dará un efecto tan real como sorprendente para aquellos que observen el río o el lago del Belén; para conseguir este resultado no tendremos nada mas que aplicar un secador de pelo sobre la última capa de resina; eso si, siempre en la misma dirección, y hasta que esta endurezca.

Si queremos aumentar la sensación de profundidad, aun más, o imitar la presencia de algas o barro en el agua, aplicaremos en la superficie de las distintas capas, y una vez que estén duras, lavados al óleo de color verde. Cuando apliquemos la capa siguiente de resina esta distribuirá uniformemente los colores de óleo que hemos aplicado. En la ultima capa no aplicaremos esta técnica del óleo para mas resistencia al agua.

CON CRISTAL

Aunque parezca raro, parece ser que el agua no es el mejor método para imitar un río, sobre todo en el caso de los dioramas, ya que solo se logra la sensación de color azul o verdoso en el río, cuando hay grandes cantidades de agua, lo cual no podemos lograr en nuestro Belén.

Dicen los expertos en este tema, que por supuesto el agua es uno de los elementos mas vistoso de cualquier Belén, pero el color del agua no es real, pues en tan pequeño caudal de agua, es difícil sacar el color turbio del agua o el tono por la profundidad del río, donde acabas poniendo tierra y dejando correr agua transparente.

Para un rió artificial, donde se puede jugar mas con los colores y hacer imitaciones nos dan unos consejos por si queremos cambiar algún año la forma de hacer el río.

Una de las formas mas usadas es la del vidrio, que permite conseguir un magnífico resultado en la imitación de la superficie del agua de un río o lago. Para ello utilizaremos el llamado piel de cocodrilo o vidrio impreso nº 7, con pequeñas ondulaciones en su superficie, procurando poner la parte mas mate en la cara superior para evitar brillos excesivos.

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image002 0009 Como montar un belen   Manual para construir belenes

Podemos conseguir un efecto de gran realismo, construyendo en el fondo del lecho una roca que quede cortada por el vidrio.

Terminando de hacer, una vez colocado este, el resto de la roca, por encima de él. En este tipo de río, aunque no se ve claramente el fondo se distingue la silueta de lo que esta detrás.

Podemos pintar también de verde las orillas y conseguimos el efecto de verdín y con un poquito de blanco el efecto de la espuma del agua al chocar con la orilla.

Y si veis que la parte superior del vidrio se nota demasiado que es cristal, pintarla un poco con barniz de relieve, laca de uñas e incluso pegamento.
Solo queda añadir algo de vegetación, algunos juncos, incluso florecillas, y por supuesto nuestro puente para poder atravesarlo, el pescador, la lavandera y la noria.

ELECTRICIDAD

Algunos consejos que tienen que ver con la electricidad.

Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image004 0008 Como montar un belen   Manual para construir belenes

MOLINOS Y NORIAS

Antes de comenzar y a modo de recomendación general, decir que una buena idea sobre todo el sistema eléctrico y suponiendo que podamos acceder a la parte inferior del Belén, seria la de poner los cables por bajo del Belén y así es más fácil cambiar las bombillas y sustituir cables etc. Por ejemplo en el caso de la hoguera se puede meter
dentro de una cajita para que no llame la atención las intermitencias por bajo de la mesa. Y en el caso de las casas antes de terminarlas poner un tubo interior por el que subirá la bombilla hasta la altura deseada, así si se funde no hay que desmontar la casa.

Otra cosa ya que hablamos de luz, probar a gastar las bombillas de las guirnaldas de navidad, son muy baratas, se pueden encontrar que se sustituyen y las conectas a un transformador de 12v con lo que si se funde una no se queda todo a oscuras.

Y ahora, pasaremos al tema de este capitulo sobre los molinos y las norias.

El siempre atractivo movimiento de las aspas de un molino, nos ayuda a dar esa sensación de realidad a nuestro Belén. El movimiento de estas aspas lo podemos conseguir con pequeños motores de bajo voltaje, alguno de ellos con poleas reductoras de velocidad. Aunque el motor mas utilizado para estas ocasiones esta siendo el de microondas, o el que se utiliza para el asador en los hornos eléctricos. Estos motores son bastante económicos, funcionan directamente a 220 V. y suelen llevar la reducción de velocidad incorporada. Podemos encontrarnos con el inconveniente de que giran en aleatoriamente en ambos sentidos.

Si el motor que conseguimos estuviera demasiado revolucionado, podríamos reducir su velocidad mediante una resistencia variable que pondríamos en paralelo antes del motor.

PUCHEROS Y FUEGOS

Se toma un pequeño puchero de barro y en su fondo, mediante dos pequeños taladros, se introducen dos cables en cuyas puntas se sueldan dos gotas de estaño. Estas bolitas de estaño, separadas unos milímetros, se fijan con un buen pegamento al fondo del puchero, impidiendo a la vez que se salga el agua que hemos depositado en él.
Como montar un belen   Manual para construir belenes   como montar un belen clip image006 0006 Como montar un belen   Manual para construir belenes

Al pasar la corriente a través del estaño, se calienta progresivamente hasta que el agua comienza a hervir. El proceso se termina una vez se ha consumido el agua, por
lo que hay que utilizar un sistema que permita mantener el nivel de liquido, reponiéndolo a medida que se evapora. Este sistema puede consistir en un tubito disimulado que entra dentro del puchero y que proviene de una botella invertida o un bebedero de pájaros, bien escondidos, pero de fácil acceso, y que permita mantener el mismo nivel de agua en puchero y bebedero mediante vasos comunicantes. Este montaje a pesar de funcionar a 220 voltios, no ofrece peligro alguno siempre que no se introduzca los dedos dentro del recipiente.

Una variedad muy interesante y menos peligrosa, consiste en poner en lugar de unos cables, un tubo de plástico y una bomba de aire o compresor, de los utilizados en peceras, y hacer que salgan las burbujas, con lo que da la misma sensación de que el agua está hirviendo. Para regular la cantidad de aire que sale, existe en las tiendas para acuarios, unos grifos y unos difusores, que venden para esa función.

Una opción a esta ultima propuesta es la de poner alcohol en lugar de agua dentro del puchero, pues al ser mas ligero hace que las burbujas sean mas finas.

En cuanto al tema de las hogueras, comentaremos dos posibles soluciones en los que la preparación de la superficie es la misma, lo que cambia realmente es la bombilla que se ponga.

Pegamos trocitos de vidrio procedentes de un vaso o luna de automóvil rotos. Pintamos esos cristales en rojo vivo imitando las ascuas y en color negro los exteriores de la lumbre. Quemamos unos palitos en sus puntas, y los colocamos alrededor de los cristales forman la lumbre y se espolvorea por encima con un poco de cenizas de cigarro, o puro que son mas consistentes, por ultimo, podemos poner alrededor algunas piedras.

Todo esto se suele poner encima de un cristal que estará encima de la bombilla, pero si observamos que se calienta demasiado, pondremos una tela mosquitera pintada de negro. Esta tela deja pasar la luz y el aire caliente asciende sin recalentarse tanto.

Para iluminarla, colocamos una pequeña lámpara de mediana potencia (10 vatios), teñida de rojo o naranja fuerte. Se puede intercalar en serie con el circuito de la lámpara un cebador de los utilizados en los tubos fluorescentes, para lograr intermitencia en nuestro fuego. La bombilla en este caso será de 220v de luz de neón
(luz fría, tipo chivatos de lavadora) estas bombillas vienen protegidas con una resistencia incorporada y al ser de pequeño tamaño también sirven para antorchas, candiles, etc. y un cebador por ejemplo SINGLE 110-130 4-22W.

A veces este efecto es monótono por lo que se puede poner dos bombillitas y conseguiremos un efecto muy real. Ni que decir tiene que también podemos añadir el efecto del humo mediante un aceite que venden en casas de trenes, y que se consigue este efecto, mediante el goteo de este aceite sobre una resistencia u otra fuente de calor.

Otra solución, es utilizar una lámpara especial de las llamadas de llama oscilantes.

Este tipo de lámparas, en forma de vela, ofrece por sí sola la rápida intermitencia deseada, sin necesidad de ningún tipo de montaje especial.

Para las antorchas, podemos utilizar las bombillas de neón o unas diminutas que venden en casas de modelismo para trenes. Las podemos introducir en teas realizadas con barro que luego pintaremos y sujetaremos a la pared mediante un cáncamo pintado de negro. También se utiliza para hacer la tea, los terminales de los cordones que utilizan los vaqueros, podemos encontrarlos metálicos e incluso calados en tiendas de pasamanería o de botones, también en tiendas de cuero.

LA ANUNCIACIÓN Y EL ÁNGEL

En la anunciación a los pastores, aparte de la iluminación con el fuego, necesitaremos una luz indirecta para iluminar el ángel. Para ello podemos utilizar luz negra, que podemos adquirir en forma de tubo fluorescente o de bombilla. Esta luz fácil de disimular solo afecta a objetos blancos y a la pintura fluorescente, que podemos adquirir en casas de manualidades y con este tipo de pintura, podemos pintar la túnica y las alas del ángel. Si mezclamos este efecto con un ambiente de penumbra, obtendremos un efecto muy agradable.

La aparición del ángel también se puede lograr mediante una imagen virtual. Para ello esconderemos el ángel a la vista del espectador y pondremos un cristal con la inclinación adecuada para que permita reflejar la imagen del ángel escondido. Si aplicamos una luz indirecta sobre el ángel, este se verá reflejado sobre el cristal. En el caso de que situemos este efecto dentro de una cueva, cuando iluminásemos el ángel veríamos reflejada su imagen en el cristal y cuando iluminásemos directamente el cristal desaparecería la imagen del ángel viendo solo los objetos que estuviesen detrás del cristal. Y si todo ello lo mezclamos con un efecto día-noche obtendremos una imagen progresiva del ángel en el interior de la cueva.

EFECTO DIA Y NOCHE

Los aparatos electrónicos que se utilizan para este efecto los podemos encontrar en tiendas de electrónica en formato Kit o ya preparados para su utilización, o también podemos encontrarlos en Internet (ver pagina de enlaces). Los precios varían según las prestaciones, aunque tal vez el mas solicitado sea el de 4 fases, pudiendo así conseguir los efectos: Amanecer, Día, Atardecer y Noche.

En todos ellos tendremos que tener el portal iluminado, así como los molinos y las norias, a los que no les afectaba la luz solar para su funcionamiento. Teniendo en cuenta que estos motores y otros similares como bombas de agua, estarán siempre encendidos, no los tendríamos que conectar a este mecanismo Día-noche, evitando de esta forma calentamientos o sobrecargas.

En el Amanecer, las casas están apagándose y el sol comienza a salir, todo ello con una luz anaranjada, o algo verdosa, en la que podemos mezclar alguna bombilla azul y una amarilla (poco potente) que dé la sensación del sol a nuestras espaldas.
En el a, las casas están apagadas, los pucheros hierven y las figuras tienen movimiento. Domina la luz blanca, a ser posible varias para evitar sombras.

Para el Atardecer, las casas comienzan a iluminarse progresivamente, algunas figuras empiezan a parar y destacamos mas los efectos como el fuego y el ángel. En este caso la luz anaranjada se vuelve algo mas rojiza. Para ello luces rojas y amarillas, pudiendo poner una detrás del celaje, imitando el sol en su crepúsculo.

Por ultimo para la Noche, encontramos las casas iluminadas, la luna, las estrellas y la aparición del ángel. Las luces en este caso son azuladas, simulando una noche de luna, y para la luna podríamos utilizar una pequeña bombilla blanca.

 

PINTURA,  Algunos consejos relacionados con la pintura y los colores.

TIPOS DE PINTURA

La pintura como elemento importante en el montaje del Belén, la podemos utilizar bien en casas, figuras, montañas, celaje, etc. Existen una gran variedad de pinturas en el mercado, pero en un principio recomendaremos las que cualquier persona pueda utilizar, tanto si está habituada a ello o no lo está. No olvidar que para que la pintura no pierda su tonalidad, tenemos que aplicar previamente una capa de sellante, tapaporos, látex o cola blanca, cualquiera de ellas, mezclada incluso con algo de nogalina para oscurecer el fondo de la superficie a pintar.

La Nogalina, está indicada principalmente para teñir madera, aunque mezclada con cola blanca se puede utilizar para que queden marcadas las juntas entre ladrillos, piedras o grietas. Las Anilinas son pinturas también solubles al agua y también utilizadas para teñir madera y en algunos casos por su transparencia para colorear cristales. Encontraremos otro tipo de pintura parecida a las anteriores que son las Tierras, que podemos encontrar en el mercado en forma de polvo y que podemos utilizar, bien mezclándolas entre si, o bien mezclándolas con para teñir pintura blanca, son muy aptas para grandes superficies y hay que tener en cuenta que como suelen aclarar su tonalidad, es preferible darle una capa de sellador antes. Otro tipo de pintura son las Acuarelas, también solubles al agua y utilizadas sobre superficies como cartón o papel y en pequeñas extensiones. Las Temperas, mezclan mejor que las acuarelas, por lo que tienen un mayor campo de aplicación, dando mejor acabado a tejados, fachadas de casas y suelos, pero tampoco es conveniente utilizarlas en grandes superficies. Y para terminar con las pinturas solubles al agua, están las Acrílicas que tal vez sean las mayormente utilizadas en el Belén, practicas en grandes
superficies como los celajes, o como base para posteriormente utilizar temperas para colorear con mas detalle.

El Óleo, es una pintura al aceite y tal vez la mas utilizada por los expertos (sobre todo en dioramas). Con ella se obtiene gran estabilidad de colores, pero necesita una base de preparación previa, sobre todo en la escayola. Este tipo de pintura tarda mas en secar y tiene mas brillo que las anteriores, (el brillo se puede atenuar mezclando la pintura con aguarrás en lugar de aceite de linaza que seria lo habitual), existe en el mercado un barniz mate en spray que resulta muy practico con los óleos. Podemos utilizar este tipo de pintura en ríos, fuentes y demás zonas húmedas. Y por ultimo los Esmaltes, pinturas de gran duración utilizada en grandes superficies y sobre todo en exteriores. Si trabajamos con corcho blanco, tendremos problemas por usar disolventes.

COLORES

Mucha es la gama de colores que podemos encontrar en el mercado ya fabricados y también son muchos los libros donde encontrar como conseguir la mezcla de colores, así que en este apartado solo nos dedicaremos a aconsejar sobre que colores emplear según el objeto a pintar.

Partiremos de unos principios a tener en cuenta, digamos como norma general. Cuando queramos pintar primeros planos, utilizaremos tonos más fuertes con mayores contrastes entre claros y oscuros, en general tonos amarillentos, naranja rojo o verde vegetal. Para la lejanía tonos mas difuminados, con algo de tonos azulados o verde esmeralda.

Si queremos dar sensación de que la zona esta bañada por la luz del sol, utilizaremos el tono amarillo para resaltar esa zona. Si deseamos dar sensación de amanecer utilizaremos tonos anaranjados y amarillos. Si por el contrario es el atardecer los tonos tendrán que ser rojos y violetas.

Para las construcciones los colores Siena y Tierra tostada son los mas adecuados. Si lo que vamos a pintar es un muro, le daremos primero un color Arena o Beige a todo el muro. Una vez seco un lavado con Sombra y posteriormente con el pincel "seco" el color de base. Para pintar metales como rejas o herramientas podemos utilizar una pintura llamada "Oxiron" o "Pintura de forja".

PINTAR FIGURAS

Para pintar las figuras se suele utilizar oleos o acrílicos (de buena calidad para que no se alteren los colores)

PINTAR CASAS

Una vez terminada la construcción, sea hecha con escayola o con porexpan
recubierto con algún tipo de masilla, se le aplica una primera capa, de tono oscuro y muy diluida para que entre bien en los poros y no deje ningún rincón sin pintar. Con este tono oscuro (bien sea marrón oscuro o incluso algo azulado o violeta), lograremos que luego resalten los relieves de la pared al pintar con colores más claros. Una vez se ha secado el color de fondo, se puede comenzar a pintar con colores claros. A la hora de pintar, se puede ir haciendo las mezclas en una paleta mas o menos improvisada, de donde esparcir sobre la pared, con el pincel siempre en la misma dirección y con muy poca pintura, para no tapar las grietas donde sigue la pintura más oscura. Luego daremos alguna capa mas con otro tono hasta que al final quedan varios colores diferentes en la pared. Para terminar podemos darle con el pincel seco y algo manchado de pintura, una capa de blanco muy difuminado, para darle un aspecto de luminosidad, o con verdes oscuros, grises o negros y después el blanco, que le dará un aire envejecido.

Para dar la sensación de que la luz natural ilumina las paredes, no olvidemos dar siempre las pasadas del pincel en la misma dirección y dejando los tonos mas claros en la parte de los ladrillos o piedras a pintar, en donde queramos conseguir el efecto de iluminación.

 

Espero que este manual sirva de ayuda a todo "Belenista". Decir que todo el material aquí expuesto es una recopilación de diferentes manuales de belenes que corren por Internet, y que de ningún modo es obra mía.



GD Star Rating
loading...
Como montar un belen - Manual para construir belenes, 6.0 out of 10 based on 4 ratings





Compartelo con tus amigos!!!

Artículos relacionados:

Comentar


Ashley Madison - Have an affair. Married Dating, Affairs, Married Women, Extramarital Affair