BARCOS DE VELA

BARCOS DE VELA

Todo sobre los barcos de Vela

EL DRAKKAR

La presencia de los barcos escandinavos era la plaga mas temida por los pueblos europeos, en las primeras horas de la Edad Media. Los vikingos lanzaban cada verano sus ataques con largas embarcaciones capaces de remontar los ríos, hasta casi cualquier ciudad en el interior.

Los vikingos noruegos reclamaban para sí, orgullosamente, el nombre de "Hombres del Norte" que genéricamente se refería a los vikingos. Sin embargo este nombre es más amplio y abarca a la península escandinava y Dinamarca. Los navegantes nórdicos, enfrentados con las furias de viento y el oleaje de las mareas invernales desconocidas en el Mediterráneo, construyeron sus barcos de acuerdo con sus necesidades. El diseño era básicamente un casco robusto y alargado capaz de cortar las terribles olas que azotaban los mares del Norte. Los barcos destinados a la guerra eran llamados genéricamente como herskips o "guerreros" e individualmente Drekis o " serpientes ". Se hallaban impulsados por remeros cuyo número oscilaba en función del tamaño de barco.

Cada uno de los orificios de los remos podían taponarse con un disco de madera para evitar, cuando sólo se usaba la vela, que entrase el agua por ellos.
A los costados solían colgarse escudos coloreados que eran el emblema de los guerreros embarcados.
Se ayudaban en la navegación empleando una vela cuadrada que se izaba sobre un mástil abatible.

BARCOS DE VELA   image001 BARCOS DE VELA

A modo de timones llevaba dos grandes remos situados en las aletas del casco. Para hacernos una idea del desarrollo que alcanzaron estos buques, basta citar dos ejemplos. El primero es el Ormrinn Langi o Larga Serpiente que fue construido durante el reinado de Olaf. Medía 60 metros de eslora, 13 metros de manga y la roda y el codaste se alzaban 5 metros sobre el agua, con una tripulación de 700 hombres. El segundo es el Gran Dragón construido en el Reinado de Canuto el Grande. Medía 100 metros de eslora. Empleaba la fuerza de 120 remeros y su tripulación total era de unos 1.000 hombres. Los vikingos también desarrollaron una especie de "navío acorazado" denominado Jarnbardi. Era una embarcación grande y alargada, reforzada en su línea de flotación por planchas de hierro, y con un poderoso espolón, también de hierro, en la proa.

 

 

 

 

 

EL DROMÓN BIZANTINO

Después de la caída del Imperio Romano de Occidente, las flotas de guerra prácticamente desaparecieron del Mediterráneo. Los pocos bajeles de guerra que seguían la técnica del trirreme romano, fueron sustituidos, a mediados del S. IX, por el formidable Dromón.

BARCOS DE VELA   image002 BARCOS DE VELA

Llevaba tres mástiles con velas latinas o triangulares, aunque poseía dos filas de remos manejados por 150 ó 200 hombres; también llevaba un armamento impresionante por lo pesado, como balistas (especie de gigantescas ballestas manejadas por medios mecánicos) y catapultas. En la proa portaba un artefacto de bronce, activado por fuelles, que proyectaba un fuego abrasador, el famoso Fuego Griego, contra las naves enemigas.

Su actividad fue destacada en la reconquista de Chipre por el Emperador de Bizancio, Romano V, y su diseño fue copiado por los musulmanes durante las cruzadas.

EL JABEQUE

Como perfeccionamiento del Dromón Bizantino y de la galera, surge en el siglo XV el jabeque. Este navío fue adoptado por los corsarios argelinos y tunecinos en sus incursiones contra las costas y la navegación cristiana en el Mediterráneo. Inicialmente el jabeque berberisco era propulsado por remos y velas, aunque era la vela el sistema preferido de navegación, empleando los remos únicamente para maniobras de puerto o en caso de calma chicha. A finales del siglo XVII los corsarios magrebíes modifican la estructura del jabeque suprimiendo los remos dando lugar a un buque de casco alargado, fácil de maniobrar y de poco calado, con tres mástiles que llevaban como aparejo velas latinas o triangulares. Lo más característico era la inclinación hacia delante del palo de trinquete.

Su velocidad, unida a la artillería que empezaron a montar en el siglo XVII, lo hacían temible en sus incursiones corsarias. La artillería solía ser de unos 20 cañones en una batería descubierta sobre la cubierta. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, los corsarios argelinos y tunecinos realizaban frecuentes incursiones contra las costas españolas del Mediterráneo, sembrando el terror entre las poblaciones costeras.

BARCOS DE VELA   image003 BARCOS DE VELA

Jabeque Argelino

 La táctica era adentrarse con una flotilla variable, entre 6 y 20 jabeques, en aguas costeras españolas y, en menos medida, francesas o sicilianas, desembarcar en las inmediaciones de un puerto indefenso, ocuparlo y saquearlo y retirarse rápidamente, antes de que las flotas de galeras de defensa costera pudieran interceptarlos. También eran muy frecuentes los ataques al tráfico mercante.

Para hacer frente a los jabeques berberiscos, más rápidos y mejor armados que las galeras, la Real Armada, a mediados del siglo XVIII, adopta el jabeque como sistema para oponerse a la piratería argelina. Tan grave fue el problema durante el siglo XVIII, que el rey Carlos III organiza en 1775 una expedición contra Argel, principal centro de las operaciones corsarias, para intentar ocuparla. Fue el Almirante mallorquín D. Antonio Barceló quien dio un gran impulso a la construcción de jabeques dotándolos de una mayor finura de líneas y maniobrabilidad.

 

BARCOS DE VELA   image004 BARCOS DE VELA

Gitano – Jabeque Español

Construcción: Cartagena (1750)

Desplazamiento: 200 toneladas

Artillería: 24 cañones de 8 libras en batería y 4 de 8 libras en cubierta.

Como ejemplo de los jabeques españoles habría que citar al Gitano, construido en Cartagena, como prototipo del jabeque español ya que, basándose en su diseño, el ingeniero Juan Real, construyó una magnífica serie de jabeques de desplazamiento algo mayor, 288 toneladas. Fue D: Antonio Barceló quien ordenó la clasificación de los jabeques. Así se distinguía entre:

Grandes, de 680 toneladas, y armamento de 38 cañones.

Medianas, de 420 toneladas, y un armamento similar, para operaciones especiales. De este tipo se construyeron 4 (Murciano, San Fulgencio, San Leandro y San Raimundo).

Pequeñas, de unas 275 toneladas y 20 cañones, destinadas a guardacostas y vigilancia costera.

 

Ibicenco – Jabeque-Polacra

Construcción: Palma de Mallorca (1759)

Desplazamiento: 110 toneladas

Eslora: 22 metros

Artillería: 20 cañones de 8 en cubierta.

BARCOS DE VELA   image005 BARCOS DE VELA

En esa época, además del jabeque clásico, los españoles y los franceses modifican la estructura de éste y crean, a mediados del siglo XVIII, la llamada Polacra-jabeque. La diferencia fundamental con el Jabeque era el aparejo. En lugar de las velas latinas o triangulares portaban velas cuadradas en los palos mayor y trinquete. Estaban dotados de una batería de artillería que oscilaba entre 16 y 24 cañones. Los ejemplos más significativos de Polacra-jabeque fueron los denominados Mallorquines, por haber sido construidos en Palma de Mallorca y que eran los denominados Mallorquín, Ibicenco, Valenciano y Catalán.

El último jabeque en servicio en la Armada española fue el San Sebastián, que en 1810, y aparejado como polaca, en sustitución del aparejo latino, fue enviado a América llegando a Cartagena de Indias y luego a Lima en un viaje que, para su época, fue considerado como rápido.

La eficacia de los jabeques y polacras-jabeques de la Real Armada fue tan grande que, a principios del siglo XIX, prácticamente se habían erradicado las incursiones corsarias.

 

 

BARCOS DE VELA   image006 BARCOS DE VELA

Capítulo III

LA COCA

La Coca fue al mismo tiempo un velero destinado a usos militares y mercantes que surge en el siglo XII. Tenía el casco de forma alargada recordando a los barcos normandos. Se caracterizaba además por la presencia de dos construcciones situadas a popa y proa semejando castillos. Estas construcciones darían lugar, con el tiempo, al alcázar de popa y al castillo de proa. Como en esta época la función entre nave mercante y de guerra no estaba muy diferenciada, los castillos, a veces ricamente ornamentados con escudos, hacían la función de defensa de los barcos atacados o como plataformas desde las que lanzarse al abordaje en caso de actuar ofensivamente.

BARCOS DE VELA   image007 BARCOS DE VELA

Nuestra Señora

Nación: Castilla

Construcción: 1275

Desplazamiento: 196 toneladas

Eslora: 27 metros

Armamento: 2 bombardas

Tripulación: 80 remeros, 120 soldados y 24 marineros.

Hasta finales del siglo XIII la coca estuvo dotada, como regla general, de un sólo mástil que aparejaba una vela cuadrada. El timón inicialmente era de tipo nórdico, es decir, con dos gruesos remos que hacían las veces de timón y situados en la popa a ambos lados del castillo. Fue a finales del siglo XIII cuando apareció el timón suspendido en el centro de la popa y gobernado por una caña. Esta innovación hizo desaparecer la forma alargada de la popa que adoptó el diseño cuadrado típico de los veleros hasta el siglo XVIII. En el siglo XIV la coca aparejaba hasta cuatro mástiles y fue el tipo de buque predominante hasta la aparición de la Carraca. Obviamente las innovaciones militares, como la artillería, fue adoptada en las cocas que llegaron a portar hasta 10 bombardas.

 

La Nuestra Señora era una coca perteneciente a la Corona de Castilla y destinado a servir de protección a los barcos mercantes en su tránsito hacía Flandes y los países nórdicos. La arboladura era de dos palos; uno, el de mesana, situado hacia proa y aparejado con una vela cuadrada; el mayor, situado ligera hacía popa, portaba una gran vela latina o triangular. Veinte remos a cada costado aseguraban su desplazamiento en periodos de poco viento y ayudaban en las maniobras de aproximación a los barcos enemigos. Su timón era de tipo nórdico y consistía en dos remos largos y grandes situados a cada costado del barco

Chistopher de la Tour

BARCOS DE VELA   image008 BARCOS DE VELA

Nación: Francia

Construcción: 1336

Desplazamiento: 186 toneladas

Eslora: 29 metros

Armamento: 5 bombardas

Tripulación: 60 marineros y 135 soldados

 

 

Aunque construido en Inglaterra, sirvió en la marina francesa desde su captura a los ingleses el 23 de septiembre de 1338. Su construcción era de tipo nórdico, es decir, mediante un armazón de tablas superpuestas. Sobre el puente, un par de amplias escotillas permitían el acceso a las bodegas en las que se embarcaban también las cabalgaduras de los caballeros que normalmente formaban parte de la dotación de los barcos. La proa portaba un pequeño bauprés que aún no era capaz de aparejar velas. Fue hundido durante la Batalla de L’Écluse por la escuadra del rey Eduardo III de Inglaterra .

LA GALERA

BARCOS DE VELA   image009 BARCOS DE VELA

La Galera fue un tipo de buque típicamente mediterráneo que tiene su origen en los trirremes romanos. En sus formas definitivas, la galera surge en el siglo XIV y alcanza su apogeo durante el siglo XVII. A diferencia de los trirremes, su casco era más alargado y ligero e iba provisto de castillo de proa y el alcázar en la popa donde se alojaban los oficiales.

Su movimiento estaba asegurada por mástiles con aparejo latino, en periodos de viento, y por la fuerza de los remeros, llamados galeotes, durante los periodos de falta de viento y, especialmente, durante las batallas. En éstas, la galera se comportaba como una plataforma de combate que era prolongación del combate terrestre.

Cuando las galeras quedaban trabadas, la infantería saltaba al abordaje de la nave contraria. Este fue el origen de la infantería de marina, cuya primera unidad (Tercio de Armada) se creó en España durante el reinado de Felipe II. La última gran batalla en las que las galeras fueron empleadas fue la de Lepanto, donde se puso de manifiesto la inferioridad de las galeras frente a la artillería.

BARCOS DE VELA   image010 BARCOS DE VELA

1571, Lepanto supuso la última batalla de galeras

Para solucionar esto, se dotó a estos navíos de pequeñas piezas artilleras situadas a proa. Cuando se incrementó la navegación por el Atlántico, las galeras demostraron su insuficiencia pero, sin embargo, la construcción de tales barcos, en España, llegó hasta 1788, fecha en que se construyó la última galera, siendo desarmada en 1800. Francia, España, Turquía y las Repúblicas de Venecia y Génova fueron los países que más uso hicieron de las galeras.

 

 

 

 

 

LA CARABELA

BARCOS DE VELA   image012 BARCOS DE VELA

En el siglo XIV se denominaba carabela a pequeños barcos de pesca o comercio de cabotaje dotados de velas y remos que hacían las rutas del Mediterráneo y costas subatlánticas.El paso de esta clase de barcos a las carabelas que afrontaron los peligros de la navegación en el Océano Atlántico fue gradual. A principios del siglo XV era un barco de casco redondeado, de 25 a 50 toneladas y dotado de puentes en las unidades mayores. El aparejo inicial solía ser de velas latinas aunque, más tarde, se aplicaron también velas cuadradas.

La técnica constructiva era la típica mediterránea, es decir, de tablazón superpuesto, alineados borde con borde. En la construcción de la carabela se aplicaba la regla 3:2:1, esto es, que la eslora era tres veces el calado de buque y dos veces la manga. A mediados del siglo XV comienza la era de oro de la carabela alcanzando las 200 toneladas y experimentando una evolución en la superestructura que montaba ya castillo de proa y alcázar en la popa donde se instalaron los cañones que comenzaban a generalizarse en las flotas de guerra. En esta época se refuerzan las diferencias entre la carabela latina, con velas triangulares y sin castillo de proa, y la carabela de velas cuadradas con ambos castillos y velas cuadradas. Es en esta época cuando algunas carabelas comienzan a montar un cuarto palo. Era un barco apto para navegar de bolina y en zonas de bajíos por su excelente maniobrabilidad.

BARCOS DE VELA   image013 BARCOS DE VELALa carabela presentaba, no obstante, algunos inconvenientes. El frágil casco de las carabelas sufría constantes averías en el casco, especialmente en la arboladura, cuyos mástiles o vergas se quebraban con relativa facilidad y las juntas del casco se abrían con cierta frecuencia provocando filtraciones de agua de bastante importancia por lo que, en muchos casos, eran desmantelados nada más llegar a puerto después de largas navegaciones, al ser casi imposible repararlos.

A pesar de todo, esta clase de buques fue la que llevó el mayor peso en la época de los descubrimientos, soportando tempestades e iniciando las rutas entre Europa y América o Europa y Asia a través del Cabo de Buena Esperanza.

 

BARCOS DE VELA   image014 BARCOS DE VELA

Extremadura

Nación: España

Construcción: 1511

Desplazamiento: 228 toneladas

Eslora: 35 metros

Armamento: 24 culebrinas de 9 libras

Tripulación: 86 marineros y 120 soldados

La Extremadura era una carabela de gran porte para las de su época y formaba parte de la escuadra de levante. En esa época los corsarios berberiscos estacionados en las costas de Argel y Túnez, con sus veloces jabeques, eran un peligro para la navegación comercial y para las villas y pueblos costeros, víctimas de los saqueos. Para poner coto a los desmanes el Emperador Carlos V ordenó la ocupación de Argel, centro de operaciones de gran corsario berberisco Barbarroja. El 24 de agosto de 1517, una flota de 50 galeras y 400 barcos entre mercantes y de guerra de España, Nápoles, Génova, Estados Pontificios y de la Orden de Malta se presentó ante Argel. Mientras desembarcaban las tropas para ocupar la ciudad, una fuerte tempestad se desencadenó haciendo naufragar más de 40 barcos e impidiendo el buen resultado de la expedición. Entre los hundidos figura el Extremadura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARCOS DE VELA   image006 BARCOS DE VELA

Capítulo IV

LA CARRACA / NAO

BARCOS DE VELA   image015 BARCOS DE VELALa Carraca hizo su aparición en la primera mitad del siglo  XV en los países meridionales de Europa como evolución de la coca de tipo nórdico. España y Portugal, en pleno periodo de expansión marítima, necesitaban un tipo de barco más robusto y grande para comerciar y proteger las rutas comerciales hacia Flandes y el Mediterráneo y, más adelante para atravesar el Atlántico. La coca nórdica era insuficiente para tales propósitos por lo que se incorporaron modificaciones estructurales que dieron lugar a la Carraca.

El casco tenía un castillo de proa que, a diferencia de la coca, no era una estructura superpuesta al casco, sino que formaba parte de él integrándose perfectamente y que no sobresalía por los costados. Tenía mayor altura que los castillos anteriores y, en muchas ocasiones, podían colocarse varios puentes superpuestos. La misma estructura era aplicada BARCOS DE VELA   image016 BARCOS DE VELAal Alcázar de popa compuesto de dos o más puentes llamados alcazarillos, englobados en la estructura de la nave, donde se instaron inicialmente los cañones. Las carracas tenían un casco ligeramente más redondeado que las cocas e incorporaron por primera vez los tres  palos. El trinquete y el mayor con velas cuadradas (inicialmente una cada palo) y el mesana una vela triangular. En las carracas más evolucionadas se añadió un cuarto palo a popa llamado contramesana con velas latinas. A medida que transcurrieron los años el velamen se complicó añadiendo nuevas velas cuadradas a los dos primeros palos. Esta estructura vélica dificultaba la navegación con viento de bolina pero facilitaba la de viento de través y de popa. En estas naves se introdujo también una innovación en la disposición de la artillería. Por primera vez se abrieron las portas en los puentes los que permitía la instalación de los cañones en batería, uno al lado de otro, aumentando el poder de la andanada. Esta solución fue empleada luego en los barcos de guerra como las últimas carabelas, los galeones, y los navíos de línea.

Este navío, denominado en España Nao, tuvo una gran difusión tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico y junto con la carabela permitió que se llevaran a cabo los grandes descubrimientos de los siglos XV y XVI .

BARCOS DE VELA   image017 BARCOS DE VELA

Galicia

Nación: Corona de Castilla y León

Construcción: hacia 1400

Desplazamiento: 260 toneladas

Eslora: 27 metros

Armamento: 8 pedreros de bronce

Tripulación: 52

La Galicia fue una de las primeras carracas construidas para la Corona de Castilla y León. Es aún una transición entre la coca y la Carraca pero ya presenta el aparejo típico de las carracas y los castillos integrados en el casco, aunque sin la complejidad de las carracas posteriores. En un época en que los buques de guerra aún no se diferenciaban de los mercantes, la Galicia montaba cañones pedreros en las bordas. En aquel periodo los cañones se fabricaban de varias piezas con duelas de bronce, hierro o latón y se denominaban con nombres fantásticos: serpentines, falconetes, gerifaltes o bombardeadoras. Más adelante los cañones se fabricaban de una sola pieza que disparaban proyectiles de 6 a 68 libras de peso, de ahí la clasificación de los cañones. Los cañones iban montados sobre fustes formados por dos horquillas verticales unidas por una transversal.

Seylagien

BARCOS DE VELA   image018 BARCOS DE VELA

Nación: Liga Hanseática

Construcción: 1450

Desplazamiento:527 toneladas

Eslora: 37 metros

Armamento: 12 culebrinas de 9 libras

Tripulación: 78

La liga Hanseática dominó el comercio europeo durante 400 años. Esta agrupación comercial de la costa norte alemana, desde su nacimiento a mediados del siglo XIII hasta su disolución en 1669, vivió en un estado de guerra casi perpetua contra los piratas o corsarios ingleses y holandeses y contra las tentativas de los reyes de Dinamarca de hacerse con el control comercial del Báltico y el Mar del Norte. Su supremacía comercial decayó con el auge de España y Portugal y los descubrimientos de los siglos XV y XVI. Este barco fue protagonista de un encuentro en 1528 contra tres carracas inglesas tripuladas por piratas (práctica común en esa época en Inglaterra ). Los hanseáticos supieron defenderse adecuadamente y pusieron en fuga a los atacantes después de hundir una de las carracas.

 

BARCOS DE VELA   image019 BARCOS DE VELA

Santa Catalina do Monte Sinai

Nación: Portugal

Construcción: 1515

Desplazamiento: 560 toneladas

Eslora: 39 metros

Armamento: 140 cañones de bronce

Tripulación: 240 marineros y 300 soldados

 

Esta Carraca portuguesa fue una de las últimas construidas de gran tonelaje y una de las más potentemente armadas. La Santa Catalina tenía 6 puentes de los que cinco pertenecían al castillo y al alcázar donde se alojaban los cañones. La arboladura era la clásica de cuatro palos en las carracas pero las velas se alejaban bastante de las habituales. El sistema de maniobra del timón suponía un avance respecto de sus predecesores. Hasta entonces, el timonel tenía que empujar directamente la caña del timón. En el Santa Catalina se introdujo un sistema de poleas y cuerdas de cáñamo que actuaban directamente sobre el timón facilitando la labor al timonel.

Concorde

BARCOS DE VELA   image020 BARCOS DE VELA

Nación: Holanda

Construcción: 1612

Desplazamiento: 360 toneladas

Eslora: 39 metros

Armamento: 32 cañones

Tripulación: 65

Holanda estaba empeñada en la carrera por la conquista de las Indias Orientales. La actual Indonesia era por entonces, y hasta 1949, una colonia holandesa. Para comerciar con ella se empleaban barcos como el Concorde. Los barcos de indias tanto ingleses como holandeses eran una mezcla de mercantes y barcos de guerra. Su resistencia y poder artillero eran tan respetables que, en ocasiones, hicieron frente con éxito a buques de guerra más grandes. En 1619 dos navegantes holandeses, a bordo del Concorde, abrieron una ruta comercial entre Holanda y las Indias Holandesas doblando por primera vez el cabo de Hornos. Esta ruta se alejaba de la oficial establecida por Holanda a través del Estrecho de Magallanes pero los responsables de la Compañía de Indias, no sólo no les premiaron, sino que los devolvieron presos a Holanda por haber incumplido las normas de la compañía. De nada les valió ser los primeros europeos que contemplaban los albatros australes para que los consideraran como simples delincuentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARCOS DE VELA   image006 BARCOS DE VELA

Capítulo V

EL GALEÓN

En el siglo XII se denominaba galeón a un galera pequeña y rápida que realizaba labores de exploración. Como evolución de la galera y para aprovechar su BARCOS DE VELA   image021 BARCOS DE VELAmaniobrabilidad surge, a mediados del siglo XVI, el galeón que durante 150 años fue el buque de guerra por excelencia. Respecto a la Carraca el galeón se diferenciaba por sus grandes proporciones. El espolón de las galeras había perdido sus funciones ofensivas y, ahora, sobreelevado en la proa, servía para apoyar el largo bauprés. Las superestructuras del alcázar y del castillo seguían siendo altas pero de menores proporciones que en la Carraca y más estilizadas, especialmente en el castillo de proa. Las baterías artilleras principales se localizaban en dos o tres puentes bajo cubierta y, en el castillo y los alcazarillos, se ubicaban las piezas menores.

Un galeón del siglo XVI tenía unos 45 metros de eslora que se incrementó con el paso de los años. Su arboladura estaba compuesta por tres palos. El mesana tenía tres velas cuadradas de las que la más baja servía para equilibrar la gran gavia del palo mayor. Éste último aparejaba tres velas cuadradas en la que la vela inferior o gran gavia representaba casi la mitad de velamen. El trinquete tenía una vela latina y, sobre ésta, una vela cuadrada. En los más grandes existía un cuarto palo a popa llamado contramesana o buenaventura con una vela triangular cuyos cabos o escotas se fijaban en un asta horizontal que sobresalía por popa y se denominaba botalón. En el bauprés portaba un vela cuadrada de cebadera a la que se unió, a finales del XVI, la vela denominada contracebadera.

BARCOS DE VELA   image022 BARCOS DE VELALas grandes flotas españolas, francesas, holandesas e inglesas estaban equipadas con un gran número de galeones.
Las técnicas constructivas de los galeones variaban según los países pero, por regla general, Inglaterra estaba por detrás de españoles, franceses y holandeses.
A mediados del siglo XVII el galeón evolucionó hacia barcos más grandes, con menor ornamentación y mayor eficacia y potencia de fuego; esta evolución hacia lo que sería el navío de línea era ineludible para hacer frente a las mayores exigencias de la guerra, por eso algunos galeones como el sueco Wasa, apenas se distinguían de los grandes navíos del XVIII.

El galeón está íntimamente vinculado a la historia de España ya que de sus arribadas regulares a los puertos españoles, provenientes de las Indias, dependía la economía española para sostener las frecuentes guerras en Europa a fin de mantener la posición como primera potencia mundial. Esta dependencia desvió la guerra hacia el mar ya que el resto de las potencias se dedicaron a interceptar los envíos de oro a España como forma de impedir el esfuerzo de guerra español. En el Pacífico, el galeón de Filipinas era el encargado de mantener la comunicación entre Manila y los puertos mejicanos y, a través de éstos, con España.

Santissima Madre

BARCOS DE VELA   image023 BARCOS DE VELA

Nación: República de Venecia

Construcción: 1550 aprox.

Desplazamiento: 400 toneladas

Eslora: 41 metros

Armamento: 38 cañones

Tripulación: 230 hombres

Venecia, que había sido una gran potencia naval en el Mediterráneo, había decaído mucho durante el siglo XVI. Sin embargo, seguía construyendo grandes barcos para proteger sus importantes rutas comerciales. Uno de los últimos grandes barcos venecianos era el Santissima Madre. Con líneas suaves y ligeras, casi sin decoraciones, presentaba ciertas incomodidades por la escasa altura de sus puentes. La altura del alojamiento del capitán era de 1’84 metros. Más incómodos estaban los tripulantes cuyo alojamiento tenía sólo 1’64 metros de altura. La peor parte la llevaban el piloto y el contramaestre en su incómodo cubil con sólo 1’42 metros de altura. Como novedad presentaba el Santissima Madre un complejo sistema de cofas en los palos que no sólo servía para la maniobra de las velas, sino para la defensa y ataque con los arcabuces.

 

BARCOS DE VELA   image024 BARCOS DE VELA

Judith

Nación: Inglaterra

Construcción: 1559

Desplazamiento: 736 toneladas

Eslora: 36 metros

Armamento: 16 culebrinas de 18 libras y 10 medias culebrinas de 9 libras en dos puentes

Tripulación: 120

El Judith está vinculado al nombre del pirata inglés Sir Francis Drake. Este poco escrupuloso individuo tomó el mando del Judith a los 20 años de edad y participó, en 1567, junto con otros dos galeones corsarios al mando de Hawkins, otro célebre pirata inglés, en una expedición a las costas de Méjico. En estas se hallaban cuando fueron descubiertos por una escuadra española frente a la Isla de San Juan de Ulúa. Drake, en un alarde de valor, huyó sin combatir dejando a su camarada y jefe Hawkins sólo ante el enemigo que lo puso en fuga. Los datos reales de la historia sirven para desmitificar muchos de los tópicos y leyendas urdidos por la meca del cine.

 

 

San Martín

BARCOS DE VELA   image025 BARCOS DE VELA

Nación: España

Construcción: 1567

Desplazamiento: 1000 toneladas

Eslora: 37 metros

Armamento: 18 culebrinas de 18 libras; 22 medias culebrinas de 9 libras y 12 cañones pequeños en dos puentes y alcázar.

Tripulación: 117 marineros y 300 soldados

El San Martín era el buque insignia de la Armada Invencible e izaba la insignia de D. Alonso Pérez de Guzmán, Duque de Medina Sidonia. El San Martín formaba parte de la escuadra de galeones de Levante que, junto a las escuadras galeones de Guipúzcoa, Vizcaya, Castilla, Andalucía y las escuadras de jabeques y galeazas, eran el núcleo de la flota española de la época. A ella se unieron las galeras de la flota de Portugal en su aventura inglesa. Más de 130 barcos, 8000 marineros y 19.000 soldados partieron a la conquista de Inglaterra. Navegaban hacia Holanda para recoger a los Tercios de Flandes y castigar la constante piratería inglesa contra los barcos y las costas españolas. La Invencible penetró en el Canal de La Mancha en perfecta formación navegando hacia Flandes para recoger a los Tercios de Alejandro Farnesio. En varias ocasiones los ingleses, que en esa época tenía una flota de 193 barcos de guerra, intentaron interceptar a los españoles sin éxito a lo largo del Canal, especialmente durante el combate de Plymouth. Para entonces los ingleses habían disparado 100.000 balas de cañón sin hundir nada. Cuando la Armada Invencible fondeó en Gravelinas, los ingleses intentaron el ataque en toda regla con brulotes; ni uno dio en el blanco. A pesar del mito, el resultado de las acciones inglesas no fue nada halagüeño para los ingleses ya que no lograron hundir ningún barco. Sólo pudieron capturar 6 desarbolados por las tormentas, permaneciendo indemne el grueso de la flota española. Sin embargo se había producido un vuelco en la situación estratégica porque en Flandes los Tercios tenían que hacer frente a una nueva insurrección. Al no contar con tropas de tierra para la invasión, y haberse gastado casi toda la pólvora, el Duque de Medina Sidonia, ordenó regresar a España bordeando las costas de Escocia e Irlanda, en una peligrosa odisea que hizo naufragar varios barcos.

 

BARCOS DE VELA   image026 BARCOS DE VELA

San Juan

Nación: España

Construcción: 1576

Desplazamiento: 970 toneladas

Eslora: 40 metros

Armamento: 18 culebrinas de 18 libras; 10 medias culebrinas de 9 libras; 20 cañones menores en dos puentes y alcázar

Tripulación: 119 marineros y 70 soldados

El San Juan formaba parte de la Flota de Galeones de Castilla. Después de la Batalla de Gravelinas la Armada Invencible hubo de regresar a España bordeando las costas inglesas del Mar del Norte. Al poco de superar las Islas Orcadas, estalló una violenta tormenta en cuyo transcurso encallaron y se perdieron 25 galeones. Casi sin alimentos y agua, algunos buques, como el San Juan, tuvieron que hacer operaciones de desembarco en costas irlandesas para aprovisionarse de lo imprescindible para continuar el viaje. En varias ocasiones, al llegar a tierra tuvieron que combatir con las tropas inglesas. Al final llegaron a las costas gallegas la mayoría de los barcos de la Invencible, sólo treinta galeones, tres galeazas y una galera se perdieron. No fue tan gran desastre. Como curiosidad histórica hay que señalar que las tripulaciones españolas que naufragaron y alcanzaron tierra fueron apaleadas y asesinadas por las tropas inglesas pereciendo de esta manera unos 1500 hombres.

 

Saint Louis

BARCOS DE VELA   image027 BARCOS DE VELA

Nación: Francia

Construcción: 1626

Desplazamiento: 865 toneladas

Eslora: 44 metros

Armamento: 20 cañones; 24 cañones; 12 menores en dos puentes y alcázar

Tripulación: 310 hombres

La flota francesa había decaído mucho en la época del primer Borbón. El Primer Ministro de Luis XIII, Cardenal Richelieu, encargó en Holanda la construcción de cinco galeones que habrían de servir de modelo a los astilleros franceses, bastante anticuados por aquellos tiempos. Una de estas unidades era el Saint Louis, que presentaba varias novedades. Una de ellas era una rejilla de metal que cubría el puente evitando que los palos que se desprendían durante el combate, cayeran sobre la tripulación. Por su parte algunas zonas del puente y del castillo estaban provistas de un suelo de enrejados que facilitaban la evacuación de los humos de la batería inferior.

 

BARCOS DE VELA   image028 BARCOS DE VELA

Wasa

Nación: Suecia

Construcción: 1627

Desplazamiento: 1.400 toneladas

Eslora: 70 metros

Armamento: 28 cañones de 24 libras; 22 de 24 libras y 16 cañones pequeños en tres puentes

Tripulación: 133 marineros y 300 soldados

Durante la Guerra de los treinta Años (1618-1648) la flota sueca necesitaba dominar el Báltico para poder combatir con los imperiales. El Wasa, denominado así en honor de la dinastía reinante en Suecia, fue botado en 1628. El diseño muestra la evolución del galeón hacia lo que sería el navío de línea. Su castillo de popa medía 60 metros de altura, de ellos 15 sobre el nivel del mar. El palo mayor se alzaba 52 metros y su espejo de popa estaba ricamente adornado. El 10 de agosto de 1628 el Wasa se hacía a la mar por primera a la mar. Apenas llevaba navegados 100 metros cuando una ráfaga repentina de viento, por estribor, le hizo escorarse. El barco llevaba las portas de las baterías abiertas y el agua entró como una tromba por ellas haciendo naufragar. Con él se fueron al fondo 50 hombres y 100.000 riksdaler, que equivalía a 50 millones de dólares. En 1961 fue recuperado y hoy está en un museo naval de Estocolmo.

 

Eendracht

BARCOS DE VELA   image030 BARCOS DE VELA

Nación: Holanda

Construcción: 1647

Desplazamiento: 1.126 toneladas

Eslora: 45 metros

Armamento:20 cañones de 42 libras; 16 de 24 libras y 20 menores en dos puentes

Tripulación: 226 marineros y 360 soldados

Los galeones holandeses eran, por lo general, más bajos que sus coetáneos españoles, ingleses y franceses. Sus alcázares y castillos eran de líneas más bajas para evitar que, en las maniobras bruscas, quedase afectada la estabilidad y maniobrabilidad de los galeones que, frecuentemente, tenían que combatir entre bajíos. El Eendracht participó el las confrontaciones con los ingleses. Durante la segunda guerra angloholandesa el barco saltó por los aires cuando combatía con el Royal Charles.

 

BARCOS DE VELA   image031 BARCOS DE VELA

Sophia Amalia

Nación: Dinamarca

Construcción: 1650

Desplazamiento: 1.118 toneladas

Eslora: 47 metros

Armamento: 24 cañones de 42 libras y 22 de 24 libras en dos baterías

Tripulación: 585

Durante el siglo XVII estallaron varias guerras entre Dinamarca y Suecia por el control del Báltico. El Sophia Amalia estaba construido con madera de robles que fue el material estándar hasta finales del siglo XVIII en que se optó por la madera de teca, mucho más resistente. El espesor de la quilla era de 70 cm en su parte central; las cuadernas tenían un grosor de 35 cm y las tablas laterales que constituían el casco alcanzaban el metro de espesor. El puente de cubierta constaba de comentos cuyo grosor era de 10 cm. Los baos tenían una sección de 18 cm de lado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                          

BARCOS DE VELA   image006 BARCOS DE VELA

Capítulo VI

NAVÍOS DE LÍNEA

A mediados del siglo XVII se producen dos fenómenos que revolucionarían el arte de la guerra en el mar.

En primer lugar, las marinas de guerra adoptan la disposición de línea de combate como medio de afrontar las batallas lo que supone un cambio táctico que da nombre a los grandes buques de la época, los "Navíos de Línea ". Para lograr esto era preciso que todos los buques que componían la línea pudieran desarrollar la misma velocidad, fueran igual de maniobreros y dispusieran de suficiente armamento.

BARCOS DE VELA   image032 BARCOS DE VELAEn segundo lugar, las renovaciones técnicas permiten barcos más grandes y mejor artillados. Se adopta el sistema de doble cuaderna que confería al armazón mayor resistencia y el doble armazón, llegando el grosor de los costados, con frecuencia, a 60 cm; a principios del siglo XVIII se generaliza en Europa el timón de rueda, en lugar de la barra horizontal como medio de gobierno del navío; se comienzan a utilizar también las bombas de achique y el aparejo se estandariza suprimiendo algún tipo de velas y creando otros como el estay. El desplazamiento oscilaba entre las 1.200 TM, en los de 3ª clase, hasta las 4.000 TM en los mayores.

Los navíos de línea eran la fuerza principal de una escuadra. Disponían de dos o tres baterías de cañones situadas en las cubiertas, lo que le otorgaba un gran poder ofensivo, pero como contrapartida, eran lentos y de maniobra complicada.

Se clasificaban en tres partes. Los de primera clase armaban entre 98 y 120 cañones en tres baterías, con la excepción del mayor navío de línea construido, el Santísima Trinidad de la Real Armada Española, con 140 cañones en cuatro baterías. Los de segunda clase portaban entre 74 y 98 cañones en dos o tres puentes según su desplazamiento. Los de tercera clase, con dos puentes, llevaban de 60 a 74 cañones de diversos calibres.

BARCOS DE VELA   image033 BARCOS DE VELALa historia de los siglos XVII y XVIII no se entendería sin hablar de las carreras navales entre las mayores potencias de la época. Durante el siglo XVII, Inglaterra y Holanda se disputaban el dominio del Mar del Norte. La mayoría de los enfrentamientos entre holandeses e ingleses se saldó con triunfos de los primeros. En el siglo XVIII, la carrera naval se disputó entre Francia, Inglaterra y España. Esta última realizó un gran esfuerzo constructor durante el reinado de Carlos III gracias al Marqués de la Ensenada. A finales del siglo XVIII Inglaterra tenía más de 200 navíos de línea; Francia, 86 buques de esta clase que eran más robustos y más manejables que los Ingleses. España, 78 navíos, se decantó por buques de línea más robustos y grandes, a caballo entre Francia e Inglaterra, cuyo máximo exponente es el "Santísima Trinidad ", el más poderosamente armado y el único con cuatro baterías.

De esta época data el principio instaurado en la marina británica (Two Powers Standard) según el cual la marina británica debería ser igual que las otras dos siguientes juntas. Este principio terminó con el tratado de Washington en 1922 donde se vio obligada a aceptar la paridad con EE.UU.

 

BARCOS DE VELA   image034 BARCOS DE VELA

Royal Sovereign

Nación: Inglaterra

Construcción: 1654

Desplazamiento: 1.637 toneladas

Eslora: 71 metros

Armamento: 106 cañones en tres puentes. 36 de 42 libras, 32 de 24 libras, 22 de 18 libras y 16 de 12 libras.

Tripulación: 780

Construido por encargo de Carlos I de Inglaterra y denominado inicialmente Sovereing of the Seas, era un navío de tres puentes de primera clase con más de 100 cañones y ricamente ornamentado en el alcázar. Presentaba, no obstante, problemas de estabilidad por lo que fue sometido a amplias reformas y transformado en un navío de dos puentes artillado con 100 cañones pasando a llamarse Royal Sovereing. Se situaron los cañones más pesados en la cubierta inferior para aumentar la estabilidad. El 10 de julio de 1690 participó en la Batalla de Beachy Head contra la flota francesa del Almirante Conde de Tourville donde trabó combate sucesivamente con tres navíos franceses de 60 cañones que le causaron severas averías obligando al Almirante inglés Herbert a retirarse. Se perdió en un incendio en 1696.

 

Soleil Royal

BARCOS DE VELA   image035 BARCOS DE VELA

Nación: Francia

Construcción: 1669

Desplazamiento: 1.630 toneladas

Eslora: 61 metros

Armamento: 106 cañones en tres puentes. 36 de 42 libras, 28 de 24 libras, 26 de 18 libras y 16 de 9 libras

Tripulación: 836

El Navío de tres puentes de primera clase Soleil Royal fue uno de los más grandes buques franceses del siglo XVII. En su construcción se tuvo en cuenta el tipo de misiones y los lugares donde navegaría para seleccionar las maderas. En 1690 izaba la insignia del almirante Tourville en la primera de una larga serie de batallas navales entre Francia e Inglaterra. Su velamen era de los más complejos de la época, y constaba de 10 velas cuadradas, incluida cebadera y contracebadera en el Bauprés, y una gran vela latina en el palo de Mesana. Participó en las batallas de Bevéziers (1690) y Barfleur (1692) donde hizo frente a tres adversarios poderosamente armados. Aunque la victoria fue francesa, el Soleil Royal encalló cerca de Cheburgo, y fue hundido por un brulote inglés, que lo incendió.

 

BARCOS DE VELA   image036 BARCOS DE VELA

San Felipe

Nación: España

Construcción: 1693

Desplazamiento: 1.890 toneladas

Eslora: 63 metros

Armamento: 110 cañones en tres puentes. 50 de 32 libras, 30 de 24 libras, 22 de 18 libras y 8 de 9 libras

Tripulación: 684

El San Felipe era un navío de tres puentes de primera clase que fue botado en los astilleros de La Coruña. Se construyó sin escatimar materiales, con doble tablazón, interna y externa, lo que dotaba a su casco de gran resistencia. El revestimiento que cubría el casco era de madera de encina. La longitud de estas tablas, llamadas "Hiladas o trancas" era de 8 metros y tenían 25 centímetros de espesor. Los demás elementos de barco eran de madera de encina, olmo y pino. Como los efectos de la dilatación de las tablas podía afectar a su impermeabilidad, se calafateó el casco introduciendo, entre tabla y tabla, estopa empapada en pez y alquitrán. Además se forró el casco con una mixtura de alquitrán vegetal y resina. Sobre esta capa se superpuso otra de borra (pieles de animales mezcladas con cuerdas alquitranadas) y por último, se recubrió con un tablazón de madera de roble de 2 cm de espesor. Otra novedad era el sistema para levar anclas (que pesaban 80 quintales las dos grandes y 40 quintales las dos pequeñas) consistente en dos cabrestantes. El mayor con dos campanas, una en el primer puente y la otra en el segundo, lo que permitía aplicar doble fuerza en dos planos. No participó en ningún combate y fue desguazado en 1736.

 

Protecteur

BARCOS DE VELA   image037 BARCOS DE VELA

Nación: Francia

Construcción: 1760

Desplazamiento: 1.600 toneladas

Eslora: 56 metros

Armamento: 74 cañones en dos puentes. 30 de 24 libras, 30 de 12 libras y 14 de 8 libras.

El Protecteur era un bajel de dos puentes de segunda clase que formaba parte de la Escuadra del Almirante Conde D’Estaing en su misión de apoyo a los colonos americanos durante la Guerra de Independencia de los EE.UU. EN 1778 la flota francesa se encontró frente a la isla caribeña de Granada con una escuadra inglesa mandada por el Almirante Byron. El combate se saldó con una victoria francesa al perder los ingleses tres navíos y huir aceleradamente. En el transcurso de la batalla, el Protecteur desarboló al inglés Cornwall. Tras la batalla fue modificado y su vida duró hasta 1784.

 

BARCOS DE VELA   image038 BARCOS DE VELA

Victory

Nación: Inglaterra

Construcción: 1765

Desplazamiento: 3.225 toneladas

Eslora: 69 metros

Armamento: 106 cañones en tres puentes. 32 de 42 libras, 30 de 24 libras, 30 de 12 libras, 12 de 12 libras y 2 carronadas

Tripulación: 850

El navío de tres puentes de primera clase Victory fue construido de manera similar al San Felipe. Era el quinto en portar ese nombre en la marina inglesa. Para la quilla se utilizó madera de olmo de medio metro de espesor y para el armazón madera de encina inglesa. El tablazón interno y externo era de encina del Báltico y cada uno de ellos estaba formado por tres estratos de 12 cm de espesor. Durante trece años permaneció en puerto a causa de los problemas de la corrosión de la madera del casco. En 1778 participó en la batalla contra la flota francesa del Almirante Ushant. En 1780 se forró su carena con 3.923 placas de cobre para evitar la acción corrosiva de los moluscos. El peso del forro era de 17 toneladas. En 1805 era el buque insignia del Almirante Nelson durante la Batalla de Trafalgar. Durante un ataque al Bucentaure francés y al Santísima Trinidad español, fue herido de muerte Nelson. El disparo que causó su muerte procedía del navío francés Redoutable. Actualmente es un museo flotante en el dique 2 de Portsmouth. Su historia no es tan brillante como dice la leyenda.

 

San Juan Nepomuceno

BARCOS DE VELA   image039 BARCOS DE VELA

Nación: España

Construcción: 1779

Desplazamiento: 1500 toneladas

Eslora: 66 metros

Armamento: 74 cañones en dos puentes. 30 de 32 libras, 32 de 22 libras y 12 de 9 libras

Tripulación: 637

Las diferencias entre el San Juan Nepomuceno, bajel de dos puentes de tercera clase, y las grandes fragatas eran mínimas. Al igual que ellas tenía una línea de puente bastante despejada y un espejo de popa sin apenas ornamentación. Además incorporaba una novedad en los bajeles de línea que era una popa redondeada, privativa hasta entonces de las fragatas. La idea era la creación de un navío ligero, capaz de enfrentarse a las fragatas, en condiciones ventajosas. Sin embargo, el resultado no fue el esperado. El San Juan Nepomuceno no poseía excesiva velocidad ni maniobrabilidad, características de las fragatas, y no pudo ser empleado en misiones de avanzada o de caza de unidades más ligeras, y ni siquiera podía enfrentarse con posibilidades razonables de éxito a unidades más lentas y poderosamente armadas. Como todos los barcos españoles, tenía cubierta la carena por planchas de cobre para evitar los efectos de la broma. Esta es un molusco que segrega una enzima que ataca la celulosa de la madera causando graves daños.

 

Al mando del Brigadier D. Cosme Damián Churruca participó en la Batalla de Trafalgar. Enfrentado a seis navíos ingleses, su defensa provocó una gran admiración de los británicos y sólo, después de varias horas de combate, se rindió cuando su capitán yacía muerto sobre cubierta y más de la mitad de la tripulación estaba muerta o herida. Varias veces fue requerido de rendición y la respuesta de su capitán fue siempre la misma :"Mi navío no se rinde ". Fue conducido a Gibraltar donde permaneció varios años hasta su desguaze.

BARCOS DE VELA   image040 BARCOS DE VELA

Alexander Newsky

Nación: Rusia

Construcción: 1824

Desplazamiento: 3.200 toneladas

Eslora: 70 metros

Armamento: 116 cañones en tres puentes. 40 de 32 libras, 36 de 24 libras, 32 de 18 libras y 8 de 9 libras

Tripulación: 754

El Alexander Newsky fue uno de los últimos navíos de línea construidos y el mayor buque ruso de la época. Este bajel de línea de primera clase y tres puentes, representa la estética de los últimos señores de vela. Su formas aparecen despojadas de aparatosas estructuras y su alcázar de popa prescinde de complejas ornamentaciones. Durante siglos, Rusia aspiraba a ser una potencia naval con puertos abiertos al Báltico y al Mediterráneo. Por eso, durante el siglo XVIII, emprendió las grandes campañas contra los suecos en el Báltico, en tiempos del Zar Pedro I. Aseguradas sus bases en el norte, a finales del siglo comenzó sus luchas con el Imperio Otomano para lograr la conquista de Estambul, la antigua Constantinopla bizantina, de quienes los zares rusos se consideraban sucesores, y la liberación de los pueblos eslavos en manos del Islam. El objetivo se cumplió, a medias, con ocasión de la Guerra de Independencia de Grecia. En 1824, una flota combinada franco-ruso-inglesa, en apoyo de los griegos, entraba en combate con la flota turco-egipcia en Navarino. Este fue una batalla sangrienta que acabó con el poder naval otomano y en la que el Alexander Newsky tuvo un papel destacado. En el combate dañó y capturo al buque insignia turco, único barco de esta flota que se rindió. La mayoría de los demás pereció en el combate después de causar severos daños a la flota aliada. Rusia, tras una guerra por su cuenta con Turquía, logró por primera vez penetrar en la historia del Mediterráneo como potencia naval.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARCOS DE VELA   image006 BARCOS DE VELA

Capítulo VII

FRAGATAS

Durante el siglo XVIII las fragatas comenzaron su apogeo en todas las marinas, si bien las primeras habían hecho su aparición en el siglo anterior.

Se buscaba un barco robusto y con un considerable poder ofensivo pero más maniobrero y rápido que los grandes navíos de línea. La fragata era por tanto un navío de menor porte y con una sola batería. Su aparejo era similar al de los grandes navíos: tres palos y todos ellos con velas cuadradas, excepto la cangreja del palo de Mesana.

La fragata tipo de principios del XVIII solía desplazar entre 200 y 300 toneladas e iban armadas de 30 a 40 cañones. Mas tarde aumentaron su tonelaje y armamento y prácticamente llegaron a igualar a los navíos de línea menores cuando comenzaron a montar una segunda batería.

A finales del siglo XVIII y principios del XIX aumentaron su desplazamiento hasta las 800 y 1.200 toneladas, y en 1830 sobrepasaban las 1.500 toneladas convirtiéndose en las unidades principales de cualquier armada. Ello no quiere decir que, además de las fragatas tipo, existieran fragatas mayores casi equiparables a los navíos de línea.

 

BARCOS DE VELA   image041 BARCOS DE VELA

Garzota

Nación: España

Construcción: Palma de Mallorca (1761)

Desplazamiento: 700 toneladas

Eslora: 52 metros

Artillería: 24 cañones de 26 en cubierta, 2 de 26 en alcázar, 4 de 8 en castillo

La Garzota fue construida para complementar a la escuadra de jabeques. Se trataba de una fragata pequeña pero rápida capaz de apoyar con su fuego a los jabeques tanto en sus luchas contra los corsarios berberiscos como en las acciones para la guerra de corso en el Mediterráneo. Esta fragata participó activamente en las luchas que, en 1780, se prodigaron en torno a Menorca ocupada por los Ingleses varias veces desde la Guerra de Sucesión española a principios del siglo XVIII. Su presencia, junto con los jabeques de la Real Escuadra, fue decisiva para impedir los refuerzos de tropas inglesas a Mahón y Ciudadela.

 

Torborg

BARCOS DE VELA   image042 BARCOS DE VELA

Nación: Suecia

Construcción: 1770

Desplazamiento: 1.790 toneladas

Eslora: 55 metros

Armamento: 30 cañones de 18 libras, 22 carronadas de 32 libras y 4 cañones de caza de 9 libras en dos puentes.

Tripulación: 315.

Las fragatas suecas desplazaban un gran tonelaje para compensar la escasez de navíos de línea en su marina. Poderosamente armadas, eran empleadas en acciones ofensivas contra el tráfico enemigo. Poseía un alcázar y un castillo prolongados y muy reforzados a lo largo de los cuales asomaba la segunda batería. Lo más característico eran los pasillos que sobresalían por las bordas para facilitar el tránsito entre el alcázar y el castillo sin estorbar el resto de las maniobras. En sus bodegas podían almacenarse suministros para 6 meses de navegación continua sin recalar en puerto.

 

BARCOS DE VELA   image043 BARCOS DE VELA

Serapis

Nación: Inglaterra

Construcción: 1779

Desplazamiento: 1280 toneladas

Eslora: 63 metros

Armamento: 24 cañones de 24 libras; 20 de 18 libras y 6 carronadas.

Tripulación: 350.

Esta fragata era un buque de los denominados de sexta clase en la marina inglesa, a caballo entre las fragatas clásicas y los navíos menores. El día 23 de septiembre de 1779 esta fragata, que escoltaba un convoy de 40 barcos, se encontró en el Mar del Norte, cerca de Newcastle, con el buque estadounidense Bonhomme Richard recientemente comprado a los franceses. El plena guerra de independencia, la fragata Serapis abandonó la escolta para ir a la caza del buque americano. En el combate que duró 2 horas, el Bonhomme Richard llevó la peor parte pero, al quedar trabados los buques por el bauprés, la tripulación estadounidense se lanzó al abordaje conquistando la fragata inglesa en el mismo momento en que el navío americano se hundía.

 

Mahonesa

BARCOS DE VELA   image044 BARCOS DE VELA

Nación: España

Construcción: Mahón (1789)

Desplazamiento: 1.100 toneladas

Eslora: 53 metros

Artillería: 24 cañones de 26 en cubierta, 2 de 26 en alcázar, 8 de 8 en castillo

Esta fragata constituyó, junto con las fragatas casi gemelas Esmeralda, Venganza, Diana, Ninfa y Proserpina, el grupo denominado de Las Mahonesas. Cuando fue botada en 1789, se la destino a la base de Cartagena prestando su servicio en la Escuadra del Mediterráneo mandada por el Marqués de Mazarredo. En 1796 es destinada a la escuadra del Atlántico sur al mando del Almirante Lángara, pero no concluye su viaje. A la altura del Cabo de Gata se encuentra con la fragata inglesa Terpsícore de mayor porte y poder artillero; tras un furioso cañoneo que dura casi tres horas, la fragata Mahonesa se ve obligada a rendirse por haber perdido al principio del combate el timón y quedar prácticamente desarbolada.

 

BARCOS DE VELA   image045 BARCOS DE VELA

Pomone

Nación: Francia

Construcción: 1794

Desplazamiento: 1.543 toneladas

Eslora: 55 metros.

Armamento: 32 cañones de 36 libras; 26 de 24 libras y 8 de 9 libras.

Tripulación: 342 hombres

La Pomone se incorporó a la flota francesa en plena Revolución. Estaba diseñada para atacar el tráfico inglés, razón por la que montaba una artillería cuya entidad le aproximaba a los pequeños navíos de línea. Su poder ofensivo le permitía batirse en condiciones de superioridad con las fragatas medias de los países aliados contra Francia y su superior velocidad facilitaba la huída en el caso de encontrarse con los grandes navíos de línea españoles o ingleses. Sirvió en operaciones en las Antillas, Mediterráneo y las costas inglesas.

 

Constitution

BARCOS DE VELA   image046 BARCOS DE VELA

Nación: EE.UU.

Construcción: 1795

Desplazamiento: 1.677 toneladas

Eslora: 53 metros

Armamento: 30 cañones de 24 libras; 22 carronadas de 32 libras.

Tripulación: 540

Al finalizar la Guerra de Independencia, los Estados Unidos construyeron tres fragatas de poderoso armamento para proteger su tráfico mercante con Europa hostigado por las fragatas inglesas y los jabeques de Bey de Argel. La Constitution es un ejemplo de ello. Era bastante más poderosas que las fragatas inglesas, francesas o españolas de la época y capaz de enfrentarse a navíos de línea de 74 cañones. Tras unas acciones en el Mediterráneo contra los jabeques argelinos, fue destinada en 1812 a atacar el tráfico mercante inglés durante la Guerra de 1812 contra Inglaterra. En esta campaña logró destacados éxitos hundiendo en poco tiempo a dos fragatas inglesas a lo largo de las costas del Brasil.

 

BARCOS DE VELA   image047 BARCOS DE VELA

Irania

Nación: Egipto

Construcción: 1813

Desplazamiento: 2000 toneladas

Eslora: 65 metros

Armamento: 24 carronadas de 42 libras; 18 de 32 libras y 8 de 18 libras.

Tripulación: 678

Egipto era, a principios del siglo XIX, un principado semindependiente que formaba parte del Imperio Turco. Cuando estalló la guerra de independencia griega, la importante flota egipcia acudió en apoyo de la Turca. En aguas de Navarino se encontraron las flotas turco-egipcia y la combinada anglo-franco-rusa que había acudido en apoyo de los griegos. La encarnizada batalla (1827) acabó con el poderío naval turco. En esta batalla, la Irania, insignia de la poderosa flota egipcia mantuvo un duelo mortal durante 3 horas con la fragata francesa Sirène al final de la cual ambos buques se hundieron.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                  

 

 

BARCOS DE VELA   image006 BARCOS DE VELA

Capítulo VIII

CORBETAS

En la primera mitad del siglo XVII se denominó Corbeta a una embarcación alargada de un sólo mástil y dotada de remos. Su origen eran los antiguos navíos mercantes de la Roma Imperial de quien adoptaron su nombre.

La corbeta de guerra surge a mediados del siglo XVIII perdiendo los remos y portando aparejo de velas cuadradas. Al principio llevaban dos palos con una vela (cebadera) en el Bauprés. Más adelante, su aparejo se elevó a tres palos de gran altura con velas cuadradas a las que se añadió una vela de cangreja en el palo de Mesana.

Iban armadas con una sola batería en el puente de cubierta, oscilando su potencia de fuego entre las 16 y las 26 piezas.

En realidad eran pequeñas fragatas a las que se les dotó de mayor superficie en el velamen. Existían dos clases, la corbeta y la corbeta ligera. Esta última derivó, con el transcurso del tiempo, hacía el aparejo de una sola vela, siendo el origen del denominado Cúter.

Su misión básica era el reconocimiento, escolta, transmisión de órdenes y el corso.

Fueron los primeros navíos a los que se incorporó el vapor y la hélice.

Cygnuscorbeta ligera

BARCOS DE VELA   image048 BARCOS DE VELA

Nación: Francia

Construcción: 1.770

Desplazamiento: 385 toneladas

Eslora: 42 metros

Armamento: 18 cañones de 6 libras

Tripulación: 140

 

 

Esta corbeta fue construida en Francia en 1770. Durante una de las múltiples guerras entre Francia e Inglaterra durante el siglo XVIII, fue apresada por cuatro fragatas inglesas en 1779. Posteriormente entró en servicio en la marina inglesa hasta su pérdida en 1789.

BARCOS DE VELA   image049 BARCOS DE VELA

Rattlesnakecorbeta ligera

Nación: Estados Unidos

Construcción: 1780

Desplazamiento: 420 toneladas

Eslora: 53 metros

Armamento: 10 carronadas sobre el puente

Tripulación: 95

El primer barco proyectado y construido en Estados Unidos. Como no podía ser de otra manera, tratándose de los Estados Unidos, fue construida con capital privado. Se destinó a la guerra del corso, teniendo su bautismo de fuego en la batalla de Chesapeake Bay. Después de largo tiempo operando en el Atlántico , se desguazo en 1817.

 

 

 

 

 

 

General Pike - corbeta

BARCOS DE VELA   image050 BARCOS DE VELA

Nación: EE.UU.

Construcción: 1813

Desplazamiento: 560 toneladas

Eslora: 59 metros

Armamento: 26 cañones de 24 libras y 2 carronadas de 24.

Tripulación: 175

 

 

A principios del siglo XIX los Estados Unidos comenzaban a comerciar activamente con Europa y África. Como a menudo sus mercantes eran víctimas de piratas y corsarios, el Congreso decidió la construcción de diversas unidades para la marina de guerra a fin de proteger el comercio. Además de las grandes fragatas como la Constitution, se decantaron por la construcción de corbetas potentemente armadas capaces de enfrentarse a los navíos corsarios en condiciones de superioridad. Para ello sacrificaron la estabilidad y fortaleza en aras a una mayor velocidad que les permitiera cazar a los adversarios, en condiciones de superioridad, o rehuir el combate si el enemigo era más poderoso. Siguiendo esta teoría se construyó el General Pike, cuya superficie vélica era mucho mayor que la de sus congéneres de la época. Un dato curioso es que el palo mayor medía 65 metros, bastante más que la eslora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARCOS DE VELA   image006 BARCOS DE VELA

Capítulo IX

BERGANTÍNES Y GOLETAS

Surgido a finales del S. XVII, se caracterizaba por su alta arboladura y su gran superficie vélica; el bergantín era un barco rápido y manejable, al que se dotaba con catorce a dieciséis cañones, siendo utilizado como aviso o corsario.

El bergantín aparejaba velas cuadradas en sus dos mástiles, con una cangreja en el palo mayor, también llevaba velas de estay, foque y cebadera en el bauprés. Como novedad presentaba grandes orificios en la parte inferior de las velas para que el agua desapareciese rápidamente de su superficie.

Al lado del bergantín hemos de situar a la goleta. Las misiones encomendadas a la goleta eran las mismas que las del bergantín. Su diferencia básica era el tipo de arboladura y aparejo. Mientras el bergantín aparejaba velas cuadradas, la goleta las llevaba de cuchillo. Más adelante, los aparejos de estos navíos se combinaron dando lugar a subclasificaciones como el bergantín-goleta (que aparejaba velas cuadradas en el palo de mesana, y velas de cuchilla en los restantes ), la goleta de gavia (con velas de cuchillo en todos los palos , salvo una vela cuadrada en la gavia de mesana ), goletas mixtas (con velas de cuchillo y cuadradas en todos sus mástiles)

BARCOS DE VELA   image051 BARCOS DE VELA

Tonnant – Bergantín

Nación: Francia

Construcción: 1793

Desplazamiento: 620 toneladas

Eslora: 31,80 metros

Armamento: 18 cañones de 24 libras, 4 carronadas ajustables

Tripulación: 127

Este bergantín es un ejemplo típico de nave comercial adaptada para la guerra del corso. La "patente de corso" era una actividad apoyada por las naciones que la concedían a todo aquel que pudiera armar un barco y pagar una tripulación. Fue abolida por el Congreso de París de 1856, pero España, Estados Unidos y Méjico se negaron a la firmar el acuerdo internacional y continuaron su práctica. El Tonnant recorrió los mares durante mucho tiempo, en especial el Atlántico en busca de naves inglesas procedentes de las Indias. Su velamen era particularmente grande respecto a las dimensiones del casco, se componía de siete velas cuadradas, dos foques y una cangreja en la mesana.

 

Intrépida - Goleta de gavias

BARCOS DE VELA   image052 BARCOS DE VELA

Nación: España

Construcción: Ibiza (1829)

Desplazamiento: 160 toneladas

Eslora: 24 metros

Artillería: 16 cañones de 8 libras en cubierta

 

Esta goleta fue destinada específicamente a labores de guardacostas y represión del contrabando en las costas del Mediterráneo. Su vida no fue larga, pues ya no figuraba en las listas navales de la Real Escuadra de 1836, pero es un ejemplo de las últimas construcciones de pequeños veleros de guerra en España, antes de la introducción del vapor en la propulsión de los barcos.

GD Star Rating
a WordPress rating system
BARCOS DE VELA, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Compartelo con tus amigos!!!

Están buscando...

Artículos relacionados:

8 comentarios
  1. Muy interesante

  2. Esta es la version digital de un libro muy bueno sobre los barcos de vela.
    Es un libro muy interesante.
    Me ha alegrado encontrarlo en internet.

  3. Estoy buscando información sobre una barco hundido en la ria de vigo, mas o menos enfrente de las islas cies o cabo home. supuestamente el nombre puede ser el Caledonian o el New Caledonian. Si alguien sabe donde localizar datos o información, por favor escribir.

  4. Estimados Señores:
    Estoy terminando la segunda edición de mi libro sobre la colonia galesa de Chubut, en la Patagonia.
    Busco alguien que desee dibujar el barco que trajo a los primeros colonos con datos que poseo.
    La única retribución a mi alcance es la mención y reconocimiento especial del autor del trabajo en el libro. Sería la primera representación gráfica existente, pues se han perdido los planos originales.
    Aguardo sus comentarios.
    Muchas gracias.
    Prof. Ricardo Lagiard
    Patagonia

  5. nesesito saber cual es el nombre de el palo de proa
    muchas gracias
    te amo mauu

    • buenas… el nombre del palo de proa se llama baupres

  6. q los varcos de vela son muy utiles para transportarse por el mar ya q antes lo asian con canoas y era mas peligroso ya q podrian morir aogados los q no sabian nadar

  7. muy buena página con un muy buen compendio de veleros. Enhorabuena

Comentar